Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Por qué no podemos usar el celular en el avión?

Evitar el uso de un smartphone o activar el modo avión es igual de importante que abrocharse los cinturones de seguridad al abordar un vuelo.
mar 13 agosto 2019 05:00 AM
el-porque-13ago.jpg
El uso del modo avión es clave para evitar la interferencia de las ondas celulares con los sistemas de una aeronave.

Para quienes tienen una relación codependiente con su celular o los primeros síntomas del Síndrome FOMO (que se produce por miedo a perderse algo o quedarse fuera del avance tecnológico) tomar un vuelo puede ser difícil por una cuestión particular: tener que apagar el smartphone o ponerlo en modo avión. Pero quizá cambies de opinión al saber que puede ser una cuestión de vida o muerte.

La indicación de apagar los celulares o ponerlos en modo vuelo no es un mero capricho de las aerolíneas. En 1963, la Administración Federal de Aviación (FAA) estadounidense determinó que los dispositivos electrónicos portátiles tenían el potencial de causar interferencias con sistemas de radios aéreos y otros sistemas eléctricos y electrónicos, por lo que debían permanecer apagados para evitar que las aeronaves recibieran señales erróneas. Y el celular no es la excepción.

Publicidad

El capitán Santiago López Cadena, secretario de asuntos técnicos y el exterior de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México (ASPA), señala que llevar un celular a bordo con los protocolos adecuados, es decir, apagado o en modo avión, es igual de importante que abrocharse el cinturón de seguridad o enderezar el respaldo de los asientos.

Recomendamos: ¿Por qué no puedes subir botellas de más de 100 mililitros al avión?

¿Un celular con los datos activados basta para afectar la navegación de un avión? No necesariamente, pero si son dos, tres o más pasajeros quienes insistentemente usan su celular sin el modo vuelo activado, puede generar interferencias importantes. López Cadena explica que, al encenderse, el smartphone emite ondas celulares que buscan a las torres de recepción celular más cercana, que en zonas urbanas pueden hallarse en distancias de una milla, pero en zonas despobladas la búsqueda puede extenderse hasta 50.

“Cuando haces una llamada por un teléfono celular, en ocasiones suena un ruido de fondo cuando se acerca a otro aparato receptor. Este ruido lo llegamos a escuchar los pilotos en las telecomunicaciones”, indica.

 

Pero no sólo los sistemas de telecomunicaciones son vulnerables al deseo de una persona por revisar Instagram. Un avión cuenta con una cantidad de componentes eléctricos y electrónicos tan alta y compleja que las ondas celulares también pueden interferir en las señales que existen entre ellos.

“Por ejemplo, los aviones aterrizan con un sistema llamado Instrument Landing System (ILS), que es una frecuencia alta bidireccional en la cual se pueden detectar por parte del avión no solo interferencias celulares, sino de otro tipo de componentes, que puede hacer que se capture un haz falso. De forma remota, sí, pero no es imposible”, asegura el especialista.

Boeing reducirá su producción mensual de aviones tras los accidentes

La belleza del modo avión radica en que bloquea la emisión de las temibles ondas celulares. “La indicación del celular existe por la misma razón que todos los protocolos y procedimientos de seguridad que se instruyen a los usuarios: para evitar accidentes y que la operación de la aeronave sea segura”, concluye López Cadena.

 
Newsletter
Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Ve a tu email y consulta tu suscripción

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad
Publicidad