Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El costo de la energía toca mínimos, pero esto no lo verás en tu recibo de CFE

La caída en los precios de los energéticos y una menor demanda han reducido hasta en 80% los costos anuales de generación de luz, pero las tarifas aún no lo reflejan debido a estas razones.
mié 15 abril 2020 03:31 PM
Parque fotovoltaico ENEL
El consumo en los hogares puede elevarse entre 15% hasta 30% debido a las indicaciones del gobierno de evitar salir de sus casas.

La baja en la actividad económica por las medidas para reducir el ritmo de contagios por covid-19 en México, ha acentuado la baja en los costos de generación eléctrica que se viven desde el año pasado gracias a la entrada de más centrales renovables y a gas natural que permiten sustituir las plantas más costosas que funcionan con combustóleo, diésel o carbón, explican analistas del sector.

Publicidad

Pero esta caída en los costos de hasta 80% en cuestión de unos meses aún no se ha visto reflejada en las tarifas que ofrece la Comisión Federal de Electricidad (CFE) a sus grandes usuarios ni a los domésticos, donde incluso se han visto alzas, apuntan los expertos consultados.

Las tarifas eléctricas domésticas de la CFE muestran un incremento de 4% anual en abril, respecto al mismo mes del año anterior, y de 0.23% respecto a marzo, según cifras del portal de la compañía eléctrica estatal.

La CFE defiende que el alza se debe a que la tarifa debe promediar en el año un incremento igual o inferior a la inflación, según las disposiciones aprobadas por el regulador sectorial, la Comisión Reguladora de Energía (CRE), y que deben aprobarse por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

“La SHCP notificó a CFE los cargos para el año 2020 de las tarifas finales de bajo consumo para uso doméstico el día 19 de diciembre de 2019, donde determina un factor de ajuste mensual de 1.00245, equivalente a la inflación anual al mes de noviembre del 2019 de 3%”, dijo la estatal en un comunicado difundido este martes.

El director general de CFE, Manuel Bartlett, defendió que esto no podía verse como un verdadero aumento, aunque admite que las disposiciones legales le permiten elevar los precios respecto a la inflación, para que al final del año permanezcan sin cambios en términos reales, es decir, descontando este efecto inflacionario.

Pero las tarifas eléctricas a los hogares no gozan en estos momentos de los efectos de la caída en los precios de los energéticos, ni del mayor uso de centrales limpias, por estas mismas disposiciones, y derivado de los subsidios que reciben los hogares al momento de pagar su luz, explica Paul Alejandro Sánchez, director de Ombusman Energía

“La CFE pudo ser más creativa para ayudar a los consumidores domésticos durante esta crisis. No hablamos de no cobrar la luz, pero en lugar de aumentos, pudieron dejar fija la tarifa estos meses”, explica el especialista.

Lee: Los CFO analizan reducir gastos en 3 frentes: nómina, proveedores y costos fijos

Los hogares enfrentan al riesgo de elevar sus facturas eléctricas durante el tiempo que duren las medidas de aislamiento social, debido a que realizarán más actividades en sus casas como el trabajo a distancia, dice el experto.

“Además, en México existe muy poca educación en el consumo del electricidad en el hogar”, dice Sánchez.

El consumo en los hogares puede elevarse entre 15% hasta 30% debido a las indicaciones del gobierno de evitar salir de sus casas para frenar el contagio de covid-19, estima Carlos Morales, especialista en temas eléctricos.

“La gente va a tener que cuidar sus consumos para no saltar a la temida tarifa DAC [que ya no incluye el subsidio de las otras tarifas]”, dice Morales.

Para evitar perder ese subsidio, dicen los especialistas, las personas deben tener cuidado en la forma en que usan electrodomésticos como el refrigerador, en el uso de la televisión, y en las zonas más calurosas del país, del aire acondicionado.

Publicidad

Caídas históricas, pero mismas tarifas

Los sectores industrial y comercial tampoco se han visto beneficiados por la caída en los costos eléctricos, debido en gran parte justo a la caída en la actividad económica del país en varios sectores.

La demanda de electricidad comenzó a tener caídas relevantes desde la primera semana de abril, derivado de las medidas de aislamiento social, lo que tiró el costo de generación eléctrica en el mercado en 8% respecto a una semana anterior, y de 80% frente al mismo periodo de 2019, según un reporte de la consultora especializada Antuko.

Lee: Las aerolíneas elevan a 314,000 mdd las pérdidas por la crisis sanitaria

El precio marginal local del sistema interconectado nacional, que abarca a la mayor parte del territorio, promedió precios de 20 dólares por MW/h en esa semana, y en lo que va de este año se ubica en los 26 dólares; frente a los costos se comparan con los 76 dólares por MW/h de 2019.

Los precios en el mercado eléctrico veían con fuertes bajas desde mediados del año pasado debido a la entrada de más generación limpia como las renovables y gas natural, pero la caída en la demanda energética en estos días va a impulsar esta caída, dice Alfonso Gutiérrez, gerente de Antuko en México

“Un escenario que prevemos es que la demanda eléctrica se reduzca dramáticamente. Lo empezamos a ver en otros países que van más adelante en la curva de contagios por coronavirus, como en España, donde la demanda eléctrica cayó a niveles de 2013”, dice Gutiérrez.

Estos precios reflejan los costos de los generadores para producir la electricidad, y es un componente que define el precio final que cobra CFE a sus usuarios industriales y comerciales. A este costo deben agregarse otros componentes como los costos en los que incurren las propias plantas de la Comisión, y contratos con productores independientes; además de gastos por los servicios de transmisión y distribución de la electricidad, explica Casiopea Ramírez, analista de la consultora Fresh Energy.

“El costo del mercado eléctrico mayorista sólo impacta al 20% del costo total de la tarifa, por eso es que no vemos un impacto tan grande al final del precio de las tarifas de CFE”, detalla Ramírez.

Las diferentes tarifas que se cobran a los grandes y medianos consumidores como los industriales se han mantenido sin grandes cambios en los últimos meses, por lo que no reflejan la importante caída que se ve en los costos del mercado, apunta David Briseño, coordinador de comités técnicos de la Asociación Mexicana de Energía Solar (Asolmex).

“Al final la CFE se beneficia de esta baja de los costos de generación eléctrica, pero es un beneficio que no ha trasladado ni a la industria ni hogares”, dice una fuente de una consultora, que habló bajo condición de anonimato.

La tarifa de Demanda Industria en Subtransmisión (DIST) se ubica cerca de los 2,000 pesos por MW/h en la última semana de marzo, y se ha mantenido en esos niveles desde noviembre de 2018, mientras que el precio marginal local del sistema ha visto un fuerte descenso en ese periodo desde tocar los 1,700 pesos a bajar a menos de 700 pesos por MW/h, según un análisis de la consultora Ektria.

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad
Publicidad