Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El COVID-19 no frena el progreso de la red 5G en México, pero sí lo retrasa

La pandemia incentiva la transición a redes de nueva generación, pero esto podría tomar más tiempo debido al aplazamiento de la licitación y de las subastas de frecuencias del espectro radioeléctrico.
jue 02 julio 2020 11:46 AM
5g.jpg
El 40% de los consumidores está dispuesto a cambiarse a la red 5G en cuanto esté disponible en el país, mientras que 29% solo lo haría si escucha buenas opiniones sobre ella, según Deloitte.

En México, el despliegue de la red 5G estaba en fase de pruebas y los operadores ya se estaban preparando para llevarla a sus clientes. Pero llegó el coronavirus (COVID-19) al país y… nada cambió. Al menos no en estos temas.

Publicidad

De hecho, la pandemia generó una creciente demanda de servicios de telecomunicación. Desde que empezó la etapa de aislamiento social, la necesidad de conexión aumentó entre los mexicanos, lo que dejó en claro la importancia de ampliar y robustecer la accesibilidad impulsando la transición a redes de nueva generación, como la 5G.

“En la pandemia valoramos más el acceso a internet, hubo cambios importantes en el comportamiento de los consumidores. Las complicaciones técnicas se hicieron presentes, pero se volvieron la oportunidad para la transformación digital. Es una nueva forma de adaptarse a la necesidad de la conectividad, de dar una respuesta más rápida”, explica Ricardo Anaya, gerente de producto de Qualcomm, empresa que impulsa el despliegue del 5G en México.

En el mundo, el COVID-19 tampoco frenó el avance de la red de quinta generación. De acuerdo con la asociación comercial de la industria de telecomunicaciones 5G Americas –citando datos de la firma de investigación tecnológica Omdia–, durante el primer trimestre de 2020 se registraron 63.6 millones de conexiones de este tipo en el mundo, lo que significa un crecimiento de 308% respecto al cuatro trimestre del año pasado.

Para el cierre de 2020, se espera que las conexiones 5G alcancen las 238 millones a nivel mundial.

En América Latina y el Caribe, el primer trimestre del año se registraron 3,004 suscripciones a la red de quinta generación, es decir, 142.85% más que el último trimestre de 2019. La expectativa es que se tengan 270,000 conexiones adicionales para el fin de 2020.

“El 5G sigue siendo una tecnología de rápido crecimiento a pesar de la pandemia. La evolución de la red prosigue, en el mercado mexicano se han hecho las pruebas necesarias para ofrecer la tecnología”, menciona José Otero, vicepresidente para América Latina y el Caribe de 5G Americas.

Publicidad

Los desafíos del COVID-19

Pero no todo es color de rosa. Otero asegura que en estos momentos de crisis e incertidumbre no se puede hablar de un lanzamiento en el mercado mexicano. “Es algo improbable”, menciona.

Y no solo porque muchos de los equipos que se requieren para el despliegue son fabricados en países verdaderamente afectados por la pandemia del COVID-19, sino porque se espera que la situación económica empeore en la segunda mitad del año.

“Así que no entra dentro del panorama de ningún operador lanzar una nueva red de servicio móvil cuando tienen que lidiar con una pandemia. Incluso, pueden montar todo para que la red tenga impacto, pero la gente no puede salir a las calles a comprar nuevos dispositivos. Se enfrentan a muchos desafíos, por lo que lo mejor es asegurarse de que las redes 4G tengan un mejor desempeño”, recomienda el vicepresidente.

Dar el salto a la red 5G implica una inversión importante en infraestructura, la cual se ve mermada por ahora debido a la incertidumbre económica. A esto hay que agregarle que es posible ver una pausa en la licitación y subastas de frecuencias del espectro radioeléctrico.

Jesús Romo, director de la consultora especializada en la industria de las telecomunicaciones Telconomia, dice que a pesar de que en México se tenía planeado iniciar estos procesos en 2020, lo más probable es que se aplacen hasta 2021. Esto se definirá en los próximos meses.

La subasta no se va a realizar pronto, pero es importante porque después de su ejecución tienen a producirse nuevos despliegues. Tal y como sucedió en Corea del Sur, después de que el gobierno anunciara el fin de la subasta 5G en junio de 2018, tres operadores de red móvil locales hicieron oficial el inicio del ofrecimiento de estos servicios en abril de 2019.

Romo menciona que en Europa se han aplazado algunas licitaciones por el COVID-19. El Observatorio Europeo de 5G anunció el retraso en Austria, Francia, España y Portugal.

En América Latina, Brasil y Perú decidieron llevar a cabo estos concursos en 2021, pero no necesariamente por la pandemia. En Chile se dijo que la primera fase a la subasta ocurriría antes de mayo de este año, pero no ha sucedido todavía.

Publicidad

¿Cuándo llegará la red 5G a México?

Aunque la respuesta a esta pregunta todavía no está del todo clara, desde Telconomia calculan que entre 2021 y 2023 empezarían a desplegarse los servicios 5G. En el ‘Mobility Report 2020’ de la compañía que ofrece soluciones y equipos de telecomunicaciones Ericsson, se prevé que el país alcanzará 50% de cobertura para 2025.

Este último porcentaje coloca a México como el país de América Latina que más rápido adopte esta tecnología. En la región, la expectativa es contar con 90 millones de suscriptores para los próximos cinco años.

El estudio de Ericsson revela que 57% de los usuarios planea ahorrar dinero para cuidar su economía postpandemia, pero un tercio de ellos planea invertir en 5G y mejorar el ancho de banda de su hogar, justamente para prepararse en caso de una segunda ola de contagios.

En México, la historia es similar. Datos de la consultora Deloitte refieren que 40% de los usuarios nacionales está dispuesto a cambiarse a la red 5G en cuanto esté disponible en el país, mientras que 29% solo lo haría si escucha buenas opiniones sobre ella.

Aquí, el reto lo tienen los operadores, los cuales deberán generar estrategias efectivas para atraer a los usuarios y convencerlos para cambiar a una tecnología que les brinda grandes ventajas, pero a un costo no tan alto.

“Hay que actuar con cautela y demostrarles que se trata de un incremento en la eficiencia del servicio, con una conexión 100 veces más rápida que la actual, lo que permitirá conectar 10 veces más dispositivos de forma simultánea”, agrega el gerente de producto de Qualcomm.

Y parece que esto no será difícil, pues según Ericsson, seis de cada 10 encuestados para su estudio consideraron que la mayor velocidad y la capacidad de las redes 5G habría sido de gran ayuda durante la contingencia sanitaria.

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad