Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Centros comerciales: entre el ocio y la baja en compras

Las plazas de mayor afluencia lograron una recuperación de 40%, mientras que en las tiendas de los aeropuertos es de 20%, y en los 'malls' que comparten espacio con oficinas la caída es de más de 33%.
vie 07 agosto 2020 03:01 PM
Centro comercial
Pese a las imágenes de largas filas, el aforo en la mayor parte de los centro comerciales no pasa de una recuperación del 40%.

La 'nueva normalidad' llegó a los centros comerciales, que abrieron sus puertas con medidas de seguridad, un aforo controlado y filas de cientos de personas que esperan para ingresar.

Publicidad

Casi cuatro meses después del inicio de la emergencia en el país, las aglomeraciones de personas las afueras de las plazas son una postal constante, como ocurrió en Parque Delta, en la Ciudad de México, en el primer día de reapertura, el pasado 8 de julio.

Los especialistas consultados coinciden en señalar que no nos dejemos engañar por las filas: si bien los mexicanos acuden a estos lugares por ocio después de la situación atípica que nos obliga a mantenernos en nuestras casas para evitar los contagios de COVID-19, que los centros tengan una capacidad determinada provoca las largas colas, aunque en realidad el número de asistentes no sea tan elevado.

“Hemos notado que los paseantes ha variado mucho. En la Ciudad de México hay distintos tipos de centros comerciales. Los que están en los puntos más importantes y de mayor afluencia, como es el caso de Parque Delta, lograron una recuperación de 40% del flujo en comparación con el que tenían antes de la pandemia”, afirma Luis Dorame, director de innovación y desarrollo de productos en Atlantia Search.

Las plazas han restablecido sus operaciones de forma escalonada, de acuerdo a las medidas que han implementado los gobiernos locales, quienes también se han encargado de determinar el número de personas que pueden estar en los inmuebles y los locales que pueden subir la cortina, de acuerdo con el semáforo de la emergencia sanitaria, que por ahora se encuentra en color naranja.

Con las operaciones distintas, la recuperación en el número de asistentes tampoco ha sido igual para los comercios. De acuerdo con el directivo de Atlantia Search, la recuperación de las tiendas ubicadas en los aeropuertos es de 20%, mientras que en las plazas que comparten espacio con oficinas la caída en el aforo es de más de 33%.

“Estamos viendo un cambio en el tema de cómo compran, aunque se vean filas, las ventas son pocas. No hay suficiente datos pero es seguro que se han mantenido las tasas de conversión”, comparte Dorame.

Otras de las razones que han llevado a los mexicanos a regresar a los centros comerciales es la percepción de un menor riesgo, dado que en estos lugares es posible controlar la sana distancia en comparación con otras actividades, explica Ricardo Sanroman, socio de la oficina de Bain & Company en la Ciudad de México.

Publicidad

Para Sanroman aunque pareciera que hay muchas personas por las filas, en la realidad el número de gente al interior del inmueble es menor dada las normas que los establecimientos han implementado, por lo que los compradores tienen la percepción de que pueden controlar la exposición que tienen con otras personas y considerar que hay un menor riesgo.

Ofertas y compras tradicionales

El confinamiento ha dado un impulso a la transformación digital, a la que no han sido indiferentes los comercios. Desde tiendas ancla en las plazas, como las departamentales, hasta formatos más pequeños han adoptado las ventas en línea para aminorar el impacto de la contingencia.

Dorame, de Atlantia Search, explica que las ventas electrónicas han crecido cinco veces desde el nivel que mantenían antes de la emergencia. Sin embargo, en algunos casos, los consumidores prefieren realizar compras, dado que algunos comercios no han logrado migrar la experiencia de compra a los canales en línea.

En este sentido, Ricardo Sanroman, de Bain & Company en la Ciudad de México, añade que son algunas categorías en las cuales los compradores prefieren realizar sus compras directo en las tienda, como ocurre con productos de bienes durables.

“La gente necesita ir a tienda a ver qué va a comprar en línea blanca o ropa. En otros casos, tienden a hacer compras más informadas y requieren ver físicamente el producto que van a adquirir, como puede ser una pantalla o un refrigerador, aunque después los adquieran en línea”, opina Sanroman.

A esto se suman las ofertas que las tiendas han lanzado para atraer a los consumidores, lo cual también es un factor para que el flujo de asistentes a los centros comerciales se mantenga constante.

“Los consumidores han respondido a la motivaciones. Nadie está acostumbrado a estar encerrado y van a las plazas por un tema de ocio y porque hay descuentos agresivos por parte de las y estos factores han llevado a qué la gente se anime a asistir a estos lugares”, refiere Dorame.

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad