Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Volkswagen renueva su estrategia para entrar a la era de autos eléctricos

La compañía automotriz necesita, además, liberar efectivo para desarrollar tecnología de vehículos conectados y autónomos, así como nuevas formas de servicios de movilidad.
mar 29 septiembre 2020 01:02 PM
vw.jph
Herbert Diess, presidente ejecutivo de Volkswagen, cree que la valoración de la compañía aumentará una vez que el mercado comprenda cuán rentables son sus vehículos eléctricos.

Volkswagen está revisando el futuro de sus marcas de alto rendimiento Lamborghini, Bugatti y Ducati como parte de una búsqueda más amplia de más economías de escala a medida que cambia a la producción masiva de autos eléctricos.

Publicidad

La junta directiva y los directores de Volkswagen analizarán la estrategia del fabricante de automóviles en una reunión en noviembre y están trabajando en una nueva "lista de tareas pendientes", mientras la compañía intenta duplicar su valor a 200,000 millones de euros (235,000 millones de dólares), dijo un ejecutivo a la agencia Reuters.

La revisión podría resultar en asociaciones tecnológicas para las marcas de autos deportivos y superbikes de alto rendimiento, reestructuración u otras opciones hasta e incluyendo una cotización o venta, explicaron dos ejecutivos que pidieron no ser identificados.

Volkswagen, que también es propietaria de VW, Audi, Porsche, Seat y Skoda, está analizando si tiene los recursos para desarrollar plataformas eléctricas para sus marcas más pequeñas, en un momento en que está invirtiendo miles de millones para transformar sus autos más convencionales.

La dura elección que enfrenta Volkswagen se produce cuando el presidente ejecutivo, Herbert Diess, busca nuevas formas de liberar efectivo para financiar su alejamiento de los motores de combustión, después de que poderosos líderes laborales bloquearon una campaña de reducción de costos en Alemania.

En una entrevista con Reuters, Diess se negó a comentar sobre las marcas de alto rendimiento individualmente, pero reconoció que Volkswagen, que también tiene un establo de camionetas, necesitaba reinventarse para una era de autos eléctricos y autónomos.

Publicidad

"Estamos constantemente mirando nuestra cartera de marcas, esto es particularmente cierto durante la fase de cambio fundamental en nuestra industria. En vista de la disrupción del mercado, debemos enfocarnos y preguntarnos qué significa la transformación para las partes individuales del grupo", mencionó Diess.

"Las marcas deben medirse frente a nuevos requisitos. Por electrificación, por alcance, por digitalización y conectividad del vehículo. Hay un nuevo margen de maniobra y cada marca debe encontrar su nuevo lugar", agregó.

Objetivo aspiracional

Además de construir la arquitectura común de vehículos eléctricos que sustentará a muchas de sus marcas más importantes, Volkswagen necesita liberar efectivo para desarrollar tecnología de vehículos conectados y autónomos y nuevas formas de servicios de movilidad.

El año pasado, Volkswagen vendió 4,554 Lamborghinis, que comienzan en unos 200,000 dólares y cuestan millones para las ediciones especiales. Vendió 82 Bugattis, que tienen etiquetas de precio de siete dígitos, y poco más de 53,000 motos Ducati.

Pero algunos expertos de la compañía cuestionan si vale la pena invertir recursos escasos para producir versiones eléctricas silenciosas si no atraen a los fanáticos de las marcas ruidosas y de alto octanaje.

A diferencia de muchas empresas estadounidenses que pueden aprovechar mercados de capital más líquidos y profundos para recaudar dinero para inversiones, Volkswagen depende más del flujo de efectivo de las ventas de automóviles con motor de combustión para financiar su cambio a vehículos a batería.

"Somos un gran conglomerado y tenemos que luchar con un múltiplo bajo y un descuento de conglomerado. Pero estamos haciendo algo al respecto", dijo Diess, señalando la venta del fabricante de motores Renk y la reestructuración de la marca de camiones MAN.

Publicidad

Diess cree que la valoración de la compañía aumentará una vez que el mercado comprenda cuán rentables son sus vehículos eléctricos, pero se enfrenta a una crisis de inversión a corto plazo después de que los legisladores de la Unión Europea propusieran una reducción de 50% en las emisiones de dióxido de carbono para 2030.

El ejecutivo mencionó que el objetivo de aumentar el valor de mercado de Volkswagen para 2025 sigue siendo válido. "Formulamos la valoración de la empresa de 200,000 millones de euros como un objetivo al que aspiramos".

"Volkswagen está severamente infravalorado cuando se mira su competencia tecnológica, su posicionamiento global y quizás también cuando se ve que, en comparación con la competencia, tenemos los mejores requisitos previos en términos de tecnología", explicó.

Vehículos inteligentes

Ahora, Volkswagen vale 78,000 millones de euros, muy por debajo de la valoración de 187,000 millones de dólares de su rival Toyota, a pesar de que vendió más vehículos que la empresa japonesa el año pasado. Volkswagen vendió 10.96 millones, la mayor cantidad de cualquier fabricante de automóviles en el mundo, mientras que Toyota quedó en segundo lugar con 10.74 millones.

Los analistas dicen que eso se debe a que Volkswagen tiene más marcas, es menos eficiente y tiene costos más altos. El Grupo Volkswagen tenía 671,205 empleados a fines de 2019, muy por encima de los 359,542 empleados de Toyota al final de su último año financiero.

Los banqueros depositan sus esperanzas en el entusiasmo de los inversionistas por las empresas que impulsan el transporte sostenible y en el apoyo de los líderes laborales para las transacciones financieras, que pueden ayudar a Volkswagen a recaudar efectivo para inversiones.

"Lo crucial ahora es gestionar la transición a la electromovilidad. Esa es, con mucho, la mayor palanca para nosotros en esta fase", dijo Diess. "La movilidad individual cambiará drásticamente. La electrificación solo representa de 10% a 20% de este cambio. El gran impulso vendrá de la creciente inteligencia de los vehículos".

BMW va por los vehículos electrificados

Una nueva pila de software para los 10 millones de vehículos de la compañía no llegará al mercado hasta 2023 o 2024, refirió Diess, lo que dificulta que los inversionistas reconozcan el potencial de VW ahora.

El valor de Tesla ha subido este año a más de 400,000 millones de dólares, ya que los inversionistas respaldaron al pionero estadounidense para sacar provecho de una revolución de vehículos eléctricos.

El camino correcto

Aunque los analistas dicen que se necesita una cirugía radical para impulsar el precio de las acciones de Volkswagen, ganar a su junta de supervisión, donde los trabajadores controlan la mitad de los asientos, puede ser la parte más difícil.

"La estrategia de la compañía es buena. Ya ha previsto que habrá ajustes aquí y allá", comentó Hans Dieter Poetsch, presidente del consejo de supervisión del Grupo Volkswagen, refiriéndose a algunas desinversiones ya anunciadas.

Volkswagen no tiene planes de incluir a Porsche o Audi, y otros planes solo obtendrán una audiencia si protegen los empleos a largo plazo, según IG Metall, el sindicato más grande de Alemania.

Su líder, Joerg Hofmann, dijo a la agencia Reuters que no se oponía fundamentalmente a cotizar en bolsa o escindir divisiones.

"Nunca nos hemos opuesto a los planes de una empresa para financiar el crecimiento en el mercado de valores", dijo. "Pero si el objetivo es dividir una empresa en aras de obtener una valoración más alta o separar la 'mala industria', entonces decimos que no".

En lugar de alejarse de los activos de bajo rendimiento, la compañía tiene la responsabilidad de invertir en el futuro de sus empleados y ubicaciones. “Creo que Diess está tomando el camino correcto", agregó Hofmann.

Después de varios enfrentamientos con el poderoso jefe sindical de VW, Bernd Osterloh, Diess dijo que había cambiado su enfoque.

"En los últimos cinco años he aprendido mucho aquí. En Wolfsburg tenemos nuestra propia cultura y también estructuras de poder especiales. Esto requiere un estilo de gestión muy integrador. Con mi enfoque a veces conflictivo, he llegado a mis límites. Tengo que reconocer eso y ajústate a él ", concluyó.

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad