Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Vender 1 millón de autos en 2021? Solo será posible si hay crédito

El precio de los autos se incrementó cerca de 7% durante 2020. El financiamiento competitivo será clave para minimizar este impacto, en un momento en que el empleo y los ingresos continúan afectados.
lun 18 enero 2021 05:00 AM
Alza precios autos
En 2020, el 62% de los vehículos se vendieron a través de un financiamiento. Sin embargo, un incremento en la cartera vencida durante el último trimestre del año, sumado a la lenta recuperación del empleo, pueden llevar a las instituciones financieras a ser más cautelosas respecto al otorgamiento de crédito automotriz este año.

El sector automotriz se ha puesto la meta de superar el un millón de vehículos nuevos vendidos este año, pero lograrlo en un mercado contraído, que aún está bajo los estragos de la pandemia del coronavirus, no será sencillo.

El precio de los autos incrementó, en promedio 7% durante 2020, según datos de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores, debido a la volatilidad cambiaria registrada durante el segundo trimestre del año, cuando el dólar llegó a cotizarse en 25 pesos. El crédito será clave para minimizar este impacto, en un momento en que el empleo y los ingresos continúan severamente afectados.

Publicidad

En 2020, el 62% de los vehículos se vendieron a través de un financiamiento, un avance de casi tres puntos porcentuales desde 2019, cuando el crédito permitió la venta del 59.5% de los modelos nuevos. Sin embargo, un incremento en la cartera vencida durante el último trimestre del año -cuando terminaron las medidas de aplazamiento de 90 días otorgadas por las instituciones financieras a los créditos-, sumado a la lenta recuperación del empleo, pueden llevar a las instituciones financieras a ser más cautelosas respecto al otorgamiento de préstamos este año.

“Si las instituciones financieras restringen el otorgamiento de crédito, evidentemente la foto de la industria automotriz cambiará. Si, por el contrario, continúan con un apetito para seguir otorgando con tasas atractivas yo veo viable que se pueda superar este millón de unidades”, dice Gerardo Fernández, director senior de ventas de Nissan Mexicana.

Además, el directivo considera que la apertura de los puntos de venta será importante para reducir la incertidumbre e impulsar las ventas. Durante diciembre, las ventas de autos nuevos cayó 38.8% en medio del cierre de los pisos de venta durante las últimas dos semanas del mes. En el Estado de México la caída fue de 22.1%, según datos de la AMDA.

“Obviamente va a ser muy importante que se permita reabrir los pisos de venta. Ahora mismo no sabemos ni siquiera qué va a pasar en enero, si se van a mantener las restricciones en la Ciudad de México y el Estado de México (que son los dos mayores mercados de consumo de autos nuevos en el país) durante todo el mes”, dice Fernández.

La única ventaja que ahora tienen los concesionarios respecto al cierre de dos meses que hubo durante abril y mayo es que han aprovechados este periodo para afinar sus estrategias de comercio electrónico, con páginas donde los clientes pueden apartar modelos en línea, pruebas de manejo a domicilio y con showrooms virtuales 360, donde los clientes pueden avanzar en el proceso de compra de un vehículo desde su computadora.

“El reto permanente ha sido bajar cada uno de los proyectos de digitalización a cada uno de nuestros distribuidores. Nissan cuenta con 60 socios inversionistas que son dueños de 231 puntos de venta en el país. “El cliente puede entrar directamente a nuestro sitio o navegar en los sitios de cada uno de los distribuidores. Estar todos alineados es lo que nos ha demandado más tiempo”, dice Fernández.

Nissan, la marca más vendida en el país desde 2009, incrementó ligeramente su participación de mercado en 2020, hasta el 20.5%, desde el 20.3% alcanzado en 2019.

“Por supuesto que el volumen es relevante, pero, en este momento, lo que todos buscamos es proteger nuestra participación de mercado”, dice Fernández. “No está en nuestro control el tamaño del pastel, pero lo que sí tiene cada marca es la posibilidad de proteger el tamaño de la rebanada”, añade.

Publicidad
Publicidad
Publicidad