Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Volkswagen se apunta a la fiesta de los SUV para alcanzar a sus rivales

Ofrecer versiones coupé puede ser el camino que siga la marca para ponerse al día con su oferta de SUV, uno de los segmentos de mayor crecimiento en el mercado.
mié 17 marzo 2021 01:38 PM
VW Taos
Volkswagen ha reducido su oferta de sedanes y hatchbacks en los últimos dos años, para dar paso a una mayor oferta de SUV.

No es un secreto que Volkswagen llegó tarde a la fiesta de los SUV. Aunque sus principales rivales, e incluso los fabricantes de automóviles más pequeños, basaron su estrategia de crecimiento en el desarrollo e introducción de varios de estos modelos, la marca alemana se centró en reforzar su presencia en Europa, América Latina y China con sus hatchbacks y sedanes tradicionales.

Si bien el auge de los SUV era evidente en Norteamérica, los alemanes no compraban este tipo de vehículos a principios de la década pasada. Los llamados 'station wagon' eran el tipo de vehículo que los alemanes buscan cuando requerían más espacio interior. Como las decisiones del grupo suelen estar centralizadas en Alemania, a veces el corporativo no consideraba las necesidades de mercados específicos, lo que llegaba a sesgar la visión general a la hora de decidir si lanzar un nuevo producto o no.

Llegó un momento en el que Volkswagen ya no era lo suficientemente competitivo en el segmento de más rápido crecimiento del mundo, el de los SUV. Entre los 10 fabricantes de automóviles más grandes a nivel global, el grupo alemán tenía la segunda participación más baja de este tipo de modelos en sus ventas totales, menor al 15%. En cambio, a mediados de la década pasada, los de General Motors y Toyota ya generaban más del 20% de sus ventas, mientras que para la alianza Renault-Nissan, Honda y FCA, representaba una tercera parte de sus ventas.

Publicidad

A pesar de ser una de las marcas de automóviles más vendidas en el mundo, hasta hace cinco años Volkswagen dependía de solo dos SUV, Tiguan y Touareg, para su expansión. A mediados de la década pasada, la alemana ni siquiera estaba presente en el segmento en auge de los B-SUV o subcompactos. Esta reducida oferta eventualmente provocó una caída de ventas en Sudamérica y un estancamiento en Estados Unidos y en China.

Fue en 2015, cuando el escándalo de emisiones afectó fuertemente la imagen y las ventas de los populares sedanes y hatchbacks de la marca, Volkswagen finalmente decidió intensificar su ofensiva SUV mundial. Comenzó con nuevas variantes de su Tiguan actual y siguió con modelos más pequeños, como T-Roc, T-Cross y el Taos de manufactura mexicana.

En México, donde durante los dos primeros meses del año representaron 30% del total de ventas de la industria (frente al 27.2% de 2020, según datos de la AMDA), cada nuevo producto lanzado por Volkswagen en 2020 fue un SUV. En el último año, el fabricante alemán duplicó su oferta de camionetas, que ahora incluye cinco modelos, y ha reducido su oferta de sedanes a tres: Vento, Virtus y Jetta.

La estrategia ha dado buenos números. En primer bimestre de 2021, estos modelos representaron 22% de ventas de la marca en México. El porcentaje era de 14.5% en los dos primeros meses de 2020.

"Tiguan se ha consolidado como uno de los SUV favoritos en el mercado mexicano y en solo dos meses, Taos ya se colocó en el tercer lugar de su segmento, con poco más de 900 unidades vendidas en febrero", dice Edgar Estrada, director general de Volkswagen en México.

El directivo explica que podría haber espacio para más versiones coupés derivadas de sus SUV actuales, como lo ha hecho con sus crossovers Teramont y su versión Cross Sport que ya están a la venta. "Son un subsegmento que está tomando fuerza y que complementa perfectamente al de los SUV tradicionales. Los SUV coupé están siendo un fenómeno en el mercado mexicano y son una veta de oportunidad", dijo Estrada.

Ofrecer versiones con terminado coupé puede ser el camino que siga Volkswagen para ponerse al día con su oferta de SUV. Además del Cross-Sport derivado de Teramont, Volkswagen cuenta con Nivus, un T-Cross con terminación estilo coupé, que podría llegar al mercado mexicano este año.

Aunque la lógica indica que la llegada de más SUV debe significar más ventas, lograrlo no será sencillo. Llegar tan tarde al 'boom' puede tener consecuencias en el futuro, ya que sus rivales ya han consolidado sus posiciones dominantes. Además, la escasez de semiconductores ha afectado los inventarios de algunos modelos, como Tiguan e incluso Cross Sport, en los pisos de venta.

"Tenemos una demanda muy importante de más Cross Sport pero no la estamos pudiendo cubrir. Estamos trabajando ya con la fábrica para que nos puedan enviar más unidades", dice Estrada, quien tiene el reto de mantener la rentabilidad de la marca y el volumen de ventas. "Creo que este año el mercado tendrá una recuperación de 3% frente a 2020. Pero todo va a depender del abastecimiento de los semiconductores".

Publicidad
Publicidad
Publicidad