Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los cerveceros artesanales insisten en el “piso parejo” y el cambio en impuestos

La Acermex, que agrupa a los productores artesanales, considera que un cambio en el régimen fiscal impulsaría la competencia y el crecimiento de la categoría en México.
vie 19 marzo 2021 02:33 PM
Cerveza (iStock)
Ready for distribution: hands of anonymous factory workers holding bottles of beer without labels.

Los productores de cerveza artesanal no quitan el dedo del renglón: quieren un cambio en el pago de impuestos para generar mayor competencia, crecer la participación de la categoría en México y competir con los grandes cerveceros: Heineken y Grupo Modelo.

Bajo el esquema fiscal actual, los cerveceros artesanales pagan el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) del 26.5% sobre el precio final de la cerveza, impuesto conocido como Ad Valorem. Los cerveceros esperan que se reduzca al pago de 1.40 pesos por cada grado de alcohol contenido en un litro de cerveza.

Cristina Barba Favá, directora de la Asociación Cervecera Mexicana (Acermex), la organización que agrupa a las artesanales, califica a este esquema en el pago de impuestos como anacrónico y desmotiva la competitividad los bloques artesanal e industrial.

Publicidad

“Necesitamos la modernización del esquema tributario, al final de cuentas es un impuesto que se creó en los 80 con el objetivo de desalentar el consumo de alcohol y que provocó que salieran al mercado miles de productos de alta graduación y de bajo costo que pagan muchísimo menos IEPS”, declara.

En 2020, la recaudación por cerveza y bebidas refrescantes fue de 34,959 millones de pesos, que representan 7.6% del total del IEPS (que asecendió a 460,674 millones de pesos, de acuerdo con datos del Servicio de Administración tributaria). La recaudación también se fue la más baja desde 2017.

La propuesta para reducir el pago del impuesto la presentó el senador Gerardo Novelo Osuna en octubre de 2019, quien planteó reformar los artículos 2 y 10 de la Ley de IEPS y, de acuerdo con su propuesta, el esquema representaría un aumento inmediato en la recaudación de alrededor de 20,000 millones de pesos.

Este no es el primer intento por modificar el pago del impuesto para los cerveceros. En 2018 la senadora Gina Andrea Cruz lanzó la propuesta bajo el argumento de que el modelo recaudatorio actual coloca en desventaja a las cervecerías nacionales, dado que los cerveceros artesanales pagan impuestos por aproximadamente 1,000 pesos por hectolitro, mientras las industriales pagan alrededor de 300 pesos.

El año pasado, la legisladora Adriana Medina Ortiz promovió la iniciativa para reducir el pago de IEPS e ISR a la cerveza artesanal para impulsar a pequeñas y medianas empresas productoras, afectadas por el COVID-19.

Publicidad

Sin embargo, las iniciativas no han prosperado pese a contar con el respaldo de los legisladores de las diferentes bancadas. Para Cristina Barba la propuesta no avanza debido a que “hay muchos intereses de por medio de las grandes empresas, sobre todo las transnacionales. Por lo mismo en todos los cabildeos han sido obstáculo para que pueda pasar una iniciativa de esta manera”.

“Por el momento, no existe una propuesta real de un cambio de esquema del IEPS, por tal motivo como Cámara Empresarial no podemos especular sobre este tema”, dijo por separado Cerveceros de México, al ser consultados sobre el tema.

Los beneficios de la modernización

Para la directora de Acermex, la modernización en el pago de impuestos para los artesanales traería beneficios para el mercado. El primero de ellos es que podría reducirse el costo de una cerveza para el consumidor final, que es en promedio de 65 pesos por botella.

Además puede abrir la puerta para que un mayor número de productores pudieran sumarse al padrón de contribuyentes. En este sentido, Barba Favá declara que aproximadamente la mitad de los productores no están dentro, porque es imposible sobrevivir al mercado con una carga fiscal de ese tamaño.

Alejandro Hernández, un productor pequeño, comenta que el tema del pago de impuestos es una barrera para quienes comercializan pequeñas producciones, que pueden contarse por cajas, y por ello no registran sus marcas ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), aunque esto les impide vender su cerveza en tiendas departamentales o tiendas especializadas.

Respecto a la participación de mercado, que es de apenas 0.16% podría aumentar hasta a un punto porcentual con la modernización del IEPS. Para Cristina Barba el mercado mexicano es aún pequeño, dado que en Estados Unidos, la categoría representa 13.6% de la industria cervecera.

“Nuestro esquema actual impide que los pequeños productores distribuyan y fabriquen un producto de calidad. Motiva a los grandes comercializadores con productos de baja calidad y alta graduación alcohólica y eso conlleva un problema de salud y afecta a los pequeños productores porque no podemos vender nuestros productos en un piso parejo”, acusa.

Acermex tiene registro de 940 cerveceras artesanales, con un valor de 1,174 millones de pesos al año. Su producción anual ha ido en aumento constante y, en la actualidad, es de 189,250 hectolitros al año, de los cuales 99% es consumo local.

Publicidad
Publicidad
Publicidad