Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Ni Europa, ni Norteamérica: los autos eléctricos premium serán ‘made in China’

BMW y Daimler se han aliado con fabricantes chinos para desarrollar nuevas plataformas eléctricas para Mini y Smart. Los siguientes modelos de las dos marcas premium saldrán de plantas chinas.
mar 22 junio 2021 03:49 PM
Acuerdo de inversión para producir Smart en China.jpg
La nueva generación de vehículos eléctricos Smart será diseñada por la red mundial de diseño de Mercedes-Benz y desarrollada por la red de ingeniería global de Geely. La producción futura se ubicará en China.

China es el mayor mercado de vehículos eléctricos en el mundo: durante el primer trimestre del año, los fabricantes han vendido 396,300 modelos de baterías en el país asiático, casi cuatro veces más que en Estados Unidos, el segundo en la lista. Pero estar a la cabeza del ranking es solo la punta del iceberg de la estrategia que ha trazado para posicionarse como una potencia productora de vehículos eléctricos.

El gigante asiático lanzó en 2017 un Plan de desarrollo de automóviles a mediano y largo plazo, cuyo objetivo es convertirse en una potencia automotriz "fuerte" en diez años. En esta estrategia destaca el desarrollo de vehículos eléctricos y autónomos como una oportunidad para que China domine estas tecnologías emergentes.

Desde entonces ha trabajado en desarrollar una cadena de proveeduría que le permita ser una plataforma atractiva de inversión para fabricar las próximas generaciones de vehículos eléctricos. Y lo está logrando.

Publicidad

Tanto BMW como Daimler han firmado alianzas con fabricantes chinos para desarrollar nuevas plataformas eléctricas para Mini y Smart, con lo que la próxima generación de modelos a baterías de las dos marcas premium seguramente saldrá de plantas chinas.

La empresa conjunta entre BMW y Great Wall Motor está programada para comenzar la producción de dos Mini completamente eléctricos para China y los mercados globales en 2023. El fabricante alemán prevé que la planta tendrá una capacidad de hasta 160,000 vehículos por año, lo que requerirá alrededor de 3,000 empleados.

Firma de acuerdo
Klaus Fröhlich, miembro del Consejo de Administración de BMW AG y responsable de Desarrollo, durante la firma del acuerdo entre BMW Group con Great Wall Motor para construir futuros vehículos Mini E en China.

En el verano de 2018, ambas empresas firmaron en Berlín el acuerdo para crear una empresa conjunta, para desarrollar vehículos eléctricos de batería para China y la producción de futuros vehículos Mini eléctricos, así como varios modelos y marcas para Great Wall Motor. Para lograrlo, ambos socios acordaron invertir alrededor de 650 millones de euros (unos 773,922 millones de dólares).

Además del tamaño del mercado, BMW dijo que eligió a China como ubicación debido a “su sólida red de proveedores, mano de obra calificada y buena infraestructura”.

Daimler también ha decidido desarrollar la nueva generación de vehículos eléctricos de su marca Smart de la mano de un fabricante chino. La nueva generación de vehículos eléctricos Smart será diseñada por la red mundial de Mercedes-Benz y desarrollada por la de ingeniería global de Geely, con la que firmó una alianza en 2020. La producción futura se ubicará en China.

“La empresa conjunta traerá la próxima generación de autos eléctricos de Smart de cero emisiones a los mercados chino y global”, dijo Ola Källenius, presidente del Consejo de Administración de Daimler AG y Mercedes-Benz AG, en un comunicado a principios de 2020.

¿Por qué las automotrices elijen a China?

Prácticamente todos los fabricantes se han planteado ambiciosas metas para que la mitad o incluso todo su portafolio de vehículos sean modelos electrificados antes de que termine la década. Lograrlo no será sencillo: exige millonarias inversiones para el desarrollo de nuevas plataformas y la reconversión de las plantas de producción.

“Desarrollar un vehículo eléctrico requiere mínimo de dos años de desarrollo, 400 ingenieros y más de 500 millones de dólares”, calcula Jorge Vallejo, presidente de Mitsubishi Motors en México, otro fabricante que se ha planteado la meta de que el 50% de sus ventas para 2030 provenga de autos electrificados.

China se está posicionando como una plataforma que, por su tamaño de mercado y sus estructuras productivas, permite a los fabricantes de vehículos hacer economía de escala. Las plantas que tanto BMW como Daimler están construyendo en ese país producirán modelos de sus marcas, pero también de sus socios locales.

“Esta empresa conjunta nos permitirá producir un mayor número de vehículos totalmente eléctricos de la marca Mini en condiciones atractivas para el mercado mundial”, dijo Nicolas Peter, miembro del Consejo de Administración de BMW AG y responsable de Finanzas, durante la conferencia de prensa posterior a la firma de la alianza con Great Wall.

Publicidad
Publicidad
Publicidad