Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Volkswagen supera a Ford, Stellantis y Honda como vendedor de SUV

Aunque la marca se subió tarde a la ola de los SUV, en los últimos dos años aceleró el paso para conformar una oferta de cinco modelos que le permitió posicionarse como el segundo mayor jugador.
jue 09 septiembre 2021 05:44 PM
Planta de Puebla VW
El fabricante alemán decidió realizar una última actualización a su best seller Tiguan para volverlo más tecnológico, agregando un nuevo tablero digital, nuevas funciones al sistema de información y entretenimiento y más asistencias a la conducción.

Entre drones que dibujaban el nuevo logo de Volkswagen y un espectáculo de alebrijes humanos con trajes fluorescentes, el fabricante alemán presentó un renovado Tiguan. Toda la parafernalia está justificada no solo porque este modelo fue el primer SUV de la marca dirigido a un mercado masivo -y no de nicho como lo fue Touareg-, sino también porque Volkswagen busca posicionarse como el mayor vendedor de SUV en el país. Ahora tiene la segunda posición.

Este segmento es el más candente en el mercado mexicano. La participación de los SUV, como parte de las ventas totales de vehículos nuevos, ha crecido en lo que va del año, pasando de 26.7% en 2020 a 31.3% en 2021, según datos de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores.

Aunque directivos de Volkswagen reconocen que la marca se subió tarde a la ola de los SUV, aseguran que en los últimos dos años han acelerado el paso para conformar una oferta de cinco modelos con el que la marca ha conseguido posicionarse como el segundo jugador en el segmento, sólo por detrás de General Motors. Volkswagen ha superado incluso a otras marcas posicionados en el segmento como Ford, Stellantis y Honda.

Publicidad

“Esto ha representado un gran salto. Hace cinco años, Volkswagen tenía 1% de participación en el mercado de los SUV con el único modelo que vendíamos entonces, que era Tiguan. Ahora tenemos 10% del mercado en México”, explica Arnulfo González, gerente de producto, precio y planeación de Volkswagen en México.

Entre enero y agosto, en México se han vendido 204,933 vehículos de usos múltiples (SUV). De estos, 20,483 tienen el logo de Volkswagen, según datos de Inegi.

El fabricante alemán decidió realizar una última actualización a su best seller Tiguan para volverlo más tecnológico, agregando un nuevo tablero digital, nuevas funciones al sistema de información y entretenimiento y más asistencias a la conducción. Pero hacerlo, en medio de una escasez global de semiconductores necesarios para el funcionamiento de todos los sistemas de conectividad y seguridad, ha sido un reto para el fabricante alemán, uno de los más afectados por la falta de chips.

“Creíamos que con la pandemia lo habíamos visto todo, y no. La escasez de chips nos ha afectado fuertemente”, dijo Edgar Estrada, director de la marca Volkswagen en México.

El fabricante alemán ha tenido que distribuir los chips que le llegan a cuentagotas entre las diferentes líneas de producción y ha dado prioridad a los modelos que le generan mayor rentabilidad y volumen. Uno de ellos es Tiguan. En contraste, la producción de otros modelos, como el sedán compacto Jetta, se ha visto más castigada en un momento en el que la marca busca ampliar su participación global dentro del segmento de los SUV.

Tiguan fue un modelo pensado originalmente para el mercado europeo –por eso era de tamaño más pequeño y con un enfoque de movilidad más individual–, pero tras el impulso que empezó a tener este segmento en Norteamérica, el fabricante decidió alargarlo y promocionarlo más como un vehículo familiar.

La producción fue asignada a la planta de Puebla. Las adecuaciones para poder producirlo requirieron una inversión de 1,000 millones de dólares y el ensamble inició en 2017.

“Hemos tenido que dejar en el camino a algunos modelos icónicos como Beetle y Golf. Pero tenemos que movernos con el mercado y ahora nos pide SUV”, dijo Estrada.

La marca lanzará un sexto SUV a finales del año: Nivus, que es un crossover subcompacto construido en Brasil sobre la misma plataforma de T-Cross.

Publicidad
Publicidad
Publicidad