Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Grupo Posadas enfrenta una reestructura que definirá su entrada al Capítulo 11

La mayor operadora hotelera del país está por reiniciar una reorganización que determinará su supervivencia en un sector fuertemente golpeado por la pandemia.
jue 23 septiembre 2021 05:00 AM
Grupo Posadas reestructura
Algunos especialistas consideran que debido a la situación de apalancamiento y de liquidez de Grupo Posadas, requeriría de una inyección de capital de entre 5,000 y 10,000 mdp para reestructurarse.

Grupo Posadas ha puesto todas sus cartas sobre la mesa con un objetivo: sobrevivir. Desde el estallido de la pandemia de COVID-19, la compañía hotelera libra una pelea por mantenerse a flote, lo que le ha llevado a negociar con acreedores, tenedores, y más recientemente incluso a contemplar medidas más profundas, como una entrada al Capítulo 11 del Código de Bancarrotas estadounidense.

¿Cómo fue que Grupo Posadas llegó a este punto? Con 181 complejos en su portafolio –prácticamente todos en México, además de uno en el Caribe–, la empresa comandada por la familia Azcárraga Andrade es la mayor operadora hotelera del país, teniendo una amplia presencia en segmentos que van del vacacional al de negocios.

Publicidad

Igual que para todo el sector, 2020 no fue el año de la compañía. Los ingresos de Grupo Posadas se desplomaron 42.4% respecto a 2019, pasando de 9,072.7 millones de pesos (mdp) a 5,225.7 mdp, lo que le llevó a cerrar 2020 con una pérdida neta de 2,138 mdp.

Aunque al cierre del segundo trimestre de 2021 había recuperado más de 90% de sus ingresos, respecto a 2019; la compañía afronta ante todo un riesgo de liquidez a causa de una deuda de corto plazo de sus “7.875% Senior Notes Due 2022”, que representan un pasivo de 393 millones de dólares (mdd), equivalentes a 7,775 mdp, al cierre de junio pasado.

Recientemente, Grupo Posadas negoció con un grupo de tenedores de bonos luego de tres incumplimientos en el pago de los respectivos intereses, acordando la emisión de nuevas notas senior por 392.6 mdd que sustituirán a las notas senior en circulación, extendiendo su vigencia por 5.5 años con una nueva fecha de vencimiento al 30 de diciembre de 2027.

“Fue en el segundo trimestre de 2021 donde se reportó una fuerte crisis financiera para Grupo Posadas. Hablamos de un endeudamiento de 97% [sobre el capital contable y pasivos] y una liquidez de 0.32 veces; los pasivos han excedido lo que tiene la empresa en activos, en capital”, explica Julián Fernández, analista de la firma Bursamétrica.

Mientras el pasivo de la empresa se ha mantenido en el umbral de los 19,000 mdp –considerando los pasivos a corto y largo plazo–, su capital contable se redujo en 51% en el último trimestre respecto a 2020, y si se le compara contra 2019, el ajuste es de -85%. “Es una reducción muy fuerte, ya que quedarse sin capital pone a la empresa en una situación de posible bancarrota. Este es el riesgo que tiene, y ante esto busca una reestructuración”.

La reestructura

El pasado 9 de septiembre, la compañía definió en una asamblea de accionistas los ejes que seguirá para su reestructura, entre las que además de la emisión de nuevas notas senior, está el otorgamiento de garantías reales de ciertos inmuebles y de las cuentas por cobrar resultantes de los programas vacacionales, entre otros activos en garantía, y la aprobación del acuerdo de apoyo financiero con ciertos tenedores de deuda.

Además, se aprobaron los mecanismos de implementación de la reestructuración, “incluyendo, en su caso, la solicitud voluntaria de protección y aprobación de la reestructuración prevista en el Capítulo 11 del United States Code de los Estados Unidos de América”, un mecanismo que permite a las empresas renegociar con sus acreedores mientras mantienen su operación. Es un blindaje ante posibles acciones judiciales de parte de sus acreedores, como un embargo.

Sin importar el mecanismo, como parte de la reestructura los especialistas no consideran que haya el riesgo de ver a un Grupo Posadas radicalmente distinto.

“No esperaría que haya un achicamiento de la empresa”, refiere Roberto Montalvo, académico de la Universidad Iberoamericana. “Quizá valoren algunas unidades de negocios, como el de paquetes vacacionales, es probable que esa sí la tengan que dejar o ponerla en algún otro socio (…) También seguramente evaluarán su presencia en algunas plazas que ya no son tan buenas, y habrá que vender”.

Fernández considera que, debido a la situación de apalancamiento y de liquidez de Grupo Posadas, requeriría de una inyección de capital de entre 5,000 y 10,000 mdp, pero considera que la entrada de un nuevo inversionista es difícil como sí ha ocurrido en otros casos, como el de Aeroméxico.

“Posadas compite con una gran cantidad de negocios, tanto bursátiles como no bursátiles. Es un sector muy peleado, no es la única de gran tamaño, pues también están otras como Hoteles City Express. Con las aerolíneas teníamos cuatro principales, realmente el sector es chico en cuanto a numero de participantes, y rescatar una empresa de este calibre tiene grandes ventajas a largo plazo. El sector turístico sí, es muy redituable; sin embargo, la empresa [Grupo Posadas] en este momento no lo es como para pensar en que un inversionista pueda inyectar capital”.

Para los especialistas, la temporada de fin de año podría ser decisiva para los siguientes pasos que tomará Grupo Posadas. “Las expectativas son buenas. Los números nos dicen que esto debería repuntar a un nivel de 50%-60% de ocupación [hotelera], con destinos fuertes como Cancún, Los Cabos y Puerto Vallarta”, considera Montalvo, quien también advierte de factores económicos externos, como nuevas restricciones de viaje y una potencial crisis económica en China.

Pero a largo plazo, si Grupo Posadas logra reestructurarse adecuadamente, tiene buenas expectativas.”Tiene un gran futuro. Ha sido uno de los estandartes del turismo mexicano, es una marca de mucho valor”, refiere Fernández. “Esta situación afectó (la pandemia), pero se espera que se recupere. En un máximo de dos años, estaríamos hablando de que Posadas recupere los niveles que tenía”.

Publicidad
Publicidad
Publicidad