Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las plataformas de pago electrónicas: el nuevo reto para los comercios en México

Las empresas de todos los tamaños deben sumarse a la integración de sistemas de pago que respondan a los hábitos híbridos de consumo de los clientes.
jue 06 enero 2022 05:00 AM
(Pago electrónico en un restaurante)
La omnicanalidad en los pagos se aceleró en los últimos dos años.

Las tiendas en línea y marketplaces han tenido un impulso en los últimos dos años. En medio del confinamiento, los consumidores mexicanos tuvieron que familiarizarse con los mecanismos digitales de pago. Y ahora esperan tener opciones de pago similares en las tiendas físicas, más allá de las tarjetas o el efectivo.

Sergio Villaruel, general manager de Fiserv México, comenta que integrar las formas de cobro en un solo canal se ha convertido en una nueva tendencia, sobre todo en momentos en los que los compradores buscan aminorar el contacto físico, lo que implica que los negocios se tendrán que reinventar para responder a las necesidades de los compradores.

Y estos cambios se afianzarán hacia el futuro. En el análisis Global Consumer Insights Survey-Capítulo México, la consultora PwC detalla que ocho de cada 10 se siente más cómodo utilizando plataformas de pago directo en línea, como Paypal o transferencia bancaria, ya sea en canales físicos (86%) o en canales en línea (89%).

Publicidad

“Cuando un comercio nace, generalmente se enfoca en el producto. Es la misma necesidad del usuario hace que ellos vayan reinventando el cómo deben cobrar. Por ejemplo, un usuario puede ir directamente a un gimnasio para hacer el pago de su membresía y después pedir que hagan un cargo recurrente a su tarjeta”, declara el directivo.

En México, Fiserv México ha desplegado los kioscos de autocobro que ya operan en la cadena de autoservicio Walmart o los clubes de Smart Fit. Además de otras soluciones, para otros negocios y empresas, orientadas a los compradores que aún no asisten a los canales físicos. “Se trata de reinventarse para poder seguir girando la rueda de los ingresos a su comercio”, dice Villaruel.

Respecto a los resultados, el directivo explica que cuando un comercio tiene una estrategia omnicanal sus ventas incrementan entre 30 y 40%, de acuerdo el producto y servicio que ofrecen. Además, con la pandemia que forzó a los comercios a explicar estos canales, las ventas digitales representan entre 20 y 40% del total de las ventas, cuando antes de la pandemia, era sólo 1%.

“Los comercios tienen que contar con una gama completa de opciones de cobro para sus clientes, que dependiendo de las circunstancias del cliente no le van hacer perder la venta. Las empresas no tienen que ser ajenas a lo que está ocurriendo y esta tendencia se aceleró y las empresas tienen que ponerle foco al tema de pagos”, puntualiza.

Jorge Senties, socio especialista en mercados de consumo de PWC, comenta que el futuro para las emrpesas es la omnicanalidad, y las cadenas y tiendas que no se sumen a estas tendencias que se han fortalecido, pueden quedarse rezagadas en el mercado.

“Pensar en una estrategia omnicanal va más allá de que las empresas se digitalicen por seguir una tendencia. Cada empresa debe definir cómo se integra al flujo de compra híbrido de los consumidores”, puntualiza.

Publicidad
Publicidad
Publicidad