Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Mondelēz: 95 años de marcas que amamos

Es el rey de los snacks, tanto en México como en América Latina. Hoy opera plenamente en la omnicanalidad y espera la autorización para ampliar su portafolio de marcas.
mié 15 junio 2022 11:51 AM

¿Cuántas empresas cuasi centenarias pueden presumir estar más vitales que nunca? Si hay una lista de ellas, seguramente Mondelēz México la encabeza. A 95 años de haber surgido, está activa en todas las vías que implica el ecommerce y la omnicanalidad, además de estar por fortalecer su presencia en México a través de la próxima adquisición de Ricolino.

Mondelēz International de México cuenta entre su portafolio a las marcas más icónicas para el consumidor mexicano: desde el queso crema Philadelphia® y las galletas Oreo®, Ritz®, hasta los chicles Trident®, Clorets® o Bubbaloo®, las pastillas Halls® y el polvo para preparar agua, Tang®, entre una extensa gama de productos, entrelazados en las actividades de cada día.

Publicidad

Oriol Bonaclocha, CEO de la compañía en México, explica que a raíz de la intensidad de la vida digital –acrecentada a partir de 2020, por el confinamiento obligado por la pandemia de covid-19– sus marcas también han sabido llegar a los compradores por vías electrónicas, tanto en ventas a través de plataformas de ecommerce (como Amazon y supermercados online, por ejemplo) y delivery (como Rappi o atendiendo dark kitchens), así como mediante activaciones y campañas digitales para promover sus productos con websites y códigos QR.

“Aprovechamos la pandemia como una etapa de transformación. (Durante 2020) nuestras marcas de

galletas se fortalecieron al conectar con nuestros consumidores y fomentar la convivencia familiar dentro de casa, nuestro canal de ecommerce creció 300% y no ha retrocedido ahora, en este tiempo en el que ya se levantan restricciones sociales (frente a la pandemia)”, detalla Bonaclocha.

Como compañía, continúa el directivo, han buscado que esta transformación digital no se dé solamente en herramientas de ventas y manejo de datos: “Sino también como una transformación cultural”, en donde, por ejemplo, han sabido mantener un ambiente de trabajo híbrido y flexible, que ha beneficiado a sus colaboradores.

Una realidad que muy pronto podría nutrirse de nuevas marcas, si llega a concretarse la adquisición de Ricolino, una empresa que hoy pertenece a Grupo Bimbo, pero por la que Mondelēz International de México ya ha hecho una sólida oferta, que hoy es analizada por las autoridades de competencia en el país.

 

De concretarse, agrega Oriol Bonaclocha, esta venta no solo traería al grupo marcas tan reconocidas como Paleta Payaso, Bubulubu, Dulces Vero, Coronado o chocolates La Corona, sino que también lo fortalecería al integrar el talento de los colaboradores de Ricolino a las filas de Mondelēz: una revitalización completa en el 95 aniversario de la compañía.

La envidia de Willy Wonka

Es inevitable contrastar esta actualidad con los orígenes de la empresa, que se remontan a 1927, cuando surgió la marca Chiclets®, la primera goma de mascar, entonces creada por el coronel Adams. La empresa fue creciendo paulatinamente, mediante adquisiciones estratégicas.

Su actual CEO recuerda que, en la década de los 50, la compañía compró las galletas de Nabisco®, y la siguiente década adquirió las marcas Philadelphia® y Oreo®. Ya en los 70, trajo a la familia Trident® y así, sucesivamente, ha ido expandiéndose, mediante: “Marcas amadas, que realmente han trascendido en todos estos años, generando conexiones humanas con el consumidor”, expresa.

La capacidad de la cadena de suministro de Mondelēz ha crecido a la par de sus productos y a niveles récord. Tiene, por ejemplo, la fábrica de caramelos y chicles más grande del mundo, ubicada en Puebla. De igual forma, posee la fábrica de galletas más grande del mundo en Salinas, Monterrey, mientras que desde su planta de Ecatepec fabrica y exporta uno de sus productos estelares: el queso crema Philadelphia®, con insumos 100% nacionales.

 

De hecho, la empresa no solamente es autosuficiente para la atención del mercado local sino que, además, desde México exporta a 29 países.

“Orgullosamente te puedo decir que ¡nadie hace snacks como nosotros! siete de cada 10 chicles que se comen en el mercado mexicano son de Mondelēz (...) y 50% de los hogares mexicanos consume queso Philadelphia®”, detalla el CEO de la transnacional. Un posicionamiento afianzado mediante significativas inversiones: en los últimos cinco años han destinado más de 1,350 millones de dólares “Confirmando la apuesta por el país y seguir favoreciendo que México pueda ser un motor de crecimiento para América Latina”.

Fomenta el talento nacional

Mientras disfrutan unas galletas Oreo® con un vaso de leche fría, pocos sospechan que esa marca vende, cada año, alrededor de 100 billones de dólares, en todo el mundo. Se trata de otro emblema centenario que ha sabido pasar por el gusto de una época a otra, hasta erigirse hoy como una de las favoritas de la generación Z.

Con marcas así de emblemáticas, es normal que sean muchos los que deseen formar parte de las filas laborales del grupo. Y, de hecho, el talento humano es uno de los factores más apreciados por la compañía: “Es el motor de la empresa”, asegura su CEO. De ahí que se fomenten principios de diversidad, representación de talento femenino y empoderamiento de sus colaboradores a todos los niveles.

 

El espectro de edad entre sus recursos humanos va de los 18 a los 73 años, si bien la mayor parte –80%– hoy es de millennials. Tiene 44% de representación femenina en puestos gerenciales y 50% en puestos directivos.

Una parte del compromiso con las comunidades locales se extiende mediante su programa “Farmers”, que consiste en una alianza ganar – ganar a largo plazo con productores locales de leche, ingrediente esencial del queso crema Philadelphia®. Ellos entregan los insumos con los estándares de calidad del grupo, bajo un acuerdo de comercio justo y permanente. De esta forma, Mondelēz México asegura 90% de la provisión para elaborar ese producto.

El 10% restante proviene del programa “Margarita”, sostenido en alianza con Grupo Danone. De esta forma, el total de los ingredientes y talento que hacen posible el queso crema provienen del campo y manos mexicanas.

“Estamos muy contentos de celebrar 95 años y nos enorgullece decir que Mondelēz se escribe con M de México”, puntualiza el CEO de Mondelēz.

Newsletter
Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Ve a tu email y consulta tu suscripción

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad
Publicidad