Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

CBDbies: la empresa mexicana de cannabis que creció con la pandemia

La compañía ha buscado las oportunidades con la regulación actual para comercializar gomitas, aceites y cápsulas de aceite de cannabidiol (CBD).
sáb 07 mayo 2022 09:20 AM
CBDbies
Los productos de CBDbies abarcan gomitas, gotas, cápsulas y bálsamos, que fueron llegando al mercado después de que en el país se aprobara el uso de cannabis para usos medicinales, en 2018.

Janis White inició CBDbies a finales de 2018. El emprendimiento nació en la cocina de su casa, en donde fabricaba sus gomitas que tienen aceite de cannabid (CBD), que es uno de los componentes de la planta de la marihuana, que no tiene un efecto psicotrópico, y que se utiliza para producir aceites, pastillas y otros productos.

El primer acercamiento de White con las propiedades de la planta se presentó en 2015, cuando vivió la enfermedad de un familiar y buscaba opciones para apoyar en los tratamientos médicos. Ahora, la compañía que tiene su sede en Tulum, Quintana Roo, exporta sus productos hacia todos los estados del país, con un impulso que se generó con durante la pandemia.

“La idea de sacar esta empresa fue para presentar nuevas alternativas naturales para que los consumidores puedan encontrar esas herramientas para incrementar su calidad de vida”, relata. “La idea es brindar, ayudar o apoyar a quienes estuvieran buscando mejorar su calidad de vida en cualquier en cualquier situación”, añade.

Publicidad

Los productos de CBDbies abarcan gomitas, gotas, cápsulas y bálsamos, que fueron llegando al mercado después de que en el país se aprobara el uso de cannabis para usos medicinales, en 2018. Para White este momento abrió una oportunidad para acercar estos productos a personas que se interesan en el bienestar, una palabra que resonó fuerte durante la pandemia.

La empresa también se ha dedicado a educar respecto al CBD y sus efectos, lo que White considera que ha sido uno de los aciertos que ha permitido cerrar brechas y combatir prejuicios en el mercado.

La compañía inició con productos de diferentes categorías, desde champús y hasta chocolates, para determinar cuáles eran los más funcionales. Hoy, los más exitosos son las gotas y las pastillas para dormir.

Hasta ahora, la empresa ha logrado tener un crecimiento constante. Las ventas de 2019 a 2020 se incrementaron 80%, y de 2020 a 2021 el avance fue de 108%, con un impulso a partir del COVID-19, cuando se disparó la búsqueda de remedios naturales para manejar el estrés, ansiedad, miedo o insomnio. ”Cada año tenemos mejores ventas y mejores utilidades. Hemos estado creciendo sin parar y han sido crecimientos altos año por año”, declara.

Aprovechar el marco jurídico

Lidiar con los tabúes y mitos que rodean la mariguana, sobre todo en el uso lúdico, ha sido uno de los mayores retos que ha enfrentado la compañía. Para enfrentar esto, durante el proceso de la creación de la compañía, White se dedicó a estudiar la Ley que se aprobó en 2018 con el fin de conocer qué productos se podían producir a partir del cáñamo industrial y las cantidades de THC (el componente psicoactivo de la planta) que tienen permitido los productos terminados, que llegan a los consumidores.

Para la fundadora de CBDbies, la oportunidad estaba muy clara. Antes de 2018, el mercado mexicano ya estaba inundado de productos terminados importados de Estados Unidos y Canadá que se vendían en el mercado negro. A diferencia de México, los dos países en donde el uso de la planta se ha desregulado en los últimos años, y que incluso, ya tienen mercados un poco más maduros con respecto a la adopción del cannabis medicinal, y en algunos casos, respecto al uso lúdico.

La emprendedora cuenta que, con las reglas que se expidieron el año pasado para acompañar la ley de cannabis medicinal, CBDbies se ha tenido que adaptar para mantener sus operaciones dentro de la regulación.

“Algo que ha sido parte de nuestra estrategia exitosa es que siempre sabemos cuando tenemos que virar. Cuando trabajas dentro de un marco legal que está gris, tienes que ir trabajando conforme las cosas se van moviendo. Conforme estas áreas grises se van aclarando u oscureciendo, y dependiendo de la información que vamos creciendo, vamos adaptando las estrategias legales y comerciales. En esta industria no hay espacio para el miedo, el juego cambia como el ajedrez y hay que reajustar ideas”, comenta.

Otro de los desafíos ha sido el desarrollo de una cadena de valor, debido a que en el país aún no se permite la siembra y cosecha de la planta de la mariguana. Y si bien, los productos de este emprendimiento se terminan en México, la materia prima se importa del extranjero, además de utilizar CBD aislado, es decir, que los productos no tienen riesgo de contener otro componente de la planta.

Hoy la emprendedora espera las regulaciones que darían al país una ventaja competitiva en algunos puntos de la cadena de suministro, como la siembra y cosecha de la planta.

Aun con los 'jaloneos' en el Congreso, en donde se espera una regulación que complemente el uso medicinal del cannabis, la emprendedora considera que con las reglas que ya existen es posible operar, siempre y cuando se analicen detenidamente las oportunidades que hay en el mercado.

“La siembra en México nos permitiría tener nuestra materia prima. Tiene sus bemoles porque no sólo es el proceso de siembra, sino el de extracción, que requiere una inversión operativa altísima porque se necesita tener los equipos extractores. Por eso, hasta ahora, nosotros como marca nos hemos concentrado en lo que sí se puede hacer, y pensamos en esta fase de siembra y cultivo en un futuro para la empresa”, declara White.

Publicidad
Publicidad
Publicidad