Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Miniso, Mumuso y el auge de las 'variety stores' en México

Las tiendas inundan al mercado con productos que buscan atraer la atención de seguidores de géneros como el 'k-pop', y mediante estrategias como el licenciamiento de marcas.
mié 13 julio 2022 05:00 AM
miniso-EXPANSION-1200X628.jpg
Miniso fue la primera tienda, de su género, en llegar a México, en 2016. (Fotoarte: Paula Carrillo / iStock, Facebook)

Caminar por un centro comercial o las calles de la Ciudad de México también significa encontrar un sinnúmero de tiendas de productos asiáticos, como Miniso o Mumuso, que logran captar la atención de los consumidores, quienes no se resisten a salir con una compra.

“Cuando entro a la tienda no es para comprar algo en específico o algo que necesite, como en el súper. Me gustan sus productos, la mayoría son de una calidad aceptable y hay muchas tiendas”, dice Alejandrina Corona, sobre Miniso, en donde ha adquirido desde brochas de maquillaje hasta audífonos.

La tienda a la que Corona se refiere fue la primera de una gran ola en llegar a México, en 2016. La primera tienda de la empresa japonesa en abrir sus puertas fue la ubicada en el centro comercial Galerías Coapa, y desde entonces, la expansión fue agresiva. En tres años abrió 120 sucursales con las que logró cubrir 50% del territorio nacional.

Publicidad

Miniso, que comercializa productos de diseño japonés, espera llegar a 200 puntos de venta en México hacia 2023. Aunque su llegada causó euforia entre los mexicanos, cada vez tiene más competidores, pues a su llegada le siguieron otros jugadores como Hema, Mumuso o Ale Hop, que han ampliado la oferta para los consumidores mientras apuestan por diferenciadores.

Mumuso fue la segunda en aterrizar en México en 2018 y, además de sus tiendas físicas, que rondan las 70 unidades, tiene una tienda en línea dentro del marketplace de Mercado Libre. Esta cadena de productos coreanos se inspira en una cultura que vive un auge en México, impulsado por el k-pop y los k-dramas, a diferencia de Miniso, que es más kawaii.

La categoría variety stores, en las que se encuentran estas cadenas de tiendas, alcanzó ventas por 9,771 millones de dólares en 2017, de acuerdo con Euromonitor. Además, se prevé que tenga un crecimiento de 27% hacia el cierre de 2022.

Cubrebocas, cosméticos, artículos de papelería y hasta electrodomésticos se ubican en los anaqueles de estas tiendas, y aunque para muchos la diferencia entre los productos de una tienda y otra puede ser mínima, para los compradores el principal diferenciador es el diseño, el precio y la variedad.

También es posible encontrar productos muy similares a los de marcas reconocidas, a un precio más accesible y con empaques llamativos. “Estas tiendas se han vuelto muy atractivas por ofrecer productos que no son desechables, con un diseño que los hace atractivos para diferentes tipos de consumidores. Además, los productos le apuestan a la innovación”, dice Fernando Tapia, profesor del Tec de Monterrey, campus Toluca.

El académico añade que la renovación de los productos en plazos cortos y el licenciamiento de marcas o personajes –como el caso de Miniso con Marvel y Hello Kitty– son parte de las apuestas ganadoras de estas cadenas.

“Estas tiendas son muy vistosas, se te antoja entrar, yo no me puedo contener”, dice Astrid Rocha. “He comprado en ambas tiendas de todo, juguetes, cobijas, calcetines muy escandalosos y todo tiene buena durabilidad”, dice.

Roberto García, académico de la Universidad La Salle, considera que estas marcas ofrecen experiencia, que sumada a la recomendación y al precio, ha hecho que sus tiendas logren tener un gran éxito. “Estas tiendas no van por las compras de impulso, se trata de la experiencia que se genera con el modelo de compra, que tiene colores y diseños más atractivos y la mercancía está exhibida de tal manera que empiezas a ‘chacharear”, comenta.

 

Hema y Ale Hop, los nuevos jugadores

Miniso y Mumuso prepararon el mercado para la llegada de nuevos jugadores, como las tiendas de la empresa holandesa Hemma, que abrió su primera sucursal en México en 2020, y de la española Ale Hop, que llegó en 2021 de la mano de Palacio de Hierro.

En diciembre del año pasado, Hema adelantó que meterá el acelerador a su expansión para llegar a 2025 con 200 tiendas. Esta cadena apuesta por modelos sustentables y minimalistas a través de sus puntos de venta en malls, y tiene un catálogo de 4,000 productos con la expectativa de expandirlo a 10,000 para consolidar su oferta en todas las categorías, que abarcan desde papelería y hogar a maquillaje, entre otras.

Ale Hop, que nació en 2001 en Alicante, España, abrió la primera tienda en México dentro del centro comercial Parque Lindavista, al norte de la Ciudad de México. Esta unidad es también la número 300 de la compañía.

El retail español llega a México con un plan de expansión menos agresivo que el de otras empresas, pues en un lapso de hasta cinco años se han impuesto metas para tener decenas de tiendas en los aeropuertos y las ciudades más relevantes del país, como Guadalajara y Monterrey.

Su objetivo es tener 30 o 40 tiendas bien posicionadas, con un piso de ventas de alrededor de 200 y 300 metros cuadrados cada una, en las que ofrecerán un catálogo de 1,000 productos disponibles en stock. Sus productos, que abarcan las categorías de electrónica, juguetería, wellness, hogar, accesorios y moda, entre otros, tienen origen en Asia en 80% de los casos, mientras que 20% restante proviene de España.

"El liderazgo y posicionamiento que tiene Miniso en el mercado son puntos adicionales a los que tiene la competencia. Por ello, los competidores tendrán que apostar por una mejor relación costo beneficio y por una estrategia de precios porque ese segmento de consumidores sí es sensible al precio”, concluye el académico del Tec de Monterrey.

 
Publicidad
Publicidad