Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Cómo el alza en accidentes explica la última rebaja en la calificación de Pemex

Fitch ha rebajado de nueva cuenta la calificación crediticia de Pemex. El alza en los incendios en las instalaciones de la petrolera están detrás de su decisión.
lun 17 julio 2023 06:00 AM
La producción de Pemex está a 8,000 barriles de regresar a los niveles previos al incendio en la plataforma Nohoch Alfa
Octavio Romero Oropeza, el CEO de Pemex, cerca de las instalaciones de Pemex en donde se suscitó el último incendio.

Los accidentes en las instalaciones de Pemex ya están impactando en su calificación crediticia. Fitch Ratings hundió aún más la nota de la estatal y los múltiples incendios e accidentes en los activos de la compañía se colocan como una de las principales decisiones de la baja, según la propia explicación de la calificadora de riesgo.

Fitch anunció la baja en la calificación tan solo una semana después del incendio en una de las plataformas del complejo de Cantarell y en una nota, que acompañó el anuncio, explica que la decisión refleja preocupación por la gestión de las operaciones o la falta de mantenimiento en sus activos que podrían estar detrás del alza en incidentes en la compañía.

Publicidad

La calificadora no da cifras pero asegura que habría una inversión a la baja en el mantenimiento de los activos de Pemex, explicada en gran parte por el alto nivel de deuda, el bajo nivel de liquidez y la necesidad de financiación del gobierno federal: “Fitch cree que los múltiples incendios en activos e infraestructuras críticas que causaron numerosas lesiones y muertes a sus empleados reflejan preocupaciones relacionadas con la gestión de sus operaciones y/o la falta de gastos de capital de mantenimiento en sus activos básicos e infraestructura”, dice en la nota.

Fitch ha rebajado la nota a B+ desde BB con perspectiva negativa, lo que podría indicar un próximo cambio a la baja en el mediano plazo y complicaría el acceso a nuevo financiamiento para la compañía. La calificadora fue consultada, pero no respondió a una petición de entrevista.

La agencia también ha rebajado los puntajes ESG (ambientales, sociales y de gobernanza, por sus siglas en inglés) de Pemex y los ha llevado en su mayoría a 5, que demuestra el nivel más bajo de desempeño dentro de sus evaluaciones. La agencia explica, por ejemplo, que los múltiples accidentes podrían tener impactos residuales en las comunidades locales y en el medio ambiente, lo que aumentaría la huella de carbono de la estatal. “Esto tiene un impacto negativo en el perfil crediticio y es muy relevante para la actual rebaja de la calificación de Pemex”, dice. Fitch también ha hecho énfasis en las lesiones y muertes de los empleados de la estatal resultantes de los incidentes.

El historial ESG de la compañía puede dificultar todavía más su acceso en el mercado de deuda, una vez que los fondos de inversión y en general los inversionistas están priorizando estos índices en la toma de decisiones y en el interés bajo el cual prestan el capital.

La agencia tiene cuatro puntuaciones de relevancia ESG: bienestar de empleados; emisiones de gases de efecto invernadero y la calidad del aire, estrategia de gestión y estructura de gobierno. Las tres primeras las ha llevado hasta el nivel 5, el más bajo en la escala y la última la ha colocado en 4. “La disminución de estos puntajes de relevancia refleja el impacto ambiental y social asociado con múltiples accidentes en las instalaciones operativas de Pemex desde febrero de 2023, que resultaron en bajas y lesiones a sus empleados y daños a infraestructura y activos críticos”.

Fitch no es la única compañía que ha colocado a Pemex en la parte más honda de las evaluaciones ESG. La agencia Moody’s tiene a Pemex en el escalón 5 –el más bajo– y ha explicado que esta decisión se debe a la debilidad de su plan para abordar los riesgos sociales y ambientales.

Pemex no muestra de manera pública un recuento de los incidentes en sus instalaciones, pero incluye dos indicadores en su reporte financiero que hablan de un importante retroceso en la seguridad industrial de sus instalaciones, que coincide con el inicio y desarrollo de la gestión de la actual administración.

La estatal utiliza dos variables para medir la seguridad industrial: el índice de frecuencia y el índice de gravedad de accidentes. El primero alcanzó, hasta el primer trimestre de este año, un puntaje de 0.58 accidentes incapacitantes por millón de horas hombre de exposición al riesgo, el segundo un índice de 32 días perdidos por millón de horas hombre de exposición al riesgo. Ambos son el nivel más alto reportado por la compañía, al menos desde 2010.

Pemex fue consultada, pero no respondió a una solicitud de comentarios.

Publicidad

Tags

Newsletter

Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Publicidad


Publicidad