Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

Es tiempo de hablar con tus hijos sobre dinero y crédito

Más allá de enseñarles conceptos financieros complicados como tasas de interés, crédito o ahorro, lo ideal es que aprendan hábitos.
Ahorro.
De Inmediato. Los seis años puede ser una edad adecuada para educar a los niños en temas financieros.

CIUDAD DE MÉXICO (Expansión). - ¿Recuerdas cuándo fue la primera vez que te hablaron sobre dinero o crédito? Tal vez fue en tu infancia. Según datos de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2018 (ENIF), 6 de cada 10 mexicanos aprendieron a ahorrar durante su niñez. Así que, tal vez es el momento de hablar de dinero con tus hijos, especialmente si por el inicio de año o como regalo de Reyes piensas entregarle una tarjeta de crédito.

Diego Paillés, director general de LaTasa.mx, plataforma dedicada a préstamos e inversiones entre particulares, menciona que de niños aprendemos a que ahorrar es bueno. Pero no es lo único que necesitamos saber. Más allá de enseñarles conceptos financieros complicados como tasas de interés, crédito o ahorro, lo ideal es inculcar a los más pequeños hábitos. Es decir explicarles por qué al apagar a luz existe un ahorro, cómo se gana el dinero que llega a casa y entregar la primera alcancía para alcanzar metas como la compra de un juguete o videojuego.

“Creemos que desde muy chicos los niños entienden el concepto de objetivos y cómo vas ahorrando para cumplirlo. A partir de los seis años puede ser una edad adecuada para educar a los niños y, conforme vayan avanzado, sofisticar este tema”, afirma Laura Cruz, vicepresidenta comercial de MasterCard.

Lee: Educación financiera, una nueva materia opcional en educación básica

Una vez que tu pequeño haya entendido el valor del ahorro y cómo se gana el dinero, tal vez sea momento para su primer producto financiero formal. Los bancos tienen dentro de su catálogo cuentas de ahorro enfocadas para los niños de 6 a 17 años, en donde los padres son co-titulares y recibirán en su estado de cuenta los movimientos que realizan sus hijos.

Para este momento ya puedes hablarles del crédito, el primer consejo que le tienes que dar sobre este tema es que no es una extensión de su dinero, es una cantidad que ofrece una entidad financiera con intereses y está obligado a pagarla. Hazle saber que cada retraso en los pagos incrementará la deuda.

Publicidad

Obtener una tarjeta adicional de tu cuenta para tu hijo puede ser también un primer paso. Éstas representan una extensión de la línea de crédito del titular. La gran ventaja es que los padres tendrán el control de cada gasto hecho por el joven, sin embargo, con esta herramienta no comenzará su historial crediticio.

Si después de estos primeros pasos, tu hijo domina el hábito del ahorro y conoce cómo funciona el crédito, está listo para su primera tarjeta de crédito, señalan los especialistas consultados. Especialmente, si tiene su primer empleo. En el mercado existen varias opciones relacionadas al primer plástico.

La primera tarjeta debe de ser un producto básico, que no cobre anualidad, que tenga una línea de crédito limitada y que ofrezca facilidades para obtenerla, afirma Laura Cruz. La recomendación es elegir la que se adapte mejor a las necesidades y actividades de tu hijo. Es decir, que la tarjeta permita obtener beneficios haciendo actividades que comúnmente realiza.

Por ejemplo, Santander Aeroméxico (Blanca) ofrece no pagar anualidad si se ocupa una vez al mes y permite acumular puntos Premier, el programa de viajero frecuente de Aeroméxico. Tiene un Costo Anual Total (CAT) de 64.1%. O Bsmart First de Citibanamex, que se puede obtener con un ingreso mínimo mensual de 5,000 pesos y da acceso a descuentos en diferentes establecimientos. El CAT es 49.9%.

¿Quieres saber cómo cuidar tu dinero?
Recibe nuestro contenido sobre ahorro, gasto e inversión en un correo semanal.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad