Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

Banca digital: manual de uso

Las instituciones financieras han comenzado a llevar sus servicios al mundo online. Otras van más allá y han nacido totalmente para usuarios digitales.
Banca en línea
Sin pisar una oficina. Toda la contratación y comunicación con los bancos digitales es a través de la aplicación móvil.

CIUDAD DE MÉXICO (Expansión). - Piensa un segundo: ¿qué es lo que más odias de tu banco? Probablemente, una de las primeras cosas que se te viene a la mente es el tiempo que te toma llegar a una sucursal y realizar cualquier movimiento. Filas y filas para que, al final, la persona que te atiende en la ventanilla te mande al cajero automático. Los bancos lo saben y, por eso, han comenzado a digitalizar sus servicios, algunos de forma más avanzada que otros.

Pero otras instituciones fueron más allá y eligieron el camino 100% online: no cuentan con ninguna instalación física, sucursales ni cajeros. Es el caso de Flink o Albo, que permiten abrir una cuenta bancaria con la posibilidad de hacer transferencias usando tu número de celular, cuenta o CABLE, así como pagar servicios.

Para convertirte en cliente, toda la contratación y comunicación es a través de la aplicación móvil, que solicita los datos personales. Como medidas de seguridad, utilizan sistemas de verificación biométrica.

Lee: ¿Quieres organizar tus finanzas? Una cartera digital es una buena opción

Eso sí, hay algo físico que no tendrás que abandonar: la posibilidad de poseer una tarjeta de crédito o débito (Mastercard o Visa), que llegará, después de la contratación, a la dirección que solicites. “A nadie le gusta ir al banco. Si debes hacer un cambio de domicilio, tienes que ir a formarte, entregar documentación. Esa burocracia bancaria nosotros no la tenemos. (…) Al final, si tienes control de tu celular, tienes control de todo”, afirma Francisco Rodríguez, responsable de Crecimiento de Albo.

Pero su principal característica podría ser su mayor desventaja. Al no existir una sucursal, es necesario recurrir a establecimientos como Oxxo, 7-Eleven o Farmacias Guadalajara, o a alguno de los más de 51,799 cajeros automáticos de los bancos tradicionales para realizar depósitos y retiros. Las comisiones son de 5 pesos por transferir dinero a otras cuentas y entre 40 y 50 pesos por inactividad después de seis meses. La disposición de efectivo dependerá de cada banco.

Publicidad

Por eso, Carlos López-Moctezuma, director de Negocios Digitales y de Inclusión Financiera de BBVA Bancomer, señala que la infraestructura física mejora el servicio al cliente. El directivo menciona que los bancos ‘tradicionales’ no se han cruzado de manos y ofrecen servicios digitales con el añadido de ser la conexión a otro tipo de productos, como seguros, fondos de inversión o hipotecas.

Sea cual sea la opción que analices, Mario Di Costanzo, presidente de la Condusef, advierte que la mejor tecnología es la que conocemos y dominamos. Y siempre existirá la opción tradicional para acceder a servicios financieros para aquellos que prefieren verlo todo sobre papel.

¿Quieres saber cómo cuidar tu dinero?
Recibe nuestro contenido sobre ahorro, gasto e inversión en un correo semanal.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad