Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Invertir en bonos o en acciones, ¿qué es mejor?

Ambos instrumentos de inversión son una buena opción, sin embargo antes decidirte por uno de ellos es necesario contemplar ciertos detalles.
Inversión
El contexto económico es muy importante a la hora de invertir.

A menos que seas extremadamente intolerante al riesgo o dependas de un flujo constante de ingresos para tus gastos diarios, puede que no tenga sentido que compres bonos en lugar de acciones. El mercado de valores estadounidense históricamente supera a los bonos en el largo plazo.

Pero los bonos gubernamentales ofrecen cierto grado de seguridad, especialmente en momentos en que los inversores están nerviosos por la economía en general, por el crecimiento de las ganancias y por las valoraciones del mercado de valores. Como ejemplo, basta observar el cuarto trimestre de 2018.

“Es común que las personas vean a los bonos como un contrapeso en momentos en que las acciones no se desempeñan tan bien”, dijo Eddy Vataru, gerente senior de cartera del Osterweis Total Return Fund, que invierte principalmente en bonos con grado de inversión.

Lee: ¿Cuándo hablar del salario en una entrevista laboral?

Los bonos pueden parecer una apuesta perdida cuando los rendimientos son muy bajos. Las tasas de interés en todo el mundo solo han subido ligeramente desde los niveles de la crisis financiera de 2008, y la Reserva Federal (Fed) parece dispuesta a mantener las tasas en pausa por lo que resta de este año.

Es por eso que los bonos no tienen sentido para todos, de acuerdo con Alan Adelman, gerente senior de fondos de Frost Investment Advisors.

Publicidad

“Con las tasas de interés aún cercanas a mínimos históricos, es necesario que te preguntes dónde o por qué deberías invertir en bonos”, dijo Adelman. Pero él cree que tiene sentido una combinación de bonos corporativos con grado de inversión menos riesgosos y bonos del Tesoro a corto plazo.

Adelman dijo que, si tienes menos de 40 años, podrías optar por tener un pequeño porcentaje de bonos, tal vez alrededor del 20% de tu cartera.

“Los inversores deben poseer algunos bonos”, dijo. “Hay muchos atributos que hacen que los bonos sean atractivos. No son tan volátiles en el día a día y pueden ofrecerte un rendimiento agradable y estable”.

Lee: 3 formas para que los niños aprendan el valor del dinero

Los bonos corporativos pueden ser una forma menos riesgosa de invertir en compañías que las acciones. Después de todo, si una empresa se encuentra en una situación financiera grave, los tenedores de bonos tienen más derechos legales en Estados Unidos que los propietarios de las acciones.

“Lo que se obtiene de un bono es un derecho legal. Si una empresa quiebra, es probable que los acreedores recuperen algo, mientras que los accionistas generalmente son anulados y no obtienen nada (al menos en la ley estadounidense)”, dijo.

Aun así, incluso los inversores conservadores no deberían ignorar por completo las acciones en favor de los bonos.

¿Quieres saber cómo cuidar tu dinero?
Recibe nuestro contenido sobre ahorro, gasto e inversión en un correo semanal.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad