Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Cuídate de los "dark patterns" cuando hagas compras en internet

La Condusef explicó cuáles son las principales trampas que usan los comercios en línea para manipular la conducta de los consumidores, conócelos y cuida tu bolsillo.
mié 25 agosto 2021 11:54 AM
dark patterns
Se calcula que uno de cada 10 sitios de comercio en línea utilizan este tipo de trucos de dark patterns.

Los dark patterns o patrones oscuros son los trucos que utilizan las aplicaciones y sitios web de compras para influir en el comportamiento de las personas para que gasten en sus productos más de lo que realmente necesitan.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios y Servicios Financieros (Condusef) advirtió a los consumidores de productos en línea sobre este tipo de “trampas”. Y explicó que se tratan de diseños engañosos que pasan desapercibidos y hacen creer que una oferta es más atractiva o conveniente de lo que es en realidad.

Publicidad

Si caes en estos trucos llamados en inglés “dark patterns”, es probable que termines finalizando compras que no necesitas, adquieras suscripciones que no utilizarás, aceptes cargos extra o entregues datos personales cuando, en realidad, no te conviene.

Los patrones oscuros, como se les conoce en español, pueden incluir el uso de colores particulares, para que el cliente potencial se centre en ciertos detalles e ignore otros, lenguaje confuso, opciones ocultas, falsas sugerencias o información incompleta sobre los productos.

Ejemplos de dark patterns más frecuentes

La Condusef enumeró las formas más frecuentes para engañar a los consumidores cuando hacen compras en comercios de internet. No caigas en ellos:

Publicidad

1. Acciones furtivas. Intentan engañar al consumidor o retrasar información clave para definir la compra de un producto. Por ejemplo: agregar productos adicionales o suscripciones ocultas sin su consentimiento informado.

2. Pruebas sociales. La abundancia de descripciones de experiencias positivas sobre algún producto o servicio que, en realidad, no se sabe qué tan auténticas son: visualización de productos, calificaciones, testimonios de origen incierto. Por ejemplo: “Hay 100 personas más viendo esta oferta en este momento”.

3. Urgencia. Imponen una fecha y hora límite para aprovechar una oferta que se vende como única.

4. Escasez. Indican a los consumidores la posibilidad de que un producto se termine pronto. “Date prisa, solamente quedan dos piezas”.

5. Desviar la atención para desorientar a los consumidores. Mensajes o imágenes para disuadir o guiar una decisión en particular. Esto puede incluir la preselección de los productos más costosos o la inclusión de accesorios innecesarios o no solicitados.

6. Obstrucción. Cuando quieres tratar de cancelar una suscripción, no hay un modo fácil y sencillo de hacerlo y te obligan a contactar al servicio al cliente vía telefónica, enviar correos o hablar con un chatbot, en todas las opciones te darán mil vueltas antes de cancelar efectivamente el servicio.

7. Confirmshaming. Es el uso del lenguaje para culpar al consumidor y avergonzarlo si rechaza una oferta. “No, gracias. No quiero un 10% de descuento ni productos gratis”.

8. Acciones forzadas. Obligan al consumidor a hacer algo para completar la compra: Registrar una cuenta o suscribirse a un boletín.

Regulación de los dark patterns

Los dark patterns son una mezcla de trucos de diseño, marketing y psicología, pero están siendo éticamente cuestionados. Tanto así que, el estado de California, en Estados Unidos, se convirtió recientemente en el primero del país en incorporar una normativa de privacidad para prohibir esta práctica.

A través de la California Consumer Privacy Act, se prohíbe específicamente este tipo de trucos de diseño. De este modo, las empresas ya no pueden usar dark patterns para confundir a los consumidores o hacer que estos den más información personal de la que en realidad desearían dar.

Operativo mundial contra la ‘dark web’; Europol detiene a 150 personas

También prohíbe el uso de lenguaje confuso u obligar al consumidor a pasar por muchos obstáculos con el objetivo de disuadirlo de dejar un formulario. Se espera que la regulación vaya más allá del cuidado de datos personales y busquen regular los dark patterns que confunden a los consumidores, guiándolos a comprar cosas que aparentan ser mejores de lo que son en realidad.

Publicidad
¿Quieres saber cómo cuidar tu dinero?
Recibe nuestro contenido sobre ahorro, gasto e inversión en un correo semanal.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad