Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Una colección especial de propiedades de lujo alrededor del mundo

Explorar Propiedades

Descubre las Tiny Houses, un movimiento que apenas llega a México

Aunque la demanda en el país apenas comienza, ya hay compañías que se dedican en producir vivienda pequeña para las generaciones más jóvenes.
lun 27 diciembre 2021 05:00 AM
Tiny Houses, un movimiento que apenas llega a México (Interior de una casa con el concepto Tiny Houses)
La casas pequeñas cumplen con todos los servicios para tener una buena calidad de vida.

Lo que comenzó como un movimiento en Estados Unidos para darle la vuelta a las estrictas reglas de construcción de vivienda mediante la conversión de remolques o vagones de tren en pequeñas casas, ahora es una tendencia a nivel mundial.

Publicidad

Se trata de las Tiny Houses o casas de menos de 56 metros cuadrados donde se vive con lo estrictamente necesario.

El estilo de una Tiny House es minimalista, con muebles que realizan más de una función, es decir, los escalones de la escalera funcionan como cajoneras, las camas son replegables y se pueden esconder para dar más espacio durante el día, y las mesas de centro se pueden expandir para formar un escritorio o un comedor.

Los electrodomésticos también son pocos y se opta también por aquellos que cumplan más de una función para evitar el acumulamiento de trastes o vajillas que solo se usan una vez al año.

En México, la demanda por este tipo casas aún es incipiente, pese al encarecimiento de la vivienda en las principales ciudades y la necesitad de movilidad de las nuevas generaciones.

Sin embargo, ya existen fabricantes de Tiny Houses como Tiny Topanga, empresa formada por Israel Rodríguez y su esposa Rebecca Borough.

Ellos empezaron a construir este tipo de viviendas hace 5 años, siendo pioneros en México.

“En México es un tema desconocido, en otros países tiene mucha historia como en Estados Unidos y Europa donde con vehículos recreacionales hacen vivienda móvil.

“Aunque ya está llegado más información al país y la gente ya está preguntando. Y la pandemia cambio la forma de ver las cosas”, comentó Rodríguez.

Tiny Topanga fabrica viviendas remolque en su centro de trabajo ubicado en Tulancingo, Hidalgo, desde donde exporta a Estados Unidos.

Y aunque las Tiny Houses son muy atractivas por lo cómodas, funcionales y móviles, Rodríguez comentó que requieren mucho trabajo de diseño y construcción, pues hay que solucionar temas como el flujo del agua, la instalación eléctrica, los recubrimientos y elementos estructurales y de seguridad para que efectivamente sean una opción de vivienda móvil.

Es por esto que, contrariamente a lo que se piensa, una Tiny House no es barata.

“Si se ve por el costo, no son la opción. Al menos al nivel que nosotros construimos ya que gran parte de los materiales esenciales los importamos.

“Y si se compara con la construcción tradicional, el costo metro por metro cuadrado construido es más barato en construcción tradicional, si el terreno ya es tuyo”, explicó.

Publicidad

¿Para quién es una Tiny House?

Es por los costos que una Tiny House no es para cualquier tipo de persona.

Estas pequeñas viviendas son recomendables como una segunda casa para quien gusta de hacer turismo de aventura o recorrer pueblos por largos periodos, o para alguien que ya cuenta con un terreno donde puede estacionar varios remolques para rentarlos como Airbnb.

También se puede utilizar como una casa de huéspedes o como espacio para realizar home office ahora que la pandemia le permite a muchas personas trabajar desde donde sea.

Tiny Topanga tarda alrededor de tres meses en construir una casa tipo remolque y se pueden personalizar tanto como el cliente decida, incluso incorporando detalles de artesanos mexicanos.

La empresa empezó a exportar estas viviendas el año pasado. Actualmente cuenta con cinco proyectos en construcción y trabajan sobre pedido.

Rodríguez destacó que en algunos estados de la Unión Americana este tipo de viviendas no son legales, pero en México no existe ninguna limitante legal para vivir en una Tiny House y tampoco hay impuestos específicos para estas viviendas.

Santa Claus entrega regalos a niños con Covid-19 desde escalera de bomberos

No obstante, se tienen que construir muy bien para que sean resistentes, funcionales y puedan circular en carretera.

“Nuestra expectativa para México es dar información y poder compartir lo que sabemos del movimiento. Animar a la gente para que ellos sean los que construyan o por medio de nosotros porque se hacen con materiales, regulaciones, construcciones muy técnicas y si se hacen de manera incorrecta no las vas a poder transportar en carretera”, indicó.

Las Tiny Houses han despertado mucho interés con el surgimiento de nómadas digitales que ahora pueden trabajar lejos de la oficina, personas que viven solas o parejas sin hijos, pero sobre todo, por los altos costos del alquiler y las hipotecas en todo el mundo.

Aunque es un estilo de vida que atrae sólo a cierto nicho de la población.

De acuerdo con el sitio de Kaus, fabricante de Tiny Houses en Monterrey, a raíz de la crisis hipotecaria de 2008 en Estados Unidos se incrementó la demanda de este tipo de vivienda, pero el movimiento también está cobrando fuerza en Japón, Australia, Reino Unido, Francia y Nueva Zelanda.

Y pese a su funcionalidad, menor costo de mantenimiento y practicidad para moverse de un lado a otro, sólo 1% de los compradores de vivienda en Estados Unidos adquieren propiedades menores a los 92 m2, según Kaus.

Publicidad
Publicidad
Publicidad