Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Una colección especial de propiedades de lujo alrededor del mundo

Explorar Propiedades

El microcemento: material flexible que han dejado de lado las grandes cementeras

El recubrimiento se está popularizando por su fácil adherencia, pero aún debe ser importado de países como España, Argentina e Italia.
vie 14 enero 2022 02:43 PM
Una cuarta parte de las viviendas en México son autoconstruidas, según INEGI
La construcción aumentó en su comparación anual 3%, pero disminuyó respecto al mes previo 1.3%.

No es cemento ni concreto. Es un nuevo recubrimiento más flexible, ideal para remodelaciones y reparaciones tanto en interiores como en exteriores: se trata del microcemento.

Es un acabado en polvo cuyos componentes principales son cuarzo, porcelana, látex y neopreno; los dos últimos le dan mayor flexibilidad.

Publicidad

El microcemento se inventó en España y actualmente se fabrica también en Italia y Argentina.

En México, la mayoría de los proveedores lo importa de España y ninguna de las grandes cementeras lo fabrica en el país.

Su principal ventaja es que, por su adherencia, se puede aplicar sobre una superficie horizontal o vertical; y se coloca directamente sobre cualquier material ya existente como azulejo, pladur, baldosas, mármol, terrazo o yeso.

¿Certificados de vacunación falsos en México?

Por lo tanto, se puede usar en suelos, paredes, escaleras, techos, piscinas e incluso en mobiliario.

“Se pueden revestir muebles, barras de cocina, se aplica sobre mármol, granito, vidrio o incluso sobre plástico y también se adhiere perfectamente sobre metal”, explicó Alejandro de la Barreda, director general de Concrete Lab.

Para su aplicación se requiere una capa de solo 3 milímetros de material y agrega muy poco peso al inmueble.

Además, al combinar diferentes tipos de pigmentos se pueden crear revestimentos de varios colores.

“El polvo se vuelve pasta al momento de mezclarlo con agua. Es muy amigable con el medio ambiente porque en Europa ya no dejan usar solventes, así que originalmente es blanco, pero se le aplican algunos pigmentos para obtener el color que quieras.

“Cuando haces un piso de concreto pulido quedan manchas verdes o cafés por las vetas que salen con el agua, pero con el microcemento el color es continuo y se ve más parejito”, agregó De la Barrera.

Publicidad

Usos

La versatilidad del microcemento hace que cada vez esté más presente en remodelaciones de viviendas particulares, locales comerciales y en grandes superficies como deportivos, naves industriales, hoteles o restaurantes.

El material es totalmente impermeable, por lo que el microcemento se está utilizando en suelos y paredes de cocinas, baños y exteriores como terrazas.

Además, resiste bastante bien el tránsito de personas y los productos de limpieza más agresivos.

Y dado que soporta la constante limpieza también se usa en hospitales y empresas de alimentación.

El microcemento también se está utilizando para remodelar oficinas, ya que se puede cambiar mobiliario de la recepción y el piso en muy poco tiempo.

Las tiendas departamentales como Palacio de Hierro y locales comerciales de North Face, Lacoste y Adolfo Dominguez también están utilizando microcemento para darle una apariencia de concreto moderno a su interior.

Las piscinas también se pueden revestir en su alrededor con microcemento, ya que es antideslizante, impermeable y resiste los rayos UV.

Aplicación

En cualquier inmueble se puede aplicar el microcemento, sin necesidad de quitar el material previo ya que todo se recubre.

La variante Ómicron tiene más asintomáticos, una clave de su rápida propagación

La aplicación del microcemento es de unos 50 metros cuadrados por día, pero depende de las características de la superficie y el área a cubrir.

A diferencia del concreto que requiere colarlo y hacer una cama de mínimo 7 o 10 centímetros y esperar a que descanse unos cinco días, el microcemento se aplica y a las 24 horas ya está listo.

Este material tampoco requiere de juntas de dilatación, por lo que queda una superficie continua.

En cuanto a costos, su precio varía dependiendo del tamaño de la superficie y el color, pero ronda entre los 850 y mil pesos por metro cuadrado.

Publicidad
Publicidad
Publicidad