Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Alza en petroprecios contendrá el castigo de Trump hacia Irak

El peligro de precios más altos del crudo podría disuadir al presidente de EU, Donald Trump, de tomar sanciones contra Irak de cara a las elecciones presidenciales de noviembre.
mié 08 enero 2020 05:26 AM
Oil pump jacks work at sunset near Midland
Las sanciones contra Irak serían difíciles de lograr sin elevar los precios del petróleo y la gasolina, que ya están subiendo.

Las realidades políticas y económicas podrían dificultar que el presidente estadounidense, Donald Trump, lleve a cabo su amenaza de castigar a Irak con sanciones agresivas si las tropas estadounidenses son expulsadas del país.

El domingo, Trump prometió golpear a Irak con sanciones “como nunca antes han visto” si las tropas estadounidenses se ven obligadas a abandonar aquel país de manera hostil.

“Eso hará que las sanciones iraníes parezcan un poco contenidas”, dijo el presidente a los periodistas a bordo del Air Force One.

Publicidad

Eso sería difícil de lograr sin elevar los precios del petróleo y la gasolina, que ya están subiendo. Irak es uno de los productores de petróleo más importantes del planeta. Marginar la producción de Irak exacerbaría los temores de un impacto al suministro que estallaron después de que Trump ordenó el ataque con drones que mató a un alto comandante iraní en Bagdad la semana pasada.

“Si hubiera sanciones al estilo de Irán que volvieran tóxico el petróleo iraquí para el resto del mundo, los precios subirían considerablemente”, dijo Bob McNally, presidente de la consultora Rapidan Energy Group.

Esa es exactamente la razón por la cual los analistas no creen que Trump cumpla con su amenaza, especialmente con las elecciones presidenciales a solo 10 meses de distancia. Hizo la declaración después de que el parlamento iraquí votó el domingo para obligar a su gobierno a trabajar para poner fin a la presencia de todas las tropas extranjeras en suelo iraquí.

“Eso sería realmente alcista para los precios de la gasolina y, por lo tanto, dañaría la economía y las posibilidades de elección de Trump”, dijo McNally.

Lee: El déficit comercial de EU toca su nivel más bajo en 3 años

El asesinato dirigido de Qasem Soleimani, un alto comandante iraní, causó que el precio del petróleo Brent superara los 70 dólares por barril el lunes. El crudo estadounidense también alcanzó los 63 dólares por barril. Ninguno de esos movimientos indica un pánico absoluto, pero los inversionistas están claramente preocupados por la amenaza de un impacto en el precio del petróleo provocado por la promesa de Irán de tomar represalias por el ataque con drones.

Irak es el segundo productor de petróleo dentro de la OPEP, solo por detrás de Arabia Saudita. Produjo 4.6 millones de barriles de crudo por día en noviembre, muy por encima de los 3.1 millones de barriles producidos por Emiratos Árabes Unidos, el participante número tres de la OPEP.

En términos más generales, se espera que Irak sea el tercer mayor contribuyente al suministro mundial de petróleo hasta 2030, de acuerdo con la Agencia Internacional de Energía.

Estados Unidos depende del petróleo iraquí para mantener la economía estadounidense en marcha. Las importaciones de petróleo de Estados Unidos desde Iraq alcanzaron los 252,000 barriles por día (bpd) en octubre, según las estadísticas más recientes del gobierno estadounidense. Eso convierte a al país asiático en la cuarta mayor fuente de petróleo extranjero para Estados Unidos, detrás de Canadá, México y Arabia Saudita.

Publicidad

“¿Quién puede predecir qué hará Trump a continuación? Pero eso no tiene mucho sentido”, dijo Matt Smith, director de investigación de materias primas de Clipper Data.

La OPEP tiene margen para bombear más petróleo para compensar pérdidas provenientes de Irak o de cualquier otro lugar. El cartel, junto con aliados como Rusia, ha estado restringiendo la producción en un intento por aumentar los precios.

Sin embargo, McNally dijo que la OPEP no podría compensar la pérdida de toda la producción iraquí “Nos quedaríamos sin capacidad de sobra”.

Ciertamente, Trump no mencionó específicamente que las sanciones de Estados Unidos apunten a la industria petrolera de Irak. Sin embargo, el petróleo es claramente la industria más importante de Irak. Las exportaciones petroleras, excluidas las realizadas por el gobierno regional semiautónomo del Kurdistán en el norte, representaron el 88% de los ingresos totales del gobierno en 2017, de acuerdo con la Administración de Información de Energía de Estados Unidos.

Lee: Trump e Irán pelean, ¿y a México en que le afecta?

En otras palabras, sería difícil castigar severamente a Irak sin tocar su industria petrolera.

La revolución de esquisto reduce las necesidades de petróleo extranjero de EU

Los presidentes estadounidenses normalmente tratan de evitar tomar una acción que provoque afectaciones en las gasolineras. El precio nacional promedio de la gasolina es 2.58 por galón, una cifra más o menos plana respecto al mes anterior, de acuerdo con la AAA. Sin embargo, un repentino aumento por encima de 3 dólares por galón podría molestar a los votantes de cara a las elecciones de noviembre, y un sostenido aumento en los precios de la energía podría frenar partes de la economía estadounidense.

“El presidente Trump está claramente obligado por la dinámica de las elecciones a asegurar que los mercados están respaldados y que la economía no sufra un impacto petrolero”, dijo Matt Gertken, un estratega geopolítico de BCA Research.

Publicidad

Sin embargo, Trump probablemente no está tan preocupado como sus predecesores por un impacto petrolero. Eso se debe a que Estados Unidos es ahora el productor petrolero líder a nivel mundial, reduciendo su dependencia en el crudo extranjero. De hecho, la revolución de esquisto ha dejado a Estados Unidos con tanto petróleo que ahora está exportando millones de barriles al día.

Las importaciones netas (importaciones menos exportaciones) se ubicaron en solo 2.9 millones de bpd en octubre, de acuerdo con las más recientes estadísticas de la Administración de Información de Energía. Eso ha bajado drásticamente desde los 8.7 millones de dólares de la década previa.

“El presidente Trump siente que tiene un amortiguador con los votantes acerca de los precios de la gasolina. Eso lo ha animado a poner presión sobre Irán”, dijo Gertken.

Rob Thummel, director gerente de la firma de inversión en energía Tortoise Capital, dijo que el auge de petróleo de esquisto de Estados Unidos podría limitar el impacto a largo plazo de las sanciones estadounidenses sobre Irak.

Estados Unidos podría producir más petróleo si tuviera que hacerlo. Eso podría tomar un poco de tiempo porque la producción de petróleo no es como abrir o cerrar un grifo. Toma tiempo”, dijo Thummel.

Lee: ¿Recesión económica en EU este año? Aún es posible

¿Repetición de Irán en 2018?

Aun así, en el pasado, Trump ha mostrado preocupación acerca de cómo las sanciones petroleras impactarían la economía estadounidense.

En 2018, los precios petroleros se dispararon después de que se comprometió a reducir a cero las exportaciones petroleras de Irán a través de sanciones.

Después de que el crudo estadounidense alcanzó casi 77 dólares por barril a principios de octubre, Trump retrocedió. El gobierno proporcionó exenciones que permitían a algunos de los principales clientes iraníes continuar con la compra de crudo. Esa marcha atrás hizo que desaparecieran los temores por el suministro. El crudo estadounidense eventualmente se hundió en un mercado bajista.

“Si tomáramos sanciones contra Irak” dijo McNally de Rapidan, “yo creo que veríamos una repetición de la situación con Irán”.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad