Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Reino Unido y la Unión Europea avanzan en las negociaciones del 'brexit'

El país está dispuesto a acordar el pago de decenas de miles de millones de euros para establecer su acta de divorcio del bloque económico.
mié 29 noviembre 2017 05:42 PM
Avance
Avance May necesita que la UE certifique que se ha logrado un “progreso suficiente” en tres áreas clave antes de que progresen las pláticas a la relación comercial futura. (Foto: TOLGA AKMEN/REUTERS)

Las negociaciones por la salida de Reino Unido de la Unión Europea finalmente han progresado en el espinoso asunto del dinero.

La libra aumentó a su nivel más alto frente al dólar en los dos meses siguientes a los reportes de que Reino Unido está dispuesto a acordar el pago de decenas de miles de millones de euros para establecer su acta de separación de la Unión Europea. La divisa añadió 0.5% para cotizar a 1.34 dólares por libra el miércoles.

Lee: El Reino Unido reduce sus previsiones de crecimiento por el 'brexit'

La oferta preliminar de un acuerdo financiero más generoso, que no ha sido confirmado por el Reino Unido o la Unión Europea, se presentará la próxima semana por la primera ministra Theresa May.

"Hay progreso (en el compromiso financiero), pero veremos el 4 de diciembre si eso es suficiente cuando se discuta la oferta final y la UE lo pueda examinar y evaluar”, dijo un diplomático de la UE a CNN. “La decisión final se tomará en la cumbre de la UE el 14 y 15 de diciembre”.

El Departamento para la Salida de la UE del gobierno británico dijo que las pláticas intensivas continuarán esta semana “mientras buscamos alcanzar un acuerdo”.

Publicidad

Lee: HSBC trasladará hasta 1,000 empleos a París por el 'brexit'

"Estamos explorando cómo podemos continuar construyendo sobre el impulso reciente en las pláticas para que unidos podamos mover las negociaciones a la siguiente fase y discutir nuestra relación futura”, dijo en un comunicado.

Pero todavía hay mucho qué hacer en los 16 meses antes de que el Reino Unido se deslinde formalmente de la UE.

May necesita que la UE certifique que se ha logrado un “progreso suficiente” en tres áreas clave antes de que progresen las pláticas a la relación comercial futura entre el Reino Unido y su principal mercado de exportación.

El acta de separación es uno de los tres temas. May también debe convencer a la UE que Reino Unido ha encontrado una manera de evitar introducir controles fronterizos entre Irlanda (parte de la UE) e Irlanda del Norte (parte del Reino Unido), y que protegerá los derechos de millones de ciudadanos de la UE establecidos en Reino Unido.

OPINIÓN: La familia real, el arma secreta de Reino Unido ante el 'brexit'

Lo más difícil en esto es Irlanda, en donde la falta de una frontera “dura” apuntala una frágil paz. Irlanda buscará garantías de que Reino Unido tiene un plan para evitar construir nuevas barreras físicas después del brexit.

Kallum Pickering, economista de Berenberg Bank, dijo que sin saber más sobre las reglas comerciales y migratorias futuras, “prometer que la frontera puede permanecer abierta no es una tarea sencilla, por decirlo suavemente”.

Se espera que May presente su caso a Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, en una cena programada para el lunes. Si los miembros de la UE firman las propuestas del Reino Unido, las pláticas entrarán en la segunda fase en la próxima cumbre del bloque el 14 y 15 de diciembre. Sin embargo, el gobierno irlandés podría evitar que eso suceda.

Si se alcanza un progreso, Reino Unido podrá comenzar a trabajar en los acuerdos comerciales, regulatorios y legales necesarios para asegurar que su economía puede evitar una interrupción significativa después de marzo de 2019.

Londres espera negociar un periodo de transición de dos años para garantizar que las empresas puedan adaptarse al brexit.

"Una fase de transición podría ofrecer a Reino Unido y la UE más tiempo para decidir las relaciones comerciales después del brexit”, dijo Pickering. "Pero al igual que en las pláticas de divorcios, esperen que la UE dicte los términos para las relaciones comerciales post-brexit”.

OPINIÓN: La izquierda que cimbró la política tradicional británica

Las negociaciones exigirán que el gobierno británico tome decisiones difíciles: si Londres cierra su frontera a los inmigrantes europeos, la UE probablemente responda al restringir el acceso a su mercado único de bienes.

Aún existe el riesgo de que las pláticas caigan por completo.

Si no se llega a un acuerdo, podría costarle mucho más a los negocios británicos el comerciar con la UE. Existen preocupaciones serias sobre la habilidad de las industrias de la aviación y de energía nuclear de funcionar apropiadamente si el Reino Unido sale sin firmar nuevos tratados.

Un escenario de 'no acuerdos' costaría a la economía británica 400,000 millones de libras (525,000 millones de dólares) para 2030, de acuerdo con Rabobank. El crecimiento económico más débil equivale a 11,500 libras (15,100 dólares) por trabajador británico.

Erin Mclaughlin y Vasco Cotovio contribuyeron a este artículo.

Publicidad
Publicidad