Publicidad
Publicidad

En suspenso la detención de Lula tras vencer el plazo para que se entregue

Lula se encuentra en el Sindicato de Metalúrgicos de Sao Bernardo do Campos rodeado por sus seguidores; una fuente dijo a Reuters que el expresidente está negociando su entrega con la policía federal.
Apoyo
Apoyo Lula pasaba el viernes sus últimas horas en libertad rodeado de seguidores que juraron luchar por su derecho a postularse en un carrera presidencial. (Foto: Rodolfo Buhrer/REUTERS)

El plazo para que expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva se entregue a la justicia expiró este viernes a las 17:00 locales (15:00 horas tiempo del centro de México), sin que el exmandatario de izquierda condenado a más de 12 años de cárcel por corrupción diera la más mínima señal de cuáles son sus intenciones.

Lula se halla desde la víspera en el Sindicato de Metalúrgicos de Sao Bernardo do Campos, en la región de Sao Paulo, rodeado por sus seguidores. Una fuente dijo a Reuters que el expresidente está negociando su entrega con la policía federal.

nullLos abogados del expresidente de Brasil presentaron una apelación de último minuto para suspender la orden de prisión, argumentando que no habían tenido tiempo para agotar las apelaciones de procedimiento.

Lula, que recibió una orden para entregarse a la Justicia en la tarde del viernes tras perder una apelación a una condena por corrupción , se rodeó de colaboradores y aliados en la sede del sindicato de trabajadores siderúrgicos en el área metropolitana de Sao Paulo donde comenzó su carrera política.

Publicidad

"Estamos reunidos aquí con nuestros seguidores en el lugar de nacimiento del Partido de los Trabajadores (...) para combatir esta injusticia. ¡Lula es inocente!", dijo Gleisi Hoffman, la líder del PT.

Cientos de partidarios vestidos de rojo llenaron las alrededores al edificio sindical desde la noche del jueves, y muchos permanecían acampando por la mañana del viernes.

Lula, de 72 años, fue condenado por corrupción pasiva y lavado de dinero en un caso que involucra la cesión de un apartamento en Sao Paulo a cambio de contratos para una constructora con la petrolera Petrobras, controlada por el Estado.

El líder, favorito en las encuestas de intención de voto para la elección presidencial de octubre, quedaría impedido de presentarse a cargos públicos al estar condenado por un tribunal colegiado.

Publicidad

El político ha negado ser dueño del departamento así como cualquier conducta impropia y dice ser blanco de una persecución política para que no compita en la contienda.

Lula presidió Brasil en dos periodos entre 2003 y el 1 de enero de 2011, cuando dejó el poder con una aprobación de más de 80%. Entonces, su apoyo fue suficiente para que la sucesora que escogió, Dilma Rousseff, fuera elegida dos veces, pese a que nunca había ocupado un cargo de elección popular.

Rousseff fue sometida a un juicio político y destituida en medio de un escándalo de corrupción y una crisis económica a mediados de 2016.

nullCon base en las normas brasileñas en vigor, una orden de captura sólo puede ser cumplimentada entre las 06:00 y las 18:00 horas (04:00 y 16:00 horas tiempo del centro de México), con lo que, si el expresidente no se entrega, serán las autoridades las que pasarán a tener un plazo de una hora para arrestarlo.

Publicidad

Jorge Chastalo Filho, jefe del equipo de custodia y escolta de la Policía Federal de Curitiba, donde debe presentare Lula, declaró que la entrega puede ser en esa ciudad o incluso en Sao Paulo, caso en que sería trasladado en un avión policial, que le ha sido ofrecido.

Sin embargo, el funcionario no aclaró qué actitud tomaría la policía si Lula se resiste y no se entrega dentro del plazo fijado: "Ejecutaremos el mandato en el momento más oportuno", declaró el agente, sin más aclaraciones.

Con información de Efe.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad