Publicidad
Publicidad

El G7 confirma frente común contra 'maligna conducta' de Rusia

Los siete países más desarrollados sin embargo no logran superar sus diferencias en torno al acuerdo nuclear iraní.
G7 en Canadá
G7 en Canadá Las diferencias sobre el acuerdo nuclear iraní tiene lugar pocas semanas antes de una crucial decisión de Washington. (Foto: LARS HAGBERG/AFP)

Las grandes potencias del G7 confirmaron el domingo un frente común contra Rusia durante una reunión de sus ministros de Relaciones Exteriores en Toronto, Canadá. Sin embargo, no lograron superar sus diferencias en torno al acuerdo nuclear iraní.

La reunión de ministros sirvió como marco para preparar la cumbre del G7 que tendrá lugar los días 8 y 9 de junio en Charlevoix, Quebec.

Los siete países más industrializados (Estados Unidos, Francia, Alemania, Reino Unido, Italia, Japón y Canadá), este lunes reiterarán su firmeza ante las históricas negociaciones con Corea del Norte.

Leer: EU acusa a China, Rusia, Irán y Corea del Norte de violar derechos humanos

Las diferencias sobre el acuerdo nuclear iraní tiene lugar pocas semanas antes de una crucial decisión de Washington, Estados Unidos. El comunicado final de las conversaciones no será difundido este lunes, pero algunos funcionarios confirmaron que los ministros tomaron una posición dura frente a Moscú y el presidente Vladimir Putin.

"Hubo unidad del G7 en oponerse a la maligna conducta de Rusia", dijo un alto funcionario estadounidense a periodistas, citando la incapacidad de Moscú para prevenir el uso de armas químicas por las fuerzas sirias y su interferencia en elecciones en Europa y Estados Unidos.

Publicidad

"Creo que nunca deberíamos mostrarnos débiles ante el presidente Putin. Cuando uno es débil, él lo aprovecha", expresó el presidente francés Emmanuel Macron el domingo en una entrevista con Fox News.

Mientras los aliados se mostraron unidos frente a Rusia, Francia Reino Unido y Alemania -los países occidentales que firmaron el acuerdo nuclear con Irán en 2015 junto con Rusia y China- continuán preocupados por las amenazas del mandatario estadounidense Donald Trump de abandonar ese pacto a menos que los países europeos acepten endurecer los controles sobre Teherán. El mandatario dio un ultimátum hasta el 12 de mayo.

Sugerimos: Los problemas que impiden una solución Rusia-Turquía-Irán para Siria

"Hemos estado negociando con los europeos", dijo un alto funcionario estadounidense a los periodistas antes de una reunión entre diplomáticos franceses, alemanes, británicos y estadounidenses. "Hemos avanzado mucho pero debemos continuar".

En el marco del G7, el secretario de Relaciones Exteriores británico, Boris Johnson, le expresó al secretario de Estado estadounidense John Sullivan, su "preocupación" por el destino del acuerdo con Irán. Los socios europeos estiman que el acuerdo representa la mejor forma de evitar que Irán se dote de uranio.

En ese sentido, Macron también se refirió en la entrevista con Fox al acuerdo con Irán, previo a una reunión con Trump, el lunes.

Publicidad

"No tengo plan B para el (acuerdo) nuclear contra Irán", admitió. "Quiero luchar contra los misiles balísticos, quiero contener su influencia regional", afirmó. Adelantó que pedirá a Trump que "no abandone el acuerdo mientras no tenga una mejor opción en lo nuclear, completémoslo".

Si Estados Unidos rompe el acuerdo, Irán retomará "vigorosamente" el enriquecimiento de uranio, advirtió el sábado el ministro iraní de Relaciones Exteriores, Mohamad Javad Zarif.

Tensiones con Rusia

La canciller canadiense Chrystia Freeland invitó a sus colegas del G7 y a la representante de la Unión Europea a un almuerzo de trabajo para discutir la situación en Ucrania, donde rebeldes pro rusos controlan una región del este.

Ya al inicio de la reunión, los estadounidenses reiteraron su "apoyo inquebrantable a la soberanía e integridad territorial de Ucrania ante la agresión rusa", luego de que el secretario de Estado interino, John Sullivan, tuviera a última hora del sábado un encuentro bilateral con el canciller ucraniano Pavlo Klimkin.

Publicidad

Leer: Rusia advierte que habrá consecuencias por el ataque a Siria

Los aliados también están preocupados por el presunto intento de Moscú de matar en Gran Bretaña al exespía ruso Serguéi Skripal con un agente neurotóxico, y presionan a las autoridades rusas a informar sobre un grupo de agentes químicos letales supuestamente desarrollado por la Unión Soviética (URSS) y que Londres estima es responsable del incidente.

A los países del G7 les preocupa también el apoyo de Moscú al régimen de Bashar al Asad en el marco de la cruenta guerra civil en Siria. Según una fuente de la diplomacia francesa, el ministro francés Jean-Yves Le Drian "reiteró que es necesario ser firmes" pero seguir intentando discutir con Rusia.

Tras los ataques de Washington, París y Londres contra el régimen de Damasco en respuesta a un supuesto ataque químico, los aliados occidentales deben relanzar el diálogo con Moscú, aliado de Asad, para encontrar una solución política bajo la égida de la ONU tras siete años de guerra.

En la reunión de cancilleres también se abordó la situación con Corea del Norte y la no proliferación nuclear, a poco de una cumbre histórica entre Donald Trump y el líder norcoreano Kim Jong Un, para discutir una "desnuclearización" de la península coreana.

Los miembros del G7 apoyan los esfuerzos para convencer a Kim de poner fin a sus intentos de desarrollar un arsenal de misiles nucleares, pero también están atentos a lo que Estados Unidos tenga que ofrecer.

Publicidad

Sugerimos: Trump confirma la reunión del jefe de la CIA con Kim Jong Un

Los aliados están interesados en garantizar que Trump no ceda demasiado para asegurar un acuerdo histórico.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad