Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

El mensaje de Melania Trump en África choca con las políticas de EU

Un decreto presidencial firmado por Donald Trump a pocos días de tomar el cargo está perjudicando a las personas a las que su esposa quiere ayudar.
Melania Trump visita Ghana

JOHANNESBURGO/ Sudáfrica (CNN) - El primer viaje en solitario de la primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, a través de Ghana, Malawi, Kenia y Egipto no debería ser ninguna sorpresa.

Se ha convertido en una especie de tradición para las primeras damas de Estados Unidos.

En la década de 1990, Hillary Clinton se reunió con Nelson Mandela y recorrió su celda en Robben Island. Laura Bush viajó a África para visitar programas de VIH/SIDA. Michelle Obama, quien se enfocó más en temas domésticos, sí llegó a visitar Sudáfrica y Botswana en una gira en solitario.

Lee: El papel de Melania e Ivanka para persuadir a Trump de la medida migratoria

En su primer viaje sola al extranjero como primera dama, Melania Trump quiere promocionar su campaña “Be Best” y enfocarse en la salud de las mujeres y los niños.

Melania Trump arranca su gira por África en Ghana
Publicidad

Pero lo que difiere de los recorridos de sus predecesoras es que el mensaje optimista durante el viaje de Trump a África cae en contradicción con las políticas de su esposo, dicen expertos en salud pública y líderes de organizaciones no gubernamentales.

“Debido a las políticas del presidente (Donald) Trump, estamos negando a las mujeres y a los niños asistencia de salud fundamental”, dijo un director de una importante organización benéfica de planificación familiar y de VIH en Malawi, y agregó que el decreto presidencial firmado por Donald Trump a pocos días de tomar el cargo está perjudicando a las propias personas a las que ella quiere ayudar.

Al igual que muchas de las personas entrevistadas para este artículo, el director se negó a ser identificado, ya que podría poner en peligro la relación de la organización benéfica con la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés).

'Regla mordaza global'

El 23 de enero de 2017, el presidente Trump restableció la llamada política Ciudad de México, que corta los fondos estadounidenses para organizaciones benéficas extranjeras que proporcionen o promuevan el aborto, incluso si el aborto es legal en ese país.

Publicidad

Adoptada por primera vez por el presidente Ronald Reagan, generalmente es promulgada durante los gobiernos republicanos y es derogada durante los demócratas, pero Trump la amplió en gran medida para cubrir a todas las organizaciones benéficas relacionadas con la salud, no solo a las organizaciones de planificación familiar.

¿Donald Trump se enojó con Melania porque la sorprendió viendo CNN?

Las organizaciones benéficas que reciben fondos estadounidenses también tienen prohibido defender cambios en la ley donde el aborto es ilegal, como en Malawi.

“Es por eso que algunos defensores la llaman la ley mordaza global, porque regula el discurso, así como el acceso a la atención médica”, dijo Jennifer Kates, vicepresidenta y directora de salud mundial y política de VIH de la Kaiser Family Foundation, un grupo enfocado en políticas.

La salud materna y neonatal está indisolublemente vinculada a la planificación familiar, dijo Kates. Poco después de que se restableciera la política, su organización y otras predijeron graves consecuencias para las familias en todo el mundo en desarrollo.

Publicidad

El año pasado, CNN viajó a Malawi. El principal obstetra del país estaba inundado de pacientes en el principal hospital de referencia en Blantyre, la segunda ciudad más grande del país. Chisale Mhango estaba atendiendo a entre 10 y 15 mujeres por día para cirugías postaborto. Un firme defensor de los derechos reproductivos de la mujer, dijo que el país había hecho grandes avances en el conocimiento de planificación familiar, en gran parte gracias a fondos de la USAID.

Pero ahora le preocupa que ese progreso pueda perderse.

En Malawi, las mujeres a menudo recurren a curanderos tradicionales que utilizan mezclas tóxicas para interrumpir los embarazos. El traumatismo resultante frecuentemente termina en sepsis y algunas veces, en la muerte.

Mhango dijo que la situación ha empeorado desde entonces.

“Necesitamos garantizar fondos para la planificación familiar; de lo contrario, continuaremos teniendo problemas con el aborto inseguro”, dijo.

Lee: Melania Trump causa polémica por su chaqueta antes de visita a niños inmigrantes

Publicidad

Pero a medida que la primera dama visita Ghana, Malawi y Kenia, el impacto de la política Ciudad de México sobre los programas de planificación familiar ya no es hipotética.

La directora de la organización benéfica de planificación familiar de Malawi dijo que se rehusó a comprometerse a cumplir con las nuevas reglas.

“Somos una organización basada en el derecho y creemos que esos derechos deben mantenerse sin importar nada”, dijo.

Como resultado, la organización benéfica ha despedido a un número sustancial de su personal y ha recortado más de una cuarta parte de sus programas de divulgación de salud debido a los fondos perdidos de la USAID.

Ella dijo que la organización ha cerrado clínicas y servicios de atención de VIH/SIDA y planificación familiar en áreas rurales profundas. A veces, son los únicos que operan en esas regiones.

La organización de beneficencia ahora está luchando para obtener fondos en otros lugares, pero algunas organizaciones se sienten obligadas a tomar una decisión distinta.

Publicidad

Operando en una parte diferente de Malawi, el director de una organización de planificación familiar dijo que no había más remedio que aceptar las condiciones.

“Por supuesto, querríamos abogar para que la ley cambie, porque creemos que conduce a muchos abortos inseguros, pero tuvimos que abandonar nuestra defensa porque USAID es un importante financiador en Malawi”, dijo.

En Kenia y Ghana, donde los gobiernos han estado tratando de relajar constantemente las reglas sobre el aborto para evitar las terribles consecuencias de los abortos inseguros, la política también tiene un efecto escalofriante, según los expertos en políticas.

Lee: "Cómo puedo ayudar a que estos niños se reúnan con sus familias": Melania Trump

Marie Stopes International, un grupo proelección y proveedor de servicios, con sede en Londres, dice que la brecha de 60 millones de dólares provocada por el congelamiento de Estados Unidos de su financiamiento podría dar lugar a más de dos millones de embarazos no deseados a nivel mundial.

Mayor donante

Publicidad

Mark Green, el administrador de USAID designado por Trump, dijo a CNN que la agencia ha sido abierta acerca de los impactos de la política.

“Nuestro compromiso es informar directamente sobre las cifras de aquellos que han recibido financiamiento y de quienes optaron por no tomar fondos debido a las directrices de la política. Y seguimos siendo el mayor donante de salud materna e infantil en el mundo”, dijo.

Y los funcionarios de USAID creen que es importante mirar el panorama general.

Un funcionario de USAID dijo que el gobierno de Estados Unidos ha invertido más de 47,000 millones de dólares en salud en África durante la última década.

Y las iniciativas lideradas por Estados Unidos para combatir el VIH y la malaria han salvado millones de vidas en el continente.

Publicidad

Green, quien es ampliamente respetado en los círculos del desarrollo, debe cumplir con la política del presidente Trump.

Lee: Melania contradice a Donald Trump y elogia a LeBron James

Pero su visión para el futuro de la agencia refleja otra de las exigencias centrales de Trump. USAID está realizando importantes reformas para enfocarse en lo que los funcionarios llaman “el trayecto hacia la autosuficiencia”.

El objetivo final es ayudar a los países a salir de la dependencia de la ayuda externa.

“Lo que estamos buscando es atractivo para el presidente Trump, el empresario”, dijo Green.

CNN ha buscado comentarios por parte de la Casa Blanca.

Publicidad

Dirigir o seguir

La política Ciudad de México no es la única incursión de Trump en la asistencia extranjera. La Casa Blanca ha solicitado en repetidas ocasiones importantes recortes de fondos para USAID y para el Departamento de Estado en su propuesta de presupuesto.

Pero, hasta ahora, ha habido un rechazo bipartidista del Congreso —que es el que aprueba el presupuesto— a cualquier recorte importante en la asistencia extranjera.

“Este tipo de posicionamiento de la Casa Blanca afecta nuestra relación con los países de todo el mundo”, dijo Kates, de la Kaiser Family Foundation. “Si Estados Unidos adopta una postura aislacionista, ya no seremos vistos como líderes en el escenario internacional”.

Trump también ha adoptado una visión mucho más transaccional del apoyo asistencial. En su discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas el mes pasado, dio un paso más allá.

Publicidad

“En el futuro, solo vamos a dar ayuda extranjera a quienes nos respeten y que, francamente, sean nuestros amigos”, dijo.

Eso es algo con lo que el jefe de USAID no tiene problema.

Lee: El papel de Melania e Ivanka para persuadir a Trump de la medida migratoria

“No hay nada de malo en insistir en que la asistencia extranjera siempre sirve a los mejores intereses de Estados Unidos”, dijo Green.

Y, en lo que respecta a la planificación familiar, otros países ya están entrando en la brecha.

Con un fuerte financiamiento europeo, un grupo llamado movimiento SheDecides fue creado explícitamente para contrarrestar el impacto de la política Ciudad de México a nivel mundial y abogar por que las mujeres y las niñas tomen sus propias decisiones.

Publicidad

El presidente de su programa global es la activista malauí Tikhala Itaye. Al hablar desde la capital Llinongwe, envió un mensaje a la primera dama.

“Como mujer, Melania ya debería entender estos problemas. Debería poder decir libremente lo que quieren las mujeres. Ningún hombre debería poder hacer políticas que decidan por nosotras”.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad