Publicidad
Publicidad

5 claves del acuerdo del 'brexit' que tienen a Theresa May en la cuerda floja

El acuerdo ha sido rechazado tanto por partidarios como opositores al brexit, aunque por razones muy distintas.
Transición
Reino Unido saldrá formalmente de la Unión Europea el 29 de marzo de 2019, pero Reino Unido permanecerá dentro del mercado común y seguirá estando sujeto a las leyes de la UE hasta dicimebre de 2020.

(CNN)- Después de 20 meses de tensas negociaciones, la Unión Europea y el Reino Unido alcanzaron un acuerdo sobre la salida británica del bloque.

Pero está lejos de ser un pacto cerrado. El borrador de 585 páginas del acuerdo es largo y complejo y contiene varias cláusulas muy polémicas.

Es probable que tanto partidarios como opositores al brexit rechacen el acuerdo, aunque por razones muy diferentes, y no está claro si obtendrá la aprobación del parlamento.

Lee: May enfrenta dimisiones de su gabinete y críticas por su plan de 'brexit'

Tras una áspera sesión en el Parlamento este jueves, un destacado diputado conservador, el euroescéptico Jacob Rees-Mogg, anunció que pedía un voto de censura al grupo parlamentario del Partido Conservador de May. Además, por lo menos cuatro ministros renunciaron al gabinete de Theresa May, incluido su ministro del brexit, Dominic Raab.

¿Cuáles son los puntos más complicados? ¿Cómo serán resueltos?

Publicidad

Puedes leer el documento completo aquí (en inglés), pero para ahorrarte tiempo, hemos resumido algunos de los puntos clave:

Periodo de transición

Reino Unido saldrá formalmente de la Unión Europea el viernes 29 de marzo de 2019, cuando dejará de participar a cualquier nivel en la toma de decisiones del bloque.

Sin embargo, bajo el proyecto de acuerdo, Reino Unido permanecerá dentro del mercado común del bloque y seguirá estando sujeto a las leyes y regulaciones de la UE hasta acabar diciembre de 2020, mientras los dos bandos tratan de concretar una nueva relación comercial.

Lee: La libra cae bruscamente por el temor de un brexit caótico

Publicidad

Durante este periodo, todos los "instrumentos y estructuras regulatorias, presupuestarias, de supervisión, judiciales y de ejecución" existentes en la UE continuarán aplicándose en Reino Unido, incluyendo fallos de la Corte de Justicia europea.

En los hechos, el periodo de transición otorga a las dos partes tiempo adicional para continuar las negociaciones. Si los 21 meses extras no son suficientes - y los críticos sugieren que así será casi con seguridad - el periodo de transición se puede extender por un acuerdo conjunto antes del 1 de julio de 2020 y por un tiempo no especificado.

Frontera con Irlanda y unión aduanera

No habrá una frontera dura entre Irlanda del Norte, que es parte del Reino Unido, y la República de Irlanda, integrante de la Unión Europea, al menos a corto plazo.

En caso de que el periodo de transición se extienda más allá del 2020, el borrador de acuerdo compromete a las dos partes a una solución de "respaldo" que consiste en "un territorio aduanero único entre la Unión (Europea) y el Reino Unido".

Publicidad

Esa unión aduanera eliminaría todos los aranceles, los controles de las normas de origen y las cuotas y cubriría todos los productos, excepto los pesqueros.

Lee: Theresa May defiende su proyecto de 'Brexit' ante un Reino Unido dividido

"Con este fin, el Reino Unido armonizará la política comercial aplicable a su territorio aduanero con la política comercial común de la Unión", dice el acuerdo.

Durante este periodo, el Reino Unido adoptará lo que el documento nombra como "igualdad de condiciones", asegurando que las empresas del país no pueden socavar a sus competidores europeos, eliminando en los hechos la posibilidad de que el Reino Unido se transforme en un paraíso empresarial de estilo impositivo como el de Singapur, como deseaban algunos partidarios del brexit.

Bajo estas condiciones, se requerirá que el Reino Unido acepte una serie de "cláusulas de no regresión" que le impidan introducir nuevos estándares más bajos en regulaciones ambientales, laborales y sociales, incluyendo políticas de salud y seguridad, así como horarios laborales.

Al formar parte de la unión aduanera, el Reino Unido estará obligado por todos los acuerdos comerciales de la Unión Europea. De manera controversial, esto significaría que países fuera de la UE, como Estados Unidos y China, tendrían acceso al mercado británico con base en las condiciones establecidas en los acuerdos con la UE.

Publicidad

Lee: El 'brexit' frena la innovación de los fabricantes de autos europeos

Además, una vez que la cláusula de respaldo entre en vigor, solo podrá ser removida por un acuerdo entre las dos partes, previniendo esencialmente que Reino Unido salga de la unión aduanera sin la aprobación de la UE.

Mercados financieros

La ciudad de Londres ha jugado un enorme papel en las negociaciones del brexit, con los bandos a favor y en contra intentando aprovechar el estatus de la capital como el principal centro financiero del mundo.

Ese estatus ahora podría estar en riesgo. Aunque muchas de las instituciones financieras de Londres se han preparado para la ausencia de un acuerdo para el brexit, el nuevo acuerdo no es nada positivo.

Publicidad

En el documento de 580 páginas, solo tres párrafos con poco más de 300 palabras están dedicados al sector financiero de Reino Unido.

Lee: El político británico que tiene en la mira al ‘brexit’ de Theresa May

Bajo el borrador del acuerdo, "las entidades establecidas en el Reino Unido deberán ser tratadas como entidades localizadas fuera de la Unión". En la práctica, es probable que esto resulte en que al centro financiero de Londres se le otorgue un nivel de acceso al mercado de la UE similar al dado a las empresas de Estados Unidos y Japón, en virtud de un acuerdo conocido como de "equivalencia", lo que ponen en peligro el atractivo de Londres para las compañías financieras internacionales.

Libertad de movimiento

El borrador del documento otorga protecciones a los más de 3 millones de ciudadanos de la Unión Europea en Reino Unido, y al más de un millón de ciudadanos británicos en países del bloque, para que puedan seguir viviendo, trabajando o estudiando donde lo hacen actualmente.

Publicidad

De forma crucial, "a los titulares de un documento válido no se les requerirá una visa de salida, visa de entrada o cualquier formalidad equivalente" para los ciudadanos de la Unión Europea y el Reino Unido cuando crucen las fronteras nacionales dentro del bloque.

La libertad de movimiento se mantendrá hasta que se alcance un acuerdo final y los ciudadanos europeos y británicos que lleguen al estado de acogida durante el periodo de transición disfrutarán los mismos derechos que los que llegaron antes del 30 de marzo de 2019.

Cláusula de divorcio

De acuerdo con un sumario europeo del documento, el "acuerdo no es sobre el monto de las obligaciones financieras del Reino Unido, sino sobre la metodología para calcularlo".

Según este razonamiento, el Reino Unido cumplirá con todos los compromisos conjuntos existentes para los programas de la UE según se describe en el presupuesto de la UE para 2020, "incluidos los compromisos pendientes a finales de 2020 y los pasivos que no se correspondan con los activos".

Publicidad

Previamente esto se había estimado en cerca de 50,000 millones de libras (64,800 millones de dólares).

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad