Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Una niña siria muere después de salvar a su hermana en un ataque aéreo en Idlib

En las últimas semanas, muchos civiles han muerto durante las ofensivas del gobierno de Bashar Al-Asad contra uno de los últimos bastiones rebeldes.
mar 30 julio 2019 05:04 AM
Problemas.
Reham sostuvo por la camiseta a su hermanita Tuqa, de siete meses, en un intento por salvarla de caer de los escombros, una de las escenas más dramáticas que han dejado los bombardeos en la última semana.

(CNN)- Un hombre mira horrorizado a sus tres hijitas tambalearse en el borde de un edificio destruido por un bombazo en el norte de Siria. Una de ellas es Reham, de cinco años. Toma por la camiseta a su hermanita Tuqa, de siete meses, en un intento por salvarla de caer de los escombros.

Este momento de desesperación quedó capturado en una imagen desgarradora el miércoles 24 de julio en el pueblo sirio de Ariha, en la provincia de Idlib. La foto del grupo activista local, SY24, revela las consecuencias de un ataque aéreo de las fuerzas gubernamentales.

Publicidad

En días recientes, montones de civiles han caído víctimas de la ofensiva del gobierno, que cuenta con el apoyo de Rusia, para recuperar el control de los últimos bastiones rebeldes en el noroeste de Siria.

Lee: Unas imágenes de satélite revelan ataques en la provincia siria de Idlib

Reham se golpeó la cabeza con una piedra cuando cayó y murió mientras recibía tratamiento en la ambulancia, según los Cascos Blancos, un grupo de rescatistas voluntarios a quienes también se conoce como Defensa Civil de Siria.

Tuqa, la bebé de la foto, sobrevivió. Recibió atención médica y la dieron de alta del hospital, según la Fundación de la Sociedad Médica Siria Estados Unidos (SAMS).

La tercera hermana (Rawan, de tres años), que en la foto se ve de pie detrás de Reham, murió el viernes en el hospital, según la SAMS. Según los Cascos Blancos, la madre de las niñas también murió cuando el proyectil cayó en el edificio en el que vivía esta familia de 12 integrantes, mientras que otros cuatro niños están recibiendo tratamiento para sus heridas.

Esquizofrenia y trastorno bipolar, algunas secuelas de vivir en zonas de guerra

A lo largo de los pasados dos meses, el gobierno sirio intensificó los ataques aéreos en Idlib y las zonas circundantes, las últimas partes que quedan bajo el control de la oposición. Cientos de civiles han muerto y se cree que hay decenas de miles de desplazados, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

Al menos 450 civiles han muerto en los pasados tres meses, desde que comenzó la campaña del gobierno sirio, según señaló la oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos en un comunicado del viernes, 26 de julio. La ONU agregó que más de cien personas han muerto en los ataques aéreos tan solo en los pasados diez días.

Publicidad

El costo para los niños

Las pasadas semanas han sido particularmente letales para los niños, según las organizaciones que operan en la zona. Han muerto más niños en las pasadas cuatro semanas en la provincia de Idlib que todos los que murieron en esa misma zona en 2018, según declaraciones que dieron a conocer el miércoles Save the Children y su organismo afiliado, Hurras Network .

Al menos 33 niños han muerto desde el 24 de junio, a diferencia de los 31 niños que murieron en todo 2018, señaló la organización.

"La situación actual en Idlib es una pesadilla. Las lesiones que estamos viendo son horrorosas", dijo Sonia Khush, directora de respuesta de Save the Children Siria, en un comunicado de prensa . "Está claro que, una vez más, los niños han muerto y han resultado heridos en ataques indiscriminados".

Desde que la violencia se intensificó, a finales de abril, han muerto al menos 400 personas (incluidos 90 niños), según estimados de Save the Children.

Michelle Bachelet, alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, dijo en un comunicado que le preocupa que "la carnicería" en Siria "ya no esté en el radar internacional" y dijo que la reacción de la comunidad internacional era "encogerse de hombros".

"Es una falla de liderazgo de los países más poderosos del mundo que tiene como consecuencia una tragedia de una magnitud tal que al parecer ya no somos capaces de identificarnos con ella", dijo Bachelet.

Publicidad

"Es esencial que cesen las hostilidades para dar espacio a la continuación de las negociaciones políticas", agregó. "La alternativa es más muertes sin sentido y destrucción en una guerra sin fin".

En un emotivo video que se publicó en Facebook, a finales de julio, una mujer sirio-estadounidense de nombre Rania Kisar dijo: "Sr. Trump, por favor detenga esto. Pare este bombardeo. Detenga la muerte de esta gente inocente".

De pie, entre los escombros que dejó un ataque aéreo en la ciudad de Maarat al Numan, Kisar dice: "Por favor, Estados Unidos. Por favor, hagan algo", antes de romper en llanto.

CNN se puso en contacto con la Casa Blanca para pedir comentarios.

A finales de junio, Mark Lowcock, jefe de Asuntos Humanitarios de la ONU, advirtió al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que "los ataques contra civiles e infraestructura civil tienen que parar están funcionando como albergues, según la ONU.

"Estos ataques no solo cobran víctimas inocentes", dijo Lowcock. "También privan a miles de civiles de servicios básicos de salud, incluso cuando los combates se intensifican a su alrededor", agregó. Lowcock dijo que los ataques contra la infraestructura civil son "atroces".

Lee: América Latina apoya a México para ser candidato al Consejo de Seguridad de ONU

Mientras las esperanzas de paz y normalidad se desvanecen, más de 5.6 millones de personas han huido de Siria desde 2011 y millones más están desplazados dentro del país, según las cifras más recientes de la ONU.

Con la colaboración de Jomana Karadsheh, de CNN, desde Estambul y de Sharif Paget desde Atlanta.

Publicidad
Publicidad