Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

México necesita una política exterior de Estado para triunfar en la ONU

En sus posiciones dentro del Consejo de Seguridad y el Consejo Social y Económico del organismo, el país tendrá que tomar posturas en temas donde se ha mantenido neutral, como Venezuela.
vie 19 junio 2020 05:04 AM
Dos foros de importancia
México obtuvo un asiento en dos órganos importantes de Naciones Unidas: el Consejo de Seguridad y el Consejo Económico y Social.

Para que México pueda aprovechar las posiciones recién obtenidas dentro de dos de los órganos más importantes de la Organización de las Naciones Unidas -en el Consejo de Seguridad y el Consejo Social y Económico- deberá implementar una política exterior de Estado, de acuerdo con especialistas.

El diplomático mexicano Miguel Ruiz-Cabañas, quien ha encabezado la misión diplomática de México ante la ONU, dijo que las experiencias previas de México como miembro no permanente de

Publicidad

"Nuestra membresía en el Consejo de Seguridad exige una política de Estado que encabece el propio jefe del ejecutivo. No puede marginarse porque la dinámica del Conss esa", explicó Ruiz-Cabañas en entrevista con Expansión.

México, India, Noruega e Irlanda son elegidos para el Consejo de la ONU en 2021-2022

En el documento México en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en el periodo 2021-2022, presentado el miércoles, el diplomático señaló que, basado en las experiencias previas dentro del consejo, enseñaron a México que cada vez que se llegaba con una política exterior desarticulada aquello terminaba en desastre.

"Para mí una política de Estado no es solo lo que decida la cancillería. Todo el gobierno debe entender lo que implica estar allí. Si un día surge un conflicto en un lugar de África que nos afecte vamos a tener que decir cosas y eso puede afectar temas comerciales y económicos", dijo el ahora académico del Tecnológico de Monterrey.

Comprender la importancia que tienen la política exterior per se y no solo por su relación con la política interna será clave para una participación exitosa en los dos Consejos donde México fue electo el miércoles, aseguró María Fernanda Vidal, profesora investigadora de la la Escuela de Comunicación de la Universidad Panamericana.

"La política exterior por ella misma es relevante porque no podemos pensar que vivimos aislados. Aunque estuviéramos bien, si todo a nuestro alrededor está colapsando, todo eso tiene afectaciones. Ese es el reto que se tiene, hacerle ver al ejecutivo que los foros internaciones y los acuerdos que tenemos con otros países son importante per se", dijo Vidal en entrevista telefónica.

Publicidad

La especialista en geopolítica dijo que tanto el secretario de Relaciones Exteriores, como el representante de México ante las Naciones Unidas, Juan Ramón de la Fuente, comprenden la importancia de la política exterior. "Juan Ramón de la Fuente sabe de la importancia del multilateralismo y de las relaciones internacionales".

Vidal también destacó la tradición diplomática de México, demostrada por el Servicio Exterior Mexicano, así como la larga tradición del país como un actor relevante en las discusiones internacionales. Puso como ejemplo el Tratado de Tlatelolco, para impedir la proliferación de armas nucleares en América Latina, y la Convención de Ottawa.

Ruiz-Cabañas explicó que no siempre fue así. La primera experiencia de México en el Consejo de Seguridad en 1946, solo unos meses después del final de la Segunda Guerra Mundial y del nacimiento de la ONU, fue traumática. México no volvió al Consejo sino hasta los 80.

"Nuestra larga ausencia en el Consejo fue parte de un aislacionismo autoimpuesto que duró décadas, en las que nos abstuvimos de participar en muchos foros internacionales y en las que rechazamos suscribir los principales tratados de derechos humanos porque se consideraban contrarios a la soberanía nacional", explica el ex embajador de México ante la Organización de Estados Americanos (OEA) en el documento México en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en el periodo 2021-2022, presentado el miércoles.

Publicidad

Vidal dice que será necesaria la participación de todos los diplomáticos de carrera para capitalizar la presencia de México tanto en el Consejo de Seguridad, como en el Consejo Económico y Social, un órgano de Naciones Unidas encargado de coordinar la cooperación para el desarrollo y la ayuda humanitaria.

Ruiz Cabañas agrega que también será necesaria la participación de la Cámara de Diputados y el Senado, así como de organismos de la sociedad civil.

La necesidad de tomar partido

México rige su política exterior bajo principios dictados en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos: la no intervención y la búsqueda de la solución pacífica de los conflictos. Con estos principios en mente, el presidente Andrés Manuel López Obrador se ha negado a tomar partido en temas importantes para la hemisferio, principalmente, la crisis humanitaria en Venezuela.

Ruiz-Cabañas y Vidal aseguran que si surge el tema en el Consejo de Seguridad durante el periodo en el que México ocupe el asiento, le será imposible mantener una posición de neutralidad, pues incluso al abstenerse de votar, dará un mensaje político.

"El caso de Venezuela puede llegar al Consejo de Seguridad, ya ha llegado. Estados Unidos ya lo llevó y no logró condenar a Venezuela porque vetaron China y Rusia. El tema Venezuela ya está en la agenda y puede revivir. (...) Ahí México va a tener que pronunciarse, aunque haya un veto, de todas manera vamos a tener que decir algo, y si nos quedamos callados, el silencio también dice muchas cosas, es muy elocuente", dijo el ex subsecretario para para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos.

La doctora por la Universidad de Oxford recuerda que la propia Venezuela ha solicitado que el Consejo de Seguridad se reúna para evaluar temas como la presunta incursión de mercenarios estadounidenses en su terriotorio con el plan de asesinar al presidente Nicolás Maduro.

"Es un foro que Venezuela está usando y probablemente México va a tener que lidiar ahí con dos aspectos. EL primero es su propia política exterior en materia de lo que dicta la constitución, pero al mismo tiempo la representación de un bloque. Lo que no vamos a poder permitir por interntar no meternos. por intentar no intervenir o no generar un choque con Estados Unidos es no tener una postura clara y firme porque eso no nos va a dejar parados con nuestro colégas de América del Sur", dijo la especialista.

La profesora de la UP recordó que México no solo se representa a sí mismo dentro del Consejo, sino al grupo de América Latina y el Caribe, países que respaldaron su candidatura.

Al respecto, Ruiz-Cabañas puso enfasis en la crisis de refugiados venezolanos que existe en América del Sur, por lo que encontrar una solución al conflicto venezolano será uno de los temas claves en la agenda de los próximo meses.

El especialista dijo que aunque temas como el cumplimiento de los Objetivos del Desarrollo Sostenible y la participación de las mujeres en las operaciones de mantenimiento de la paz son importantes y deben formar parte de la agenda, México deberá incluir temas "que nos duelan".

Entre estos temas pone el tráfico ilegal de armas, las crisis alimentarias y las crisis sanitarias.

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad
Publicidad