Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Trump desiste de suspender las visas para estudiantes extranjeros

El gobierno de Estados Unidos y las instituciones académicas llegaron a un acuerdo del que no se saben más detalles por el momento.
mar 14 julio 2020 05:22 PM
Harvard And MIT Sue Trump Administration Over Foreign Student Rule
El ICE retornará a sus directrices de marzo, que permiten que los estudiantes extranjeros permanezcan en EU aún si su universidad opta por dar la instrucción exclusivamente en línea por la pandemia.

El gobierno del presidente estadounidense Donald Trump desistió de retirar los visados a estudiantes universitarios extranjeros que deban seguir estudios en línea a raíz de la pandemia de coronavirus, informó el martes una jueza federal de Boston.

La decisión, adoptada el 6 de julio por la policía migratoria (ICE), fue cuestionada en la justicia por 18 estados más el Distrito de Columbia, la Universidad de Harvard y el MIT, con el apoyo de otras universidades y sindicatos de profesores.

Publicidad

En una audiencia en Boston (Massachusetts), en la que se iba a discutir la demanda iniciada por la Universidad de Harvard y el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) para revocar esta directiva, la jueza federal Allison Burroughs presentó la lectura de un acuerdo al que llegaron el gobierno federal y las instituciones académicas.

"Las partes llegaron a una solución (...) el gobierno aceptó anular la decisión", indicó la Burroughs.

La jueza no dio más detalles sobre las razones de esta marcha atrás del gobierno, pero el anuncio tomó a todos por sorpresa.

La audiencia se había programado con una duración de 90 minutos, ante la expectativa de una acalorada defensa de posiciones por ambas partes, pero en menos de dos minutos el gobierno y las universidades se pusieron de acuerdo en la retirada de la norma.

La resolución de este caso significa que el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés) retornará a sus directrices de marzo, que permiten que los estudiantes extranjeros permanezcan en Estados Unidos aún si su universidad opta por dar la instrucción exclusivamente en línea durante la pandemia de la COVID-19.

Miles de estudiantes extranjeros corrían el riesgo de ser deportados de Estados Unidos, epicentro de la pandemia mundial de coronavirus, porque sus universidades solo ofrecerán cursos en línea a partir del próximo semestre.

Publicidad

Harvard y el MIT fueron los primeros en hacer frente a la decisión de la policía migratoria el miércoles pasado, cuando pidieron a la justicia bloquear esta orden "arbitraria y caprichosa".

La sorpresiva resolución de esta disputa deja sin efecto asimismo las demandas iniciadas por el estado de Nueva York, universidades del Oeste del país, la Universidad John Hopkins, de Maryland, y la coalición de estados encabezada por la fiscal general de Massachusetts, Maura Healey.

"Parece que fue diseñada a propósito para presionar a las universidades a fin de que abran sus campus para clases presenciales este otoño, haciendo caso omiso de las preocupaciones sobre la salud y la seguridad de los estudiantes, profesores y otros", dijo el presidente de Harvard, Lawrence Bacow.

Otro de los centros que se había manifestado en contra de la normativa fue la Universidad Rice, en Houston, Texas. Su presidente, David Leebron, señaló que está "encantado" con la decisión de revertir la polémica normativa, que había sido anunciada por el gobierno hace apenas una semana.

"Pensamos que las reglas originales sugeridas eran crueles y equivocadas y no servían a nuestras universidades, no servían a nuestros estudiantes y francamente no servían a nuestro país", dijo Leebron en declaraciones a la cadena de televisión CNN.

También quedó sin causa la moción iniciada esta mañana por el fiscal general de California, Xavier Becerra, que solicitaba la intervención de los tribunales para bloquear la aplicación de la suspensión de visas hasta que hubiera un fallo judicial.

Publicidad

California, el estado con los sistemas educativos más grandes del país, con 180,000 estudiantes internacionales cada año, según datos de la Oficina del Fiscal General, iba a ser uno de los más afectados por esta orden de Trump.

No solo las universidades y autoridades estatales se habían manifestado en contra, sino que también más de una decena de empresas del sector tecnológico, incluyendo Google, Facebook y Twitter, salieron en apoyo de la demanda contra el gobierno de Trump.

Estas compañías explicaron que los estudiantes internacionales contribuyen "sustancialmente" a la economía de Estados Unidos, por lo que su partida hubiera amenazado la capacidad de las instituciones educativas para mantener sus "estándares de excelencia".

"Los estudiantes internacionales son una fuente importante de empleados para las empresas estadounidenses mientras son estudiantes y después de graduarse. Finalmente, se convierten en valiosos empleados y clientes de empresas estadounidenses, ya sea que permanezcan en los Estados Unidos o regresen a sus países de origen", aseguraron.

Trump, quien ha hecho de la lucha contra la inmigración el buque insigne de su mandato y apuesta a la reactivación de la economía para ser reelecto en noviembre, llama incansablemente a la reapertura de escuelas y universidades.

Estados Unidos tiene cerca de un millón de estudiantes extranjeros (5.5% del total), y muchas instituciones dependen en gran medida de sus pagos de matrícula.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad