Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La OMS prepara un seguro para los países pobres por la vacuna contra el COVID-19

La organización prepara un fondo para compensar a las personas de naciones de bajos ingresos que puedan sufrir efectos secundarios por el medicamento.
jue 29 octubre 2020 11:49 AM
Vacuna COVID-19
Las farmacéuticas deben revelar de forma transparente cuánto les cuesta producir las vacunas para prevenir la COVID-19, pidió este jueves la organización Médicos Sin Fronteras.

Un plan de vacunas coliderado por la Organización Mundial de la Salud está creando un fondo de compensación para personas de países pobres que puedan sufrir efectos secundarios por las vacunas contra el COVID-19, en un intento por disipar temores que puedan obstaculizar las inoculaciones a nivel mundial.

El mecanismo busca evitar una repetición de los retrasos vividos una década atrás, en la pandemia de la gripe porcina H1N1, cuando el proceso se ralentizó en decenas de países de bajos ingresos porque no había una responsabilidad clara.

Publicidad

El plan está siendo elaborado por los promotores de la iniciativa de vacunas COVAX, dirigida por la OMS y GAVI, una alianza mundial de vacunas, según indicó un documento de COVAX publicado el jueves. COVAX pretende distribuir al menos 2,000 millones de dosis efectivas en todo el mundo para fines del próximo año.

El plan podría pagar la factura de 92 países de bajos ingresos, sobre todo en África y el Sudeste Asiático, lo que significa que sus gobiernos enfrentarían escasos o ningún costo por demandas de los pacientes en caso de que algo salga inesperadamente mal tras la administración de vacunas distribuidas por COVAX.

Sin embargo, a docenas de países de ingresos medios, como Sudáfrica, Líbano, Gabón, Irán y a la mayoría de los de América Latina, no se les ofrecería esta protección.

"La iniciativa COVAX está desarrollando un sistema para compensar a las personas en cualquiera de las 92 economías (...) que sufran EAGs (eventos adversos graves) inesperados asociados con tales vacunas o su administración", señaló COVAX.

No quedó claro qué criterios fueron usados para seleccionar a las 92 naciones.

Aunque los efectos adversos son raros en una vacuna que ha recibido aprobación regulatoria, existe una elevada preocupación pública con las dosis contra el COVID-19 debido a la velocidad récord a la que está siendo desarrollada, un riesgo acrecentado por la creación misma del fondo de garantía.

Publicidad

Piden a las farmacéuticas trasparentar los costos de las vacunas

Las farmacéuticas deben revelar de forma transparente cuánto les cuesta producir las vacunas para prevenir la covid-19, lo que garantizaría que el precio de venta que fijen sea justo, tal como lo han prometido, dijo este jueves por su parte la organización humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF).

El último gesto de la competencia entre decenas de compañías farmacéuticas y biotecnológicas para dar con la vacuna para el coronavirus ha sido el anunció de las firmas Sanofi y GSK de que donarán 200 millones de unidades de la vacuna que están desarrollando como una forma de apoyar su distribución justa por todo el mundo.

La donación se canalizará a través del mecanismo COVAX, una iniciativa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la que colaboran gobiernos, empresa y entidades filantrópicas, y que funciona como un fondo común en el que los países de ingresos altos y medios financian las vacunas para ellos y para los países pobres que no pudieran acceder a ellas.

La vacuna de AstraZeneca y Oxford demuestra inmunidad en ancianos y jóvenes

Sin embargo, MSF recordó que tanto ese anuncio como la promesa de otras compañías de que venderán a precio de coste sus vacunas mientras dure la pandemia se ha hecho sin que ninguna revele cuál es realmente su coste de producción.

“Pedimos a Sanofi y GSK transparencia en relación al precio, al suministro y a la distribución de su potencial futura vacuna, si se prueba que es efectiva y segura”, indicó la organización en un comunicado.

Publicidad

A pesar de que un puñado de compañías, incluida GSK, ha prometido vender la vacuna sin beneficio durante la pandemia, ninguna ha compartido cuáles son sus costes de relacionados con la investigación y desarrollo, los ensayos clínicos y la producción.
Según los datos que maneja MSF, el 13% del mundo ha comprado más del 50 % del volumen de las vacunas candidatas más prometedoras.

Mencionó que Sanofi y GSK, cuya capacidad de producción se calcula en 1,600 millones de vacunas en 2021, han firmado acuerdos bilaterales por más de 1,000 millones de vacunas.

Estados Unidos se ha asegurado 600 millones de dosis; Reino Unido, 60 millones; la Unión Europea, 30 millones, y Canadá, 72 millones.

Para MSF esto levanta inquietud y dudas sobre la solidaridad que debe prevalecer en la asignación de vacunas.

“Las acciones de las farmacéuticas podrían llevar a una situación en la que alguien que no está en alto riesgo de contraer COVID en un país desarrollado tenga acceso a una vacuna antes que el personal sanitario de primera línea en un país en desarrollo”, advirtió.

Con información de Reuters y EFE

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad