Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El huracán Iota azota Nicaragua y se dirige a Honduras

La tormenta, debilitada tras golpear el país centroamericano, ha provocado graves destrozos, aunque por el momento no hay reportes de muertes.
mar 17 noviembre 2020 10:46 AM
Iota Nicaragua
En Nicaragua, miles de personas fueron evacuadas antes de la llegada de Iota este lunes.

El huracán Iota arrojó techos de zinc a las calles, derribó postes de electricidad y palmeras mientras azotaba el noreste de Nicaragua este martes, la segunda gran tormenta que golpea Centroamérica en un mes. Dos semanas antes, el huracán Eta provocó cientos de muertes y afectó a miles de personas.

Iota tocó tierra en Nicaragua a última hora del lunes como un huracán categoría 5, con vientos sostenidos de 250 kilómetros por hora (kph). A las 06:00 am hora local, sus vientos habían descendido a 135 kph a medida que avanzaba tierra adentro, dijo el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC).

Publicidad

El centro del huracán convertido en tormenta tropical, se internará en el norte de Nicaragua y posteriormente se moverá por el sur de Honduras, adonde llegará está noche o a primera hora del miércoles. El NHC advirtió que de cualquier forma se espera que Iota traiga "vientos catastróficos, una marejada ciclónica amenazante para la vida y lluvias torrenciales".

El ciclón Eta deja una profunda huella en estas comunidades de Centroamérica

Las fuentes especialistas estiman que el huracán se debilitará a lo largo del miércoles de forma rápida y quedará totalmente disipado en Centroamérica, donde probablemente acabará su recorrido.

Daños en Nicaragua

En Nicaragua, el Sistema Nacional de Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred) reportó ráfagas de vientos fuertes, precipitaciones, caídas de árboles, de postes de luz y desprendimiento de techos, con daños aún sin cuantificar.

El organismo indicó que inicialmente no se dieron reportes de fallecidos, aunque miles de personas fueron evacuadas de la zona antes de la llegada del ciclón.

Iota entró cerca de Haulover, en la costa caribeña de Nicaragua, donde habitan unas 350 familias con 1,750 personas, en su mayoría indígenas de origen miskito. Los habitantes de esta comunidad dedicada a la pesca artesanal y al turismo fueron evacuados en su totalidad y aún no se tiene ningún informe de los daños.

Publicidad

Los fuertes vientos y los aguaceros inundaron los barrios bajos de Bilwi, en Nicaragua, que quedó sin electricidad horas antes de la embestida de Iota, observaron periodistas de AFP en el lugar.

"El viento está demasiado fuerte, se llevó todo, el techo y las ventanas de madera de mi casa, que es de concreto. Tuve que salir a otra casa vecina", relató a la AFP Jessi Urbina, vecina del barrio El Muelle, en Bilwi.

Habitantes de la zona aseguraron que el viento arrancaba techos de las casas "como si fueran de cartón".

El Sinapred alertó también de potenciales deslizamientos en las localidades norteñas de Jinotega y Nueva Segovia.

Dos semanas después de Eta

El punto en el que tocó tierra Iota está 15 kilómetros al sur de donde lo hizo Eta, también de categoría 4, el pasado 3 de noviembre. Este huracán dejó unas 1,890 casas destruidas y otras 8,030 con daños parciales solo en Nicaragua.

Iota sigue la misma trayectoria que el huracán Eta, que dejó más de 200 muertos y desaparecidos en la región. Unos 2.5 millones de personas resultaron afectadas por el paso de Eta, según estimaciones oficiales.

Honduras se preparaba entonces este martes para recibir el impacto de Iota, cuyas bandas golpeaban desde el lunes con aguaceros los departamentos del este y noreste.

Los departamentos del norte y noreste de Gracias a Dios, Islas de la Bahía, Colón, Atlántida y norte de Olancho y los sureños Valle y Choluteca estaban bajo fuertes aguaceros con el aumento paulatino del caudal de los ríos.

Publicidad

Miles de personas fueron llevadas a albergues en Centroamérica, mientras los gobernantes de la región acordaron formar un frente común para solicitar recursos internacionales que les ayuden a hacer frente a los daños causados por los dos huracanes.

Honduras, Nicaragua y Guatemala realizan evacuaciones desde la semana pasada, y el huracán afecta también a Panamá y a la isla colombiana de Providencia, que quedó incomunicada.

Al menos una persona murió en Providencia donde destruyó cerca del 98% de su infraestructura, según informó el presidente colombiano, Iván Duque, en Twitter.

La temporada de huracanes en el Atlántico ha batido récords. Iota es la decimotercera de las 30 tormentas con nombre registradas este año que alcanza la categoría de huracán, lo que obligó a usar el alfabeto griego.

En la comunidad caribeña de Tocoa, en Honduras, rescatistas ayudan a evacuar a cientos de personas que quedaron atrapadas por las crecidas del río Aguán que se desbordó e inundó varias viviendas.

La región de mayor riesgo en ese país es la productiva valle de Sula, en las cercanías de San Pedro Sula, situada 180 km al norte de la capital, donde murieron la mayoría de las 64 personas fallecidas con la tormenta Eta.

El Salvador y Panamá también declararon alerta roja en anticipo de los efectos de Iota.

Ante el doble embate de huracanes, los presidentes de Guatemala, Honduras, Nicaragua y Costa Rica clamaron el lunes por ayuda de la comunidad internacional para reconstruir sus países, durante un encuentro virtual.

El presidente del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), Dante Mossi, presente en la cita, propuso reenfocar 2,500 millones de dólares del ente "para restablecer infraestructura, represas y construcción de vivienda social".

Con información de AFP, EFE y Reuters

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad