Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Marruecos normalizará sus relaciones diplomáticas con Israel

El país del norte de África accede después que Estados Unidos prometió aceptar su soberanía sobre la región de Sáhara Occidental, actualmente en disputa.
jue 10 diciembre 2020 03:17 PM
Netanyahu
El jefe de gobierno israelí agradeció al rey de Marruecos por una "cálida relación" bilateral, en su discurso televisado.

Marruecos anunció este jueves que "reanudará sus relaciones diplomáticas" con Israel "lo antes posible", una decisión previamente anunciada por el presidente estadounidense Donald Trump y que fue calificada de "histórica" por el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

Este restablecimiento se traducirá en la apertura de vuelos directos entre los dos países y de oficinas de enlace.

Publicidad

Como contrapartida, Trump reconoció la soberanía marroquí sobre el disputado territorio del Sáhara Occidental.

El rey Mohamed VI lo anunció en una conversación telefónica con el presidente estadounidense, en la que éste anunció la apertura de un consulado en la ciudad de Dajla, en el Sáhara Occidental, un contundente espaldarazo a la soberanía marroquí en la disputa por este territorio.

Estos anuncios, que constituyen un gran viraje en la política marroquí y un logro inédito en sus apoyos internacionales sobre la cuestión del Sáhara, se hicieron públicos este jueves en un comunicado del Gabinete Real marroquí, dado que la política exterior es uno de los dominios exclusivos del monarca.

Y es el fruto de unas intensas gestiones diplomáticas del monarca en los tres últimos años, concretamente desde la visita del consejero y yerno del presidente de Estados Unidos, Jared Kushner, a Marruecos en mayo de 2018.

Marruecos e Israel habían establecido oficinas de representación en Rabat y Tel Aviv en los años 1990, pero fueron cerradas en la década de 2000.

Las relaciones diplomáticas se materializarán en "la reapertura de las oficinas de enlace en los dos países", como las que existieron entre 1994 y 2002, lo que da a entender que no tendrán rango de embajadas y serán oficinas con un cometido principalmente económico y tecnológico.

Publicidad

"Los contactos entre Marruecos e Israel siempre han existido", aunque no a nivel formal, subrayó el ministro de Exteriores marroquí, Naser Burita, quien añadió que Marruecos nunca ha prohibido a personalidades o responsables israelíes entrar en su territorio para participar en algún acto político, cultural o deportivo.

Israel pierde a un aliado en Trump, los palestinos ganan una esperanza con Biden

La misma fuente apuntó que Marruecos seguirá poniendo estas relaciones "al servicio de la paz" en Oriente Medio.

Netanyahu anunció por su parte a sus ciudadanos que en breve se realizarán "vuelos directos" entre ambos países. Mohammed le dijo a Trump que Marruecos tiene la intención de facilitar los vuelos directos para los turistas israelíes hacia y desde Marruecos.

En cuando a los vuelos directos, están concebidos principalmente para que la numerosa comunidad judía de origen marroquí (hasta 70,000 israelíes de origen marroquí viajan anualmente a su país de origen) pueda visitar el país magrebí con mayor facilidad, al igual que otros turistas israelíes.

En cuanto a la fecha de comienzo de estos vuelos y su frecuencia, fuentes diplomáticas en Rabat explican que serán determinadas una vez finalizados "los contactos técnicos necesarios" al respecto.

El jefe de gobierno israelí agradeció al rey de Marruecos por una "cálida relación" bilateral, en su discurso televisado. "Esta será una paz muy cálida", dijo Netanyahu.

Publicidad

Trump indicó en un tuit que "la propuesta seria, creíble y realista de Marruecos para la autonomía es la única base para una solución justa y duradera que asegure la paz y la prosperidad" en Sahara Occidental, indicó.

"Marruecos reconoció a Estados Unidos en 1777. Por lo tanto, es apropiado que reconozcamos su soberanía sobre el Sáhara Occidental", agregó.

Un paso más

Baréin y Emiratos Árabes Unidos ya accedieron en los últimos meses a normalizar sus relaciones con Israel, en unas negociaciones impulsadas y mediadas por Jared Kushner, yerno y asesor de Donald Trump.

El acuerdo de Marruecos podría ser uno de los últimos que el equipo de Trump, liderado por Kushner, y el enviado de Estados Unidos, Avi Berkowitz, negociará antes de ceder el paso a la administración entrante de Biden.

Sudán también dio su acuerdo de principio para hacer lo propio, y según Kushner, el reconocimiento y la normalización de los vínculos entre Arabia Saudita e Israel es “inevitable”.

"El acercamiento y la completa normalización de las relaciones entre Israel y Arabia Saudita es en este punto algo inevitable, pero el marco de tiempo (...) es algo que aún debe ser instrumentado", afirmó Kushner a los periodistas.

Un funcionario estadounidense dijo que no es probable que los saudíes actúen hasta después de que Biden asuma el cargo, e incluso entonces habría una fuerte oposición interna que podría bloquear tal movimiento en el corto plazo.

Publicidad

Es posible un avance más en Oriente Medio. Kushner y su equipo viajaron la semana pasada a Arabia Saudita y Qatar tratando de poner fin a una brecha de tres años entre Doha y los países del Consejo de Cooperación del Golfo.

El asunto de la normalización entre Rabat e Israel fue relanzado en febrero durante una visita oficial a Marruecos del jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo.

Nada cambia para la ONU

En aquel momento, los medios israelíes dijeron que Rabat estaría dispuesto a hacer un gesto a cambio del apoyo estadounidense a su postura sobre el Sáhara Occidental, una ex colonia española disputada por marroquíes y separatistas del Frente Polisario apoyados por Argelia.

A pesar del reconocimiento de Estados Unidos, la ONU recordó tras el anuncio de Washington que mantiene "sin cambios" su postura sobre el Sáhara Occidental.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, cree que "la solución del asunto aún puede encontrarse en las bases marcadas por las resoluciones del Consejo de Seguridad", afirmó su portavoz.

La ONU mantiene desplegada la misión de paz de la ONU (Minurso) para monitorear un cese al fuego y supuestamente organizar un referéndum de autodeterminación previsto por un acuerdo concluido en 1991, pero las discusiones están suspendidas desde 2019.

Según fuentes diplomáticas, la selección de un nuevo emisario de la ONU se dificulta ante las fuertes demandas por parte de Marruecos y las pocas personalidades que estarían interesadas en hacerse cargo del asunto.

En la ONU, el Sáhara Occidental es uno de los pocos temas tratados por el Consejo de Seguridad que nunca será objeto de reuniones públicas. Se discute de forma regular, pero solo a puerta cerrada.

Un representante del movimiento independentista Frente Polisario para el Sáhara Occidental dijo que "lamenta mucho" el cambio de política de Estados Unidos, que calificó de "extraño pero no sorprendente".

"Esto no cambiará ni una pulgada de la realidad del conflicto y el derecho del pueblo del Sáhara Occidental a la autodeterminación", dijo el representante del Polisario en Europa, Oubi Bchraya.

Con información de AFP, EFE y Reuters

Publicidad
Publicidad