Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los tiroteos en Colorado y Atlanta reviven el tema del control de armas en EU

El presidente Joe Biden llama a los legisladores para que prohiban los fusiles de asalto tras los dos masacres de esta semana.
mar 23 marzo 2021 01:07 PM

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, llamó este martes a prohibir los fusiles de asalto y urgió al Congreso regular la tenencia de armas después del tiroteo en Boulder, en el estado de Colorado, la segunda masacre de este tipo en menos de una semana.

"Podemos salvar vidas" con el control de armas, dijo Biden en una declaración desde la Casa Blanca sobre el tiroteo que este lunes dejó 10 muertos en un supermercado de Boulder, Colorado.

Publicidad

Biden pronunció un discurso solemne después de que el país quedara conmocionado por la masacre en la que murieron diez personas, el segundo tiroteo masivo en Estados Unidos en una semana, lo que atizó el debate sobre un mayor control a la tenencia de armas.

El mandatario llamó desde la Casa Blanca a prohibir los fusiles de asalto y los cargadores de alta capacidad y pidió al Congreso que legisle. "Esto no debería ser un tema partidista. Es un tema estadounidense”, aseguró.

Biden dijo que, aunque todavía se desconocen los detalles exactos sobre los motivos del sospechoso y el tipo de armas que usó, no quería "esperar otro minuto, ni otra hora, para dar pasos que son de sentido común y que salvarán vidas en el futuro”.

El autor señalado por el tiroteo ocurrido en un supermercado —que está hospitalizado— fue identificado como Ahmad Alissa. Su condición es "estable" y debe ser trasladado a prisión en poco tiempo, declaró la jefa de la policía de Boulder, Maris Herold, en una conferencia de prensa.

"Se le acusa de 10 cargos de asesinato en primer grado y en breve será trasladado a la cárcel del condado de Boulder", dijo.

Todavía se desconoce su motivación, según las autoridades. Todas las víctimas fueron identificadas y tenían edades comprendidas entre los 20 y los 65 años, dijo la misma fuente. El policía fallecido era padre de siete hijos, dijo Herold.

 

"Urjo a mis colegas en la Cámara Baja y el Senado a actuar. Podemos prohibir de nuevo las armas de asalto y los cargadores de munición de gran capacidad en este país", subrayó el mandatario.

Estados Unidos aprobó en 1994 un veto federal a las armas de asalto en el país, que en palabras de Biden "hizo que se derrumbaran los asesinatos masivos", pero en 2004 expiró sin que el Congreso lo renovara.

Un tiroteo en Georgia deja al menos ocho muertos

Preguntado por si él mismo presentará sus propias propuestas legislativas para aumentar el control de armas, el presidente dijo que daría más detalles sobre ese tema en otro momento.

La portavoz Jen Psaki dijo a periodistas que Biden está "considerando una gama" de decretos para tratar de detener la violencia armada, acciones que no requieren la aprobación del Congreso. Biden, que asumió el cargo en enero, se comprometió durante su campaña presidencial a promulgar medidas sobre la tenencia de armas, pero se ha dedicado los primeros meses a los estímulos económicos por el coronavirus y a la aplicación de vacunas.

También dijo que el policía Eric Talley, que falleció mientras intentaba salvar a los clientes del supermercado, es "la definición de un héroe estadounidense”.

Biden aseguró estar "devastado" por la noticia del tiroteo en Colorado
y por el hecho de que se produjera "menos de una semana después de los terroríficos asesinatos de ocho personas, del asalto a la comunidad de origen asiático" en Atlanta.

Estas dos matanzas tan seguidas, tras un periodo de relativa calma durante la pandemia, volvieron a poner en la palestra el debate sobre un endurecimiento de las legislaciones sobre la tenencia de armas.

En las encuestas, una mayoría de los estadounidenses se declaran a favor de una mayor regulación, una postura que también apoya la Casa Blanca, pero los republicanos se oponen tenazmente ya que argumentan que legislar en este sentido va a en contra de la Segunda Enmienda de la Constitución.

En una audiencia ante la Comisión Judicial del Senado —que ya estaba programada— la división partidista volvió a agriar el debate.

"Hay demasiadas familias en demasiados lugares que se ven forzadas a soportar este insondable dolor y angustia", dijo en un comunicado la líder de la Cámara de Representantes.

"Es necesario actuar ahora para prevenir que esta lacra siga lastrando a nuestras comunidades", agregó.

Sin embargo, es improbable que una legislación regulatoria sea aprobada en el Senado, donde se necesitan al menos nueve votos republicanos.

Estados Unidos tiene la tasa más alta de población civil que posee armas, según una investigación de RAND Corp, y una tasa de mortalidad por armas consistentemente más alta que otras naciones ricas.

Con información de AFP, EFE y Reuters

 
Publicidad
Publicidad