Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Mil millones de niños en riesgo extremadamente alto por cambio climático

México se ubica en el lugar 54 del Índice de Riesgo Climático de la Infancia, pues los niños enfrentarán escasez de agua, inundaciones, ciclones, enfermedades virales, olas de calor, etc.
vie 20 agosto 2021 03:21 PM
grifo, agua, potable, ambiente, haiti, niño, beber
Al menos 920 millones de niños tienen el riesgo de no tener acceso al agua, debido a los efectos del cambio climático.

Al menos 1,000 millones de niños están muy expuestos a niveles cada vez más elevados de contaminación atmosférica, en el mundo. Esto representa casi la mitad de los 2,200 millones de infantes que habitan actualmente el planeta.

Los huracanes como ‘Grace’ se volverán cada vez más frecuentes e intensos debido al cambio climático y lo preocupante es que estos fenómenos están poniendo en riesgo extremo a, al menos mil millones de niños en el mundo.

Publicidad

De acuerdo con el reporte “La crisis climática es una crisis de los derechos de la infancia” de la Unicef, casi la mitad de la población infantil está en riesgo de sufrir problemas de salud, falta de acceso a la educación y enfermedades mortales debido al cambio climático.

Los niños de México se ubican en el lugar 54 en el Índice de Riesgo Climático de la Infancia, esto quiere decir que en el país existe exposición de los niños a escasez del agua, inundaciones, ciclones, enfermedades mortales, olas de calor, contaminación del aire, del suelo y del agua. Además de que se prevé vulnerabilidad de la infancia en cuanto al acceso a la salud, la nutrición, la educación, el agua potable y escasez de activos de comunicación y protección social.

Sin embargo, el panorama es peor para los niños de Asia y el sur de África, donde se concentran los 33 países considerados de muy alto riesgo para la infancia. Las carencias enumeradas más arriba irán creciendo conforme se agraven los efectos del cambio climático, tal como lo manifiestan las autoridades de la Unicef:

“Las perturbaciones climáticas y medioambientales están menoscabando la totalidad de los derechos de los niños, desde su acceso a un aire limpio, alimentos y agua potable, hasta su derecho a una educación, a una vivienda, a estar protegidos contra la explotación e incluso a sobrevivir. La vida de prácticamente todos los niños resultará afectada”, indicó Henrietta Fore, Directora Ejecutiva de Unicef, como parte de la presentación del informe.

Los riesgos a los que se enfrentan los niños:

 

Del mismo modo, el informe revela incoherencias entre los países donde se generan las emisiones de gases de efecto invernadero y aquellos en los que los niños sufren las peores consecuencias del cambio climático.

En conjunto, los 33 países “de muy alto riesgo” emiten tan solo el 9% de las emisiones mundiales de CO2. Por el contrario, los 10 países que generan más emisiones representan casi el 70% de las emisiones mundiales. Sin embargo, solo uno de estos países se encuentra clasificado como país “de muy alto riesgo” en el índice.

Acciones que deben hacer para proteger a niños del cambio climático

En el reporte emitido por Unicef, se enumeran una serie de acciones urgentes para proteger a los niños de los sufrimientos que causará el cambio climático. De este modo exige a los gobiernos, las empresas y los actores relevantes que tomen medidas como las siguientes:

El calentamiento global acelera su paso poniendo en riesgo la vida del planeta

  • Aumentar las inversiones destinadas a la adaptación y la resiliencia al clima en los servicios más importantes para la infancia. Si queremos proteger a los niños, a las comunidades y las personas más vulnerables de los efectos más graves del cambio climático que ya están comenzando a surgir es necesario adaptar los servicios más importantes, como los sistemas de agua, saneamiento e higiene y los servicios de salud y educación.
  • Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. A fin de evitar los peores efectos de la crisis climática, es necesario emprender acciones contundentes de inmediato. Antes de 2030, los países deben reducir sus emisiones un 45% como mínimo (en comparación con los niveles de 2010) para impedir que la temperatura aumente más de 1,5ºC.
  • Proporcionar a los niños educación sobre el clima y competencias ecológicas, ya que son fundamentales para su adaptación y su preparación ante los efectos del cambio climático. A pesar de ser los menos responsables, los niños y los jóvenes sufrirán las desastrosas consecuencias de la crisis del clima y la inseguridad del abastecimiento de agua. Tenemos el deber de actuar en defensa de todos los jóvenes y de las generaciones futuras.
  • Incluir a los jóvenes en todas las negociaciones y las decisiones relacionadas con el clima a nivel nacional, regional e internacional, incluida la COP26. Los niños y los jóvenes deben participar en todos los procesos de formulación de decisiones relacionadas con el clima.
  • Garantizar que la recuperación de la pandemia de COVID-19 sea respetuosa con el medioambiente, genere bajas emisiones de carbono y beneficie a todo el mundo, de una forma que no ponga en peligro la capacidad de las generaciones futuras para abordar y responder a la crisis climática.
 
Publicidad
Publicidad