Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los talibanes anuncian la formación de un gobierno interino en Afganistán

Mohammad Hasan Akhund dirigirá el nuevo ejecutivo afgano, donde se incluye al líder de una organización considerada terrorista por Estados Unidos y a ninguna mujer.
mar 07 septiembre 2021 11:42 AM
Manifestantes afganos gritan consignas durante una protesta contra Pakistán, cerca de la embajada de Pakistán en Kabul, Afganistán.
En los últimos días, decenas de mujeres afganas protagonizaron varias manifestaciones en Kabul para denunciar la violenta represión del régimen talibán en el valle de Panjshir.

Mohammad Hasan Akhund dirigirá el nuevo gobierno afgano, anunció este martes el principal portavoz de los talibanes, más de tres semanas después de que el movimiento islamista se hiciera con el control del país. En el gobierno incluyen a miembros de la red Haqqani, sancionada por Estados Unidos y Naciones Unidas.

El cofundador de los talibanes Abdul Ghani Baradar será el número 2 del nuevo Ejecutivo, precisó Zabihullah Mujahid en rueda de prensa en Kabul.

Publicidad

Aunque Akhund es miembro de la cúpula dirigente de los talibanes desde hace dos décadas y uno de sus fundadores, el líder del gobierno interino, aunque muy respetado en la formación, es menos conocido que el resto de los ministros anunciados.

Afganistán en riesgo por posible guerra civil entre talibanes y la resistencia

El nuevo ministro de Interior afgano será Sirajuddin Haqqani, de 48 años, el jefe de una de las agrupaciones insurgentes más temidas en Afganistán: la red Haqqani, fundada por su padre, Jalaluddin Haqqani, para luchar contra la invasión soviética en la década de 1980.

La red Haqqani fue incluida en la lista de organizaciones terroristas de Estados Unidos en 2012 por estar alineada con los talibanes y Al Qaeda. Estados Unidos ofrece una recompensa de 10 millones de dólares por Sirajuddin Haqqani, líder del clan.

Khalil Haqqani, el tío de Sirajuddin, fue nombrado ministro interino para los refugiados. Otros dos miembros del clan Haqqani también fueron nombrados para cargos en el gobierno interino.

El póster de 'Búsqueda de información' emitido por la Oficina Federal de Investigaciones de los Estados Unidos para Sirajuddin Haqqani, quien es el recién nombrado ministro del Interior en funciones de Afganistán.
Estados Unidos ofrece una recompensa de 10 millones de dólares por Sirajuddin Haqqani, líder de la red Haqqani.

Entre los otros nombramientos anunciados este martes se encuentra el del mulá Yaqub, hijo del mulá Omar, para el cargo de ministro de Defensa.

Amir Khan Muttaqi, uno de los negociadores talibanes de Doha, será el nuevo ministro de Relaciones Exteriores.

La veintena de ministros anunciados por el portavoz de los talibanes pertenecen a la jerarquía de la formación insurgente y todos son mulás o figuras religiosas, mientras que en la lista no aparece ninguna mujer ni personas externas, a pesar de que los talibanes habían prometido un gobierno "inclusivo" con miembros ajenos a la formación para representar a toda la sociedad afgana.

"El gobierno no está completo", subrayó Mujahid, afirmando que su movimiento —que prometió un Ejecutivo “inclusivo”— intentará "incorporar a gente de otras regiones del país”.

Publicidad

La comunidad internacional aseguró que juzgaría a los talibanes por sus actos, después de que el movimiento islamista recuperara el poder tras haber sido expulsados, hace veinte años, por una coalición encabezada por Estados Unidos.

¿Quién es Mohammad Hasan Akhund, el nuevo gobernante de Afganistán?

Akhund es desde hace mucho tiempo el jefe del poderoso órgano de toma de decisiones de los talibanes, Rehbari Shura, o consejo de liderazgo. Primero fue ministro de Relaciones Exteriores y luego viceprimer ministro durante el último gobierno de los talibanes de 1996 a 2001.

Como muchos en el liderazgo talibán, Akhund deriva gran parte de su prestigio de su proximidad al primer líder solitario del movimiento, Mullah Mohammad Omar.

Un informe de sanciones de la ONU lo describió como un "colaborador cercano y asesor político" de Omar.

Akhund es muy respetado dentro del movimiento, especialmente por su líder supremo Haibatullah Akhundzada, dijo una fuente talibán. Proviene de Kandahar, el lugar de nacimiento de los talibanes.

Algunos observadores ven a Akhund, que se cree que tiene alrededor de 60 años y posiblemente más, como una figura más política que religiosa, y su control sobre el consejo de liderazgo también le da voz en asuntos militares.

Baradar, el viceprimer ministro en funciones, fue una vez un amigo cercano del Mullah Omar, quien le dio su nom de guerre, "Baradar" o "hermano". Había sonado con fuerza como presidente de Afganistán.

Publicidad

Una figura respetada por varias facciones talibanas, Baradar estuvo al frente de las negociaciones de Doha con Estados Unidos, que condujeron a la retirada de las fuerzas extranjeras del país.

Protestas por el valle de Panjshir

Los talibanes tomaron el control de casi todo Afganistán con la conquista de Kabul el pasado de 15 de agosto, al término de una rápida ofensiva durante la retirada final de las tropas estadounidenses y de la OTAN.

Los insurgentes anunciaron el lunes la conquista de la provincia norteña de Panjshir, el último bastión opositor en el país, aunque el Frente Nacional de Resistencia (NRF) ha afirmado que sigue presente en la región.

En ese valle se encontraba el último reducto de resistencia del ejército afgano, pero los talibanes lograron dominarlo —según afirmaron—, asegurando que ya "no hay guerra".

Las promesas de los talibanes en cuestión de derechos de las mujeres, no terminan de convencer. En los últimos días, decenas de mujeres afganas protagonizaron varias manifestaciones en Kabul para denunciar la violenta represión del régimen talibán en el valle de Panjshir y para criticar la supuesta ayuda militar de Pakistán a la formación islamista.

El portavoz de los talibanes, al ser preguntado por la violenta dispersión de las manifestaciones del sábado, subrayó que los miembros de su movimiento "todavía no están formados" en gestión de protestas y pidió a los manifestantes que avisen a las autoridades de que van a concentrarse con 24 horas de antelación.

Con información de AFP, EFE y Reuters

Publicidad
Publicidad