Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los demócratas proponen gravar las grandes fortunas para pagar el plan de Biden

El cambio afectaría a quienes ganan más de 100 millones de dólares de año o cuyos activos están valorados en más de 1,000 millones de dólares.
mié 27 octubre 2021 01:04 PM
El senador estadounidense Ron Wyden (D-OR), presidente del Comité de Finanzas del Senado de los Estados Unidos.
La propuesta fue hecha por el presidente del comité Financiero del Senado, el demócrata Ron Wyden.

Estados Unidos, un país que rinde culto al éxito individual, se prepara para dotarse de un impuesto a las grandes fortunas para financiar los planes de inversión del presidente demócrata Joe Biden.

Tras semanas de negociaciones a puerta cerrada, los demócratas del Senado de Estados Unidos revelaron este miércoles su propuesta para subir los impuestos a los multimillonarios.

Publicidad

El cambio en el código fiscal afectaría a quienes ganan más 100 millones de dólares al año o cuyos activos están valorado en más de mil millones de dólares, de acuerdo a la propuesta que anunció este martes en un comunicado el presidente del comité Financiero del Senado, el demócrata Ron Wyden.

En total, a partir del año próximo, unos 700 estadounidenses tendrían que pagar más impuestos si este cambio entra en vigor.

Joe Biden subió el tono para defender sus proyectos de reforma

"Sería algo modesto. Pero, ¡qué increíble punto de inflexión!" en la historia de Estados Unidos, tuiteó Gabriel Zucman, profesor de la Universidad de Berkeley.

Además, la propuesta de Wyden incluye un nuevo impuesto de 15% para las empresas con mayores ingresos.

Ante la oposición de una parte de los demócratas a aumentar los impuestos a las multinacionales para costear los programas sociales y de infraestructura de Biden, resurgió la idea de gravar las plusvalías latentes, es decir ganancias guardadas en grandes portafolios de acciones.

El objetivo del llamado "impuesto de ingresos para los multimillonarios" es evitar que los más ricos de Estados Unidos evadan impuestos, ya que actualmente esas personas no tienen que declarar al fisco las ganancias que obtienen de sus inversiones hasta que las venden.

Hoy un magnate como Elon Musk, jefe de Tesla, o Jeff Bezos, fundador de Amazon, no pagan impuestos por esas ganancias dormidas so pretexto de que no existen hasta que realmente se cobran.

Publicidad

Steve Wamhoff, director del Instituto de Política Económica y Fiscal, dijo que el gravamen "crearía una gran brecha en nuestro código fiscal”. Destacó que el actual código "tiene sentido" para la clase media, cuyas propiedades tienden a aumentar con los años.

"Nadie espera pagar impuestos sobre la apreciación del valor de ese activo antes de vender la propiedad", dice. "Pero la situación es muy diferente para los multimillonarios que pueden optar por dejar durmiendo la mayor parte de sus ganancias de capital para no pagar impuestos".

Wyden y otros legisladores, entre ellos la senadora demócrata Elizabeth Warren, sostienen que la legislación pretende reducir la evasión fiscal de las empresas y los ricos y podría generar cientos de miles de millones de dólares para pagar los planes sociales y climáticos de Biden, que se espera que cuesten entre 1.5 billones y 2 billones de dólares.

"Lo que necesitamos es un impuesto que se enfoque en la fortuna de los estadounidenses más ricos", dijo Warren el domingo en MSNBC.

Los asistentes dijeron que impondría el tipo impositivo del 23.8% para las ganancias de capital a largo plazo en activos negociables, como las acciones, que aumenten de valor a lo largo del año, hayan sido o no vendidas. También permitiría a los contribuyentes deducir las pérdidas de valor de los activos.

Publicidad

Steve Wamhoff, director del Instituto de Política Económica y Fiscal, dijo que el gravamen "crearía una gran brecha en nuestro código fiscal”. Destacó que el actual código "tiene sentido" para la clase media, cuyas propiedades tienden a aumentar con los años.

"Nadie espera pagar impuestos sobre la apreciación del valor de ese activo antes de vender la propiedad", dice. "Pero la situación es muy diferente para los multimillonarios que pueden optar por dejar durmiendo la mayor parte de sus ganancias de capital para no pagar impuestos".

Wyden y otros legisladores, entre ellos la senadora demócrata Elizabeth Warren, sostienen que la legislación pretende reducir la evasión fiscal de las empresas y los ricos y podría generar cientos de miles de millones de dólares para pagar los planes sociales y climáticos de Biden, que se espera que cuesten entre 1.5 billones y 2 billones de dólares.

"Lo que necesitamos es un impuesto que se enfoque en la fortuna de los estadounidenses más ricos", dijo Warren el domingo en MSNBC.

Los asistentes dijeron que impondría el tipo impositivo del 23.8% para las ganancias de capital a largo plazo en activos negociables, como las acciones, que aumenten de valor a lo largo del año, hayan sido o no vendidas. También permitiría a los contribuyentes deducir las pérdidas de valor de los activos.

Publicidad

El impuesto también impondría gravámenes a las participaciones de los multimillonarios en empresas constituidas como entidades de paso y en fideicomisos, incluidos los de inversión inmobiliaria, según un comunicado.

Oposición demócrata

Sin embargo, el impuesto a los multimillonarios se enfrenta a la posible oposición de algunos demócratas en la Cámara de Representantes, que prefieren alzas directas de las tasas tributarias para las empresas y los ricos como forma de financiar la agenda de Biden.

Los republicanos no darán sus votos por cuanto se han opuesto desde siempre a un impuesto de este tipo porque creen que generará más burocracia y es difícil de aplicar.

Las ganancias latentes fluctúan según el precio de las acciones. Entonces ¿el gobierno debería desembolsar dinero si los precios de las acciones bajan?

Elon Musk, director ejecutivo de Tesla Inc., criticó el plan en Twitter.

"En algún momento se les acaba el dinero de los demás y entonces vienen a por ti", dijo Musk, cuya fortuna a principios de esta semana se valoraba en unos 230.000 millones de dólares, según Refinitiv.

"A quién se le da mejor la asignación de capital —al gobierno o a los empresarios— es en realidad a lo que se reduce", agregó Musk.

No todos los multimillonarios se oponen al plan. George Soros, el inversor y activista liberal, lo apoya, dijo su portavoz a Reuters el lunes.

Insuficiente

Para Nancy Pelosi, la presidenta de la Cámara de Representantes, el impuesto aportaría al fisco al menos unos 200,000 millones de dólares en 10 años; una cantidad menor a los entre 3 y 3.2 billones que planea gastar Biden.El plan "Build Back Better" (Reconstruir mejor), en favor de medidas sociales y climáticas, está en el orden de los 2 billones de dólares en 10 años. Y el programa de modernización de infraestructura costará 1.2 billones.

Biden ha machacado con que "ya es hora de que las empresas estadounidenses y el 1% de los estadounidenses más adinerados, paguen lo justo".

Pero hasta entonces no había estado a favor de gravar ganancias de capital no realizadas y presionaba por impuestos más altos para las multinacionales y los hogares más ricos.

En la Cámara de Representantes, los demócratas propusieron aumentar la tasa del impuesto corporativo al 26-5% desde el 21% actual y la tasa del impuesto personal al 39.6% contra el actual 37%.

Pero en el Senado esas propuestas fueron modificadas por la demócrata moderada Kyrsten Sinema, quien se opone a aumentar impuestos.

Desde hace días, los demócratas están negociando a contra reloj para intentar llegar a un acuerdo sobre ese paquete social antes de que Biden viajes el jueves a Roma para la cumbre de líderes del G20, desde donde viajará a Glasgow para la cumbre del clima COP26.

Un acuerdo en el plan de gasto social allanaría el camino para la aprobación en la Cámara Baja de una ley de infraestructuras de 1.2 billones de dólares que ya ha sido avalada por el Senado.

Pelosi ha fijado el 31 de octubre como fecha límite para sacar adelante la ley de infraestructuras, ya que ese día expirarán los fondos destinados para autopistas y otras vías de tránsito.

Con información de AFP, EFE y Reuters

Publicidad
Publicidad