Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Joe Biden rebaja a 1.75 billones de dólares su plan de gasto social

En una reunión con los congresistas demócratas, el presidente pidió apoyo al nuevo plan, que es la mitad del proyecto de gasto original y deja fuera la regularización de millones de migrantes.
jue 28 octubre 2021 12:46 PM
 El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aborda el Air Force One para partir de Washington a Italia desde la base Andrews.
Biden falló en su objetivo inicial de asegurar una votación en el Congreso antes de viajar a Europa para asistir a la cumbre de G20 y el COP26.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo este jueves que había asegurado un nuevo marco de 1.75 billones de dólares para gastos económicos y vinculados al cambio climático que podría aprobarse en el Senado, y expresó su confianza en que obtendría el respaldo de todas las alas del Partido Demócrata.

El plan mantiene las inversiones en el clima y la educación infantil que estaban previstas en el proyecto inicial de 3.5 billones de dólares, pero deja fuera la garantía de una baja familiar y de maternidad pagada a nivel nacional, y enfría las expectativas de un plan de regularización para los inmigrantes indocumentados.

Publicidad

"Hoy me complace anunciar que, después de meses de duras y meditadas negociaciones, creo que tenemos, sé que tenemos un marco económico histórico", que creará millones de puestos de trabajo y permitirá que Estados Unidos compita con China y otros países, dijo Biden después de un viaje de último minuto al Congreso para conseguir que progresistas reacios apoyaran su plan de gastos.

Biden falló en su objetivo inicial de asegurar una votación en el Congreso —donde los demócratas tienen una estrecha mayoría—antes de ir a Roma para reunirse con el papa Francisco y los líderes del G20, y luego a la cumbre de la ONU sobre el cambio climático COP26, en Glasgow.

En cambio, su dramática intervención de último minuto presentó a los demócratas un acuerdo demasiado bueno como para rechazarlo, estiman sus principales asesores.

"Necesito que me ayuden; necesito sus votos", les dijo Biden. "No creo que sea una hipérbole decir que las mayorías (demócratas) de la Cámara y el Senado y mi presidencia estarán determinadas por lo que suceda en la próxima semana", agregó.

¿En qué consiste el nuevo plan de Biden?

El paquete, anunciado este jueves por la Casa Blanca, mantiene una inversión de 555,000 millones de dólares en la lucha contra la crisis climática, sobre todo a través de incentivos fiscales para el uso de fuentes de energía limpias.

Publicidad

Otros 400,000 millones se destinarán a la educación gratuita para los niños de entre 3 y 4 años, los dos años previos al ingreso a la escuela primaria; y 200,000 millones más permitirán ampliar un año más los créditos fiscales para los estadounidenses de menores ingresos que tienen hijos.

Joe Biden subió el tono para defender sus proyectos de reforma

También incluye inversiones en seguros médicos y vivienda asequible para personas de bajos ingresos, pero deja fuera un pilar clave de lo que había sido la agenda de Biden, la garantía de una baja remunerada por maternidad o paternidad, un derecho que en Estados Unidos no está garantizado a nivel federal.

"Este marco también hace la inversión más significativa para enfrentar la crisis climática, más allá de cualquier otra nación avanzada en el mundo", agregó Biden en un día de actividad frenética destinada a asegurar el apoyo a un plan muy recortado sobre las cifras iniciales propuestas por el mandatario.

El plan de la Casa Blanca deja la puerta abierta a añadir otros 100,000 millones de dólares que se destinarían a inmigración, pero todo apunta a que irían a parar a gastos de visados y no a la regularización de millones de indocumentados, como querían inicialmente los demócratas.

La financiación del plan de gasto de Biden se basa en la imposición de una tasa del 15% para las grandes empresas, dentro del acuerdo global de un impuesto mínimo internacional a las multinacionales.

Publicidad

Asimismo, aumenta un 5% los impuestos para las personas con ingresos superiores a 10 millones de dólares; y 3% adicional para las de más de 25 millones de dólares.

Penaliza, por otro lado, con un 1% la recompra de acciones por parte de las grandes empresas, mecanismo utilizado para elevar el precio de los activos.

Queda fuera, finalmente, la propuesta de aplicar impuestos a los multimillonarios, quienes ganan más 100 millones de dólares al año o cuyos activos están valorados en más de mil millones de dólares, y que habría afectado a magnates como Elon Musk o Jeff Bezos.

Hay "mucha incertidumbre"

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, espera celebrar una votación el jueves sobre un proyecto de ley de infraestructura bipartidista relacionado con un billón de dólares. Dijo a los legisladores que quiere que la votación finalice para cuando Biden aterrice en Roma esta noche, donde asistirá a una reunión de los líderes del G20, aseguró una persona informada sobre las conversaciones.

La situación genera una batalla de voluntades en el Congreso entre los demócratas moderados, que quieren que el proyecto de ley de infraestructura bipartidista se apruebe lo antes posible, y los progresistas del partido que dijeron que no votarían por él sin una votación sobre el proyecto de ley de gastos más grande en el Congreso al mismo tiempo.

El senador demócrata Dick Durbin dijo a periodistas que hay "mucha incertidumbre" sobre si el nuevo plan conseguirá unir a las facciones del partido, y está por ver si el ala progresista aceptará un proyecto que recorta a la mitad el gasto social previsto originalmente.

La representante estadounidense Pramila Jayapal, quien preside el Caucus Progresista del Congreso, dijo que el grupo necesitaría ver cualquier texto de un proyecto de ley de gastos antes de prometer votar sobre la legislación de infraestructura.

"Tengo entendido que el marco es muy general. Así que vamos a convertirlo en texto legislativo", dijo, mientras se dirigía a la reunión con Biden en el Capitolio de Estados Unidos.

Con información de AFP, EFE y Reuters

Publicidad
Publicidad