Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Reino Unido lamenta que México no llegue a la COP26 con una meta más ambiciosa

Se espera que México pueda anunciar su compromiso para avanzar hacia la neutralidad de carbono para 2050 durante la cumbre, según el embajador británico.
vie 29 octubre 2021 03:09 PM
COP26
El diplomático británico también destacó el papel clave que la política exterior mexicana ha tenido en la lucha global del cambio climático.

México, un país que ha sido reconocido por su política exterior a favor de la lucha contra el cambio climático, llega a la COP26 de Glasgow con una metas menos ambiciosas a las esperadas, lamentó este viernes, Jon Benjamin, embajador de México en Reino Unido.

“El rol de México en la agenda multilateral, y particularmente en cambio climático, ha sido reconocido por ser constructivo y progresista, sin embargo nos apena que en las condiciones actuales no le hayan permitido contribuir nuevamente con una meta más ambiciosa de mitigación” en sus Contribuciones determinadas a nivel nacional (NDC), dijo el embajador en un mensaje a medio sobre la inauguración de la COP26, este domingo en Escocia.

Publicidad

A diferencia de Estados Unidos, Canadá, Brasil y el mismo Reino Unido, México no ha aún no ha anunciado sus intenciones de avanzar hacia la neutralidad de carbono para mediados del siglo, una de las objetivos que perseguirá la COP en la siguientes dos semanas.

“Confiamos que con el ímpetu generado en Glasgow pronto podamos celebrar un nuevo compromiso hacia la neutralidad de carbono hacia el 2050, como se espera de todas las economías del G20”, dijo Benjamin.

El funcionario británico resaltó que aunque a nivel nacional no se ha hecho el anuncio, ya dos estados y 11 ciudades han comunicado su intención de alcanzar la neutralidad de carbono.

El diplomático británico también destacó el papel clave que la política exterior mexicana ha tenido en la lucha global del cambio climático. Por ejemplo, recordó que México fue sede de la COP16 en 2010, una reunión que sentó las bases para alcanzar cinco años más tarde el Acuerdo de París.

“No esta de más decir que hace 11 años México, efectivamente, rescato un proceso que parecía casi perdido”.

Benjamin dijo que la semana pasada se reunió con los líderes de la delegación mexicana en Glasgow, la secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, María Luisa Albores, y con la subsecretaría de Asuntos Exteriores, Martha Delgado, para desearles suerte, aunque mencionó que se extrañará la presencia del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Publicidad

Además, de las representantes del ejecutivo México, la delegación mexicana también está conformada por 11 senadores, que no han comunicado la posición que llevarán a la cumbre. Otra parte de la delegación mexicana son jóvenes activistas climáticos que acompañarán a los representantes del gobierno durante el encuentro.

La reunión más importante para el mundo

La COP 26, que se celebrará del 31 de octubre al 12 de noviembre, carga con la etiqueta de ser la última gran oportunidad para que la humanidad alcance acuerdos concretos para reducir las emisiones de dióxido de carbono, y así, evitar un escenario catastrófico consecuencia del cambio climático.

“Lo que se acuerde en Glasgow será determinante para todos los que estamos aquí reunidos, nuestras familias y amigos. Todo lo que amamos de la vida puede ser destruido sino actuamos ya”, dijo Benjamin.

El embajador resumió las ambiciones de la COP26 en cuatro letras: ABCD. A es por autos, pues se pretende que los países adopten el compromiso de dejar los vehículos de combustión interna y cambiarlos por modelos de movilidad eléctrica.

“Hace 10 años, hablar de vehículos eléctricos en México era casi ciencia ficción, con sus altos precios parecía un error. Hoy vemos emocionados como cada vez ciudades mexicanos han encontrado en la electromovilidad un mecanismo para ofrecer un transporte moderno, digno y limpio que llega a las zonas más alejadas”, dijo Benjamin.

Publicidad

La B es por bosques, pues otro de los objetivos de la COP es frenar la deforestación. La ONU señaló esta semana que el conjunto de bosques patrimonio de la UNESCO absorben cada año 190 millones de toneladas de dióxido de carbono presentes en la atmósfera, que es la mitad del CO2 que se producen por la quema de combustibles fósiles en Reino Unido.

La C es por carbón, pues se busca que este combustible deje de ser utilizado para la generación de electricidad. China, el mayor emisor de CO2 del mundo, se comprometió en septiembre a dejar de financiar la construcción de plantas de electricidad que funcionen con carbón, aunque no anunció la fecha.

Sobre la reforma eléctrica en México, que ha sido calificada como un retroceso en términos medioambientales por activistas, partidos de oposición y especialistas, el embajador dijo que está pendiente del diálogo, pues este refleja las discusiones globales, pero evitó tomar una posición.

La D es por el dinero o el financiamiento contra el cambio climático. Este fue uno de los puntos que más trabó las discusiones en la COP25, así que se espera que en esta COP por fin se lleguen a las metas de financiamiento de los países ricos.

“Parece que no vamos a llegar exactamente a nuestra meta de 100,000 millones de dólares recaudados globalmente para la cumbre, pero sí para 2023 y de ahí en adelante vamos a exceder con creces la meta.”, dijo Benjamin.

Publicidad
Publicidad