Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

EU añade en su lista negra a biotecnológicas chinas por vigilar a los uigures

El Departamento de Comercio señala que estas empresas han sido utilizadas por el gobierno chino para controlar a esta minoría étnica.
jue 16 diciembre 2021 10:48 AM
Oficiales de policía patrulla la plaza frente a la mezquita de Id Kah en Kashgar, en la región autónoma uigur, en el norte de China.
Grupos de derechos humanos han reportado una vigilancia sin precedentes a los uigures, de mayoría musulmana, en la región de Xinjiang.

WASHINGTON- El Departamento de Comercio de Estados Unidos anunció este jueves que añadió a compañías chinas de biotecnología a su lista negra de empresas señaladas de violaciones a los derechos humanos, al acusarlas de vigilancia de alta tecnología a la minoría uigur.

"La investigación científica en biotecnología e innovación médica puede salvar vidas. Desafortunadamente, la República Popular de China ha optado por utilizar esas tecnologías para controlar a su pueblo y reprimir a los miembros de minorías étnicas y religiosas", deploró la secretaria estadounidense de Comercio, Gina Raimondo, en un comunicado.

Publicidad

El Departamento de Comercio restringió entonces las exportaciones de caracter sensible a la Academia de Ciencias Médicas Militares y 11 de sus institutos de investigación por su trabajo biotecnológico, que incluye presuntas "armas de control cerebral", aseguró el texto.

Grupos de derechos humanos han reportado una vigilancia sin precedentes a los uigures, de mayoría musulmana, en la región de Xinjiang, que incluye seguimientos de ADN y operaciones de inteligencia artificial para reconocer y monitorear rostros.

EEUU no enviará representante diplomático a Juegos Olímpicos de Pekín-2022
No videos available

"No podemos permitir que tecnologías y software estadounidense que apoya la ciencia médica y la innovación biotecnológica sea desviado a usos contrarios a la seguridad nacional", dijo Raimondo.

Activistas, testigos y el gobierno de Estados Unidos dicen que más de un millón de uigures y otros musulmanes permanecen cautivos en campos de concentración en un intento de desarraigarles de sus tradiciones islámicas y asimilarlos por la fuerza.

Beijing describe estos sitios como centros de entrenamiento vocacional y asegura que su objetivo es reducir el riesgo de que se esparza el radicalismo islámico, tras una serie de ataques mortales.

Publicidad
Publicidad
Publicidad