Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Estas son las razones del boicot de EU a los Juegos Olímpicos Beijing 2022

Washington y algunos de sus aliados han anunciado que no enviaran a ningún representante a la inauguración de los juegos que se celebrarán en la capital china en febrero. Esto está detrás.
mar 14 diciembre 2021 05:04 AM
Miembros de la Asociación de Jóvenes Tibetanos en Europa (TYAE) y Estudiantes por un Tíbet libre protestan contra los Juegos Olímpicos de Beijing 2022 frente al Comité Olímpico Internacional (COI) en Lausana, Suiza, el 11 de diciembre de 2021.
Varias organizaciones de derechos humanos han apoyado este boicot diplomático a Beijing 2022.

Estados Unidos ha abierto un nuevo frente en su rivalidad estratégica con China. La semana pasada, Washington anunció la semana pasada que realizará un boicot diplomático a los Juegos Olímpicos de 2022, que se celebrarán el pr{oxido febrero en Beijing, la capital de China.

Hasta este lunes, se han unido al boicot estadounidense otros tres países: Reino Unidos, Australia, Nueva Zelanda y Canadá. China ya ha respondido y dijo que estas naciones “pagarán un precio” por esta medida.

Publicidad

¿Qué hay detrás de esta medida diplomática? Te lo contamos a continuación.

¿Qué es un boicot diplomático?

Los anfitriones de los Juegos Olímpicos suelen aprovechar la atención mundial que proporciona el acontecimiento para recibir visitas de líderes o funcionarios extranjeros.

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, y el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, por ejemplo, visitaron Beijing en 2008 con motivo de los Juegos Olímpicos de Verano para animar a sus respectivos equipos nacionales.

El boicot diplomático supondrá que no se verá a ningún representante público de esos países en el palco del Estadio Nacional de Beijing cuando el 4 de febrero se inauguren los Juegos, ni tampoco el día 20 cuando se clausuren en el mismo recinto, conocido como 'El Nido'.

La representación de Estados Unidos en ambos actos correrá a cargo de los miembros del Comité Olímpico Internacional (COI) de esa nacionalidad, actualmente dos, la ganadora de un bronce olímpico en remo Anita DeFrantz y el presidente de la Federación Internacional de Tenis, David Haggerty.

Esto es muy distinto a lo que ocurrió en Moscú 1980. Entonces, Estados Unidos impidió la participación de sus deportistas, en protesta por la invasión soviética a Afganistán. Anita de Frantz, que competía en remo, e incluso recurrió a los tribunales para defender su derecho a competir, pero perdió el caso. Con el tiempo fue vicepresidenta del COI en dos ocasiones y candidata a presidenta en 2001.

Publicidad

El bloque soviético devolvió la jugada a Estados Unidos con el boicot de los Juegos de Los Ángeles 1984.

EEUU no enviará representante diplomático a Juegos Olímpicos de Pekín-2022
No videos available

¿Por qué Estados Unidos inició el boicot contra Beijing 2022?

Psaki dijo que Estados Unidos realizará el diplomático debido al "genocidio y los crímenes contra la humanidad que persisten en Xinjiang, así como otros abusos de derechos humanos" en China.

Varias organizaciones de derechos humanos han apoyado este boicot diplomático y la directora para China de Human Right Watch, Sophie Richardson, lo calificó de "paso crucial para desafiar los crímenes contra la humanidad del gobierno chino hacia los uigures y otras comunidades”.

Los activistas aseguran que al menos un millón de uigures y otras personas provenientes de minorías musulmanas han sido encarceladas en campos en Xinjiang, donde Beijing también está acusado de trabajos forzados y de esterilizaciones de mujeres.

China defiende que estos campos son centros vocacionales para luchar contra el atractivo que ejercen grupos de extremistas islámicos.

Países que se han sumado al boicot

Hasta este lunes, Australia, Nueva Zelanda, Reino Unido y Canadá se han unido al boicot diplomático a Beijing 2022.

"Estamos profundamente preocupados por las violaciones a los derechos humanos del gobierno chino", declaró el 8 de diciembre el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, en conferencia de prensa en la que anunció que su país se sumaba al boicot diplomático a los Juegos de invierno.

Publicidad

"Es importante asociarse con aliados en el mundo cuando se tiene un enfoque contra China", subrayó Trudeau.

Las relaciones entre Canadá y China han tenido momentos de tensión y ambos países acaban de salir de una crisis diplomática sin precedentes relacionada con la detención en diciembre de 2018 de la hija del fundador del gigante chino de las telecomunicaciones Huawei.

A esta situación respondieron las autoridades chinas con medidas de represalia.

Más temprano, el Reino Unido se había sumado a la medida impulsada por Estados Unidos y apoyada por Australia.

El primer ministro británico, Boris Johnson, había afirmado en la sesión semanal de preguntas en el Parlamento que "efectivamente habrá un boicot diplomático a los Juegos Olímpicos de invierno de Beijing".

Son muchos los focos de tensión entre Londres y Beijing, desde la situación de derechos humanos en la región de Xinjiang, el retroceso de las libertades en la antigua colonia británica de Hong Kong y la exclusión del gigante chino Huawei de la red de telecomunicaciones británica 5G.

Ante los diputados, Johnson aseguró que plantea con regularidad ante representantes del gobierno chino la cuestión de los derechos humanos, en el centro de la decisión de los países occidentales.

El gobierno australiano se sumó a la iniciativa dos días después que Washington alegando la serie de desacuerdos que mantienen con Beijing y la situación de derechos humanos en el país comunista.

Publicidad

"Australia no se apartará de la firme posición en defensa de los intereses de Australia, y obviamente no es ninguna sorpresa que no enviaremos representantes australianos a estos Juegos", dijo el primer ministro Scott Morrison.

La Unión Europea analiza cómo responder al boicot en conjunto, pues hay países que lo apoyan, pero otros que temen represalias económicas de China, uno de los principales socios comerciales del bloque.

Francia, por su parte calificó de "simbólico" el boicot diplomático a los Juegos.

"Hay que ser claros. O decimos: 'hacemos un boicot completo y no enviamos atletas', o decimos: 'intentamos cambiar las cosas con acciones útiles'", dijo el presidente francés, Emmanuel Macron, durante una rueda de prensa.

Corea del Sur, uno de los principales aliados de Estados Unidos en el Lejano Oriente, ya ha descartado unirse al boicot por su necesidad de trabajar con China.

Posibles consecuencias

Este anuncio no debería tener impacto en los Juegos.

Al anunciar el boicot, la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, subrayó que los atletas estadounidenses son libres de competir y que "les apoyaremos al 100% animándoles desde casa".

Los miembros del equipo estadounidense y sus entrenadores, preparadores y demás personal seguirán recibiendo asistencia consular y diplomática, dijo un portavoz del Departamento de Estado, y no hay indicios de que sus anfitriones chinos vayan a tratarlos de forma diferente.

Su única consecuencia inmediata, la ausencia de representantes del gobierno estadounidense en Beijing durante la quincena de los Juegos, quedará aún más diluida por la pandemia.

Las restricciones de viaje y el formato burbuja que se impondrá a los participantes reducirá de forma significativa la presencia de autoridades, como ya sucedió en los Juegos de verano de Tokio, el pasado mes de julio.

Se tenía prevista la presencia de unos pocos líderes políticos. Por ejemplo, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, asistirá por invitación directa de su par chino, Xi Jinping. El secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, confirmó el jueves 9 de diciembre sus asistencia a la justa.

China lanza advertencias

Aunque los Juegos Olímpicos no se vean afectados, es probable que la relación entre China y estados Unidos sí se deteriore aún más.

China advirtió el jueves a Estados Unidos, Australia, Reino Unido y Canadá que "pagarán" por su decisión "errada" de aplicar un boicot diplomático a los Juegos Olímpicos de invierno de Beijing del próximo febrero.

"La utilización por parte de Estados Unidos, Australia, el Reino Unido y Canadá de la plataforma olímpica para una manipulación política es impopular y aislacionista e inevitablemente [estos países] pagarán el precio de sus acciones erradas", dijo a la prensa el portavoz del ministerio chino de Relaciones Exteriores, Wang Wenbin.

Con información de AFP, EFE y Reuters

Publicidad
Publicidad