Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Estas son las claves de las protestas contra las medidas anticovid en Canadá

Miles de camioneros canadienses protestan contra la obligación de estar vacunados para poder cruzar la frontera con Estados Unidos y califican de “dictador” a Justin Trudeau.
mar 08 febrero 2022 07:55 PM
Una persona pretende beber de un recipiente de gasolina después de que la policía amenazara con dirigirse contra el suministrao de combustible de los camioneros y sus simpatizantes que protestan contra la vacunación obligatoria contra el COVID-10 en Ottawa, Canadá.
Las medidas sanitarias establecidas por las provincias canadienses están entre las más restrictivas de Occidente.

Ante la determinación de los manifestantes de seguir bloqueando como lo hacen desde hace más de diez días el centro de Ottawa, este martes pareció comenzar un movimiento para flexibilizar las restricciones impuestas por la pandemia del Covid-19 en Canadá, uno de los países con medidas más estrictas.

Bajo presión, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, salió al cruce de los camioneros que bloquean las calles de la capital canadiense en rechazo a las medidas sanitarias del gobierno.

Publicidad

"Todos estamos hartos de las restricciones, de hacer sacrificios casi todos los días, pero nuestra responsabilidad como gobierno es velar por la salud y la seguridad de todos", dijo el martes Trudeau también desde la Cámara de los Comunes.

Sin embargo, el gobierno federal no hizo ningún anuncio concreto a pesar de que las autoridades de la ciudad y la policía de Ottawa admiten que la situación está "fuera de control”.

Esto es lo que sabemos sobre las protestas de camioneros en Canadá.

¿Por qué protestan los transportistas en Canadá?

Convoy de la libertad' en Canadá crece e inspira manifestaciones similares

La protesta fue iniciada por camioneros que se oponen a la obligación de vacunarse para atravesar la frontera terrestre con Estados Unidos, la más larga del mundo.

Numerosos manifestantes, que se oponen más ampliamente a las restricciones sanitarias contra el covid-19, convergieron en Ottawa para apoyar a los transportistas.

El llamado "Convoy de la libertad" atrajo a Ottawa, la capital de Canadá, el pasado 29 de enero más de 3,000 camiones y entre 10,000 y 15,000 manifestantes. Un grupo de unos 200 camiones y varios centenares de personas se mantienen desde entonces en los alrededores del edificio del Parlamento en la capital canadiense bloqueando calles y protestando día y noche con las bocinas de sus vehículos.

"Les haremos frente todo el tiempo que sea necesario para eliminar las restricciones", dijo a la AFP Jim Torma, uno de los coordinadores de la protesta.

 

"La cuestión no es la de la vacuna, es la de nuestra libertad", explicó el sábado por la mañana a la AFP Kimberly Ball, quien viajó cinco horas junto a su esposo para sumarse a las protestas.

"Es muy, muy difícil. (...) Algunas personas que conocemos, amigos, han perdido sus trabajos debido a estas" obligaciones de vacunación, lamentó.

Las medidas sanitarias establecidas por las provincias canadienses están entre las más restrictivas de Occidente. La de Quebec se ubica entre las regiones del mundo que más días de confinamiento ha impuesto a su población.

El movimiento de protesta canadiense es respaldado, entre otros, por el ex presidente estadounidense Donald Trump y el multimillonario Elon Musk.

Pancartas contra Trudeau, banderas canadienses, fogatas junto a las que se calientan los manifestantes, refugios improvisados y tiendas de campaña se multiplican en las calles de una ciudad que tiene reputación de tranquila.

"No estoy de acuerdo con la forma de actuar de Trudeau ni con su dictadura", declaró a la AFP Martin Desforges, un camionero de 46 años proveniente del norte de Quebec, donde permanece junto a su esposa en una camioneta estacionada desde el inicio del movimiento frente al Parlamento y a pocos metros de las ventanas de la oficina del primer ministro.

"Vacunarse debe ser una decisión tomada entre una persona y su médico. El gobierno no tiene que intervenir", alega John Hawley-Wight, quien se unió a la protesta hace dos días.

 

Más de un 60 % de los canadienses se opone a la protestas que mantienen desde hace 11 días el movimiento antivacunas y grupos radicales en la capital, Ottawa, para protestar contra las medidas de contención de la pandemia, según una encuesta dada a conocer este martes.

La encuesta, realizada por la firma Leger360, señala que un 62% de los canadienses se opone al llamado "Convoy de la libertad”.

Principales afectaciones, disturbios y bloqueos

Hace diez días que los manifestantes usan las bocinas de sus camiones de alto tonelaje día y noche, lo que ha provocado enfrentamientos con los vecinos.

Los residentes de Ottawa están hartos del caos que las protestas han traído a sus calles y un sector realizó una contraprotesta en la ciudad. "Los camioneros nos han estado aterrorizando durante siete u ocho días", reclamó la estudiante universitaria Saffron Binder. "La ocupación debe terminar", reclamó.

"Solo quiero que se vayan", repitió Abby McKinnon, presente en la contraprotesta.

Ante la presión vecinal, la Policía de Ottawa ha arrestado a 20 personas e impuesto unas 500 multas por incumplimiento de la normativa local, como el transporte de combustible para mantener los camiones en funcionamiento o exceso de ruido por el uso constante, día y noche, de las bocinas de los vehículos.

El sábado por la mañana, los primeros manifestantes llegaron a la capital bajo un frío glacial para reunirse alrededor de fogatas, ondeando banderas canadienses y pancartas antigubernamentales.

 

En Ottawa, la policía estuvo en guardia y colocó barreras durante la noche para limitar el acceso de vehículos al centro de la ciudad, pues miles de manifestantes, incluso dos a caballo, se unieron a los camioneros que bloqueaban calles.

Protestas similares tuvieron lugar en Toronto, la ciudad de Quebec y Winnipeg, donde un conductor fue arrestado por arremeter contra manifestantes. Cuatro personas fueron atendidas por heridas menores, informó la policía.

Un hombre también fue acusado de asalto por lanzar una bomba de humo en las protestas de Toronto.

Y en la provincia sureña de Alberta, los camioneros bloquean desde hace más de una semana un importante cruce fronterizo hacia el estado de Montana, en el oeste de Estados Unidos.

Ottawa declara estado de emergencia

El lunes, una semana después de que las protestas antivacunas y grupos radicales, la Ciudad de Ottawa declaró el estado de emergencia.

El alcalde de la capital canadiense, Jim Watson, señaló en un comunicado que la situación provocada por las protestas ha causado "la emergencia más grave" que la ciudad ha experimentado en su historia.

La declaración de emergencia permite a la Policía de Ottawa obtener material y equipos más rápidamente, añadió Watson.

Ante las críticas por su falta de acción desde el inicio de la protesta, la Policía de Ottawa empezó en las últimas horas a multar y arrestar a manifestantes que violan las ordenanzas municipales.

Según señaló hoy la radiotelevisión pública canadiense, CBC, en las últimas horas la Policía de Ottawa ha arrestado a siete personas y emitido más de 100 multas por infracciones como el transporte de combustible y otros suministros a los camioneros.

La Policía de Ottawa también ha solicitado agentes de refuerzo a la Policía Montada de Canadá y fuerzas policiales de otras municipalidades cercanas.

¿Cómo ha reaccionado el gobierno canadiense?

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, ha minimizado al movimiento desde el inicio de la protesta, al que califica de "minoría marginal y ruidosa”.

Trudeau participó en la noche del lunes en un debate parlamentario de emergencia solicitado por el socialdemócrata Nuevo Partido Democrático (NPD) para tratar sobre la protesta que tanto el alcalde de Ottawa, Jim Watson, como el jefe de Policía de la capital canadiense, Peter Sloly, han calificado de "ocupación".

El primer ministro canadiense, en su primera aparición en la Cámara de los Comunes tras contraer Covid-19 el 31 de enero, declaró durante el debate que "los canadienses tienen el derecho a protestar, a estar en desacuerdo con su gobierno y a que sus voces se oigan".

Pero a continuación añadió que no tienen el derecho a bloquear la economía, la democracia o las vidas diarias de otros ciudadanos.

"Tiene que parar", añadió tras señalar que la Policía de Ottawa ya ha sido reforzada con 300 agentes de la Policía Montada y que proporcionará los recursos que la ciudad necesite para responder a la situación.

Sin embargo, algunas provincias canadienses anunciaron este martes el levantamiento de las medidas.

El gobierno de la provincia de Saskatchewan (centro) anunció el martes que desde el domingo a la medianoche levantará todas las restricciones relacionadas con el Covid-19, incluyendo el uso de mascarilla y el requisito de vacunación en el interior de restaurantes, las mismas peticiones de los camioneros siguen ocupando el centro de Ottawa.

"Esta política ha seguido su curso", dijo el primer ministro de Saskatchewan, Scott Moe, en conferencia de prensa. Su administración considera que “los beneficios (de las restricciones) ya no superan a los costos”.

Su homólogo de Quebec, Francois Legault, anunció el martes que el levantamiento de medidas contra el Covid-19 se dará hacia mitad de marzo. "Necesitaremos aprender a convivir con el virus. Tal vez habrá una sexta ola eventualmente, pero tendremos que convivir con el covid", anticipó Legault.

De su lado, el primer ministro de Alberta, Jason Kenney, propuso remover las restricciones gradualmente a través de fases en su provincia y dará detalles sobre ese plan esta misma semana.

Con información de AFP y EFE

Publicidad
Publicidad