Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La crisis política en Perú se profundiza con la renuncia del primer ministro

Aníbal Torres, quien se había convertido en un férreo defensor del presidente Pedro Castillo ante las acusaciones de corrupción, justificó su dimisión por “razones personales”.
mié 03 agosto 2022 04:17 PM
El presidente de Perú, Pedro Castillo, da un discurso a la nación.
Pedro Castillo, un exsindicalista y exprofesor de escuela pública, ha negado las acusaciones de corrupción en su contra.

LIMA- El primer ministro de Perú, Aníbal Torres, anunció este miércoles por Twitter que presentó su renuncia al presidente Pedro Castillo alegando "razones personales", en momentos en que el Gobierno transita por una tormenta política debido a investigaciones de presunta corrupción en el entorno del poder.

Torres, que había asumido la presidencia del Consejo de Ministros en febrero, se había convertido en un férreo defensor del mandatario frente a las denuncias de corrupción y a los constantes choques con el Congreso dominado por la oposición.

Publicidad

"Me retiro del cargo después de haber servido, conjuntamente con Usted, a nuestra patria, especialmente al pueblo más postergado y olvidado", dijo Torres en un tuit.

Su dimisión se produce cuando el presidente Castillo enfrenta cinco investigaciones, entre ellas por presuntos delitos de tráfico de influencias, obstrucción a la justicia y hasta de plagio de su tesis de maestría de profesor.

Castillo, un exsindicalista y exprofesor de escuela pública, ha negado las incriminaciones y ha acusado a la "oligarquía y poderes fácticos" de buscar su destitución.

La fiscal general, Patricia Benavides, acudirá el jueves al Palacio de gobierno para interrogar a Castillo sobre el presunto tráfico de influencias en el ascenso de militares de alto rango, confirmó el abogado del mandatario Benji Espinoza. La fiscalía espera las declaraciones del mandatario el 9 de agosto por el caso de supuesto encubrimiento a prófugos de la justicia.

Hace más de una semana, un exasesor de Castillo investigado por la fiscalía se entregó para colaborar con la justicia y reducir posibles condenas. Según su abogado César Nakazaki el exasesor tiene pruebas que involucrarían a Castillo.

La defensa del presidente ha presentado varios recursos legales en busca de frenar las pesquisas. El martes Castillo acusó a la fiscalía de querer "desmantelar" una investigación de jueces implicados en presuntos casos de corrupción.

El presidente de Perú, Pedro Castillo, levantó el toque de queda diurno en Lima

 

¿Renovación del gabinete?

Los fiscales supremos respondieron el miércoles a Castillo en un comunicado diciendo que el Ministerio Público actúa "sin ningún tipo de injerencia política, económica o mediática”.

El mandatario, que ha realizado una rotación de ministros sin precedentes durante su mandato, debe decidir ahora si acepta la renuncia de Torres y anunciar su reemplazo, que sería el quinto primer ministro a un año de asumir el gobierno.

Con la salida del primer ministro todos los integrantes del gabinete de 19 ministros debe presentar también su renuncia y el presidente Castillo puede confirmar o renovar a su equipo.

A la incertidumbre política que enfrenta Castillo se suman los conflictos sociales en el segundo mayor productor mundial de cobre, que han frenado operaciones mineras y calado la confianza de los inversionistas, pese a que el mandatario ha moderado su discurso de una mayor intervención estatal en la economía.

La renuncia del primer ministro cayó de sorpresa para el grupo de legisladores que apoya al mandatario en el Congreso.

"Es una de las columnas vertebrales de la gestión y es motivo para que el presidente lo evalúe bien", dijo Edgar Tello, del llamado Bloque Magisterial en el Legislativo y exmiembro del partido marxista Perú Libre que llevó al poder a Castillo.

En tanto desde la oposición saludaron la dimisión. "Espero que sea ahora un independiente en el cargo", dijo el legislador Jorge Montoya, del partido de derecha Renovación Popular.

El Congreso también investiga a Castillo y legisladores de oposición han anunciado recientemente que alistarán una moción para iniciar un nuevo juicio político contra el presidente, que ya sobrevivió a dos intentos de destitución.

Pero para destituir a Castillo se requieren más de 87 votos de los 130 en el fragmentado Congreso unicameral peruano, algo improbable en estos momentos, según analistas.

Perú ha vivido en medio de constantes sobresaltos políticos y ha tenido desde el 2016 cinco presidentes, incluido Castillo, luego de destituciones o renuncias de jefes de Estado.

 

Tags

Publicidad
Publicidad