Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Finlandia busca bloquear totalmente la entrada de turistas rusos

El país nórdico considera que la entrada de habitantes de su país vecino puede provocar “un grave perjuicio” para su posición internacional.
vie 23 septiembre 2022 02:33 PM
(Una persona sostiene un pasaporte ruso en el cruce fronterizo de Vaalimaa entre Rusia y Finlandia)
Las nuevas restricciones empezarán a aplicarse probablemente a partir de la semana próxima, según el ministro de Relaciones Exteriores de Finalandia, Pekka Haavisto.

Finlandia anunció este viernes su intención de bloquear totalmente la entrada al país de turistas rusos aunque tengan visado, alegando que estos pueden causar "un grave perjuicio para la posición internacional de Finlandia".

La medida, que entrará en vigor "lo antes posible", fue acordada este viernes por el presidente finlandés, Sauli Niinistö, y el Comité de Exteriores y Seguridad del Gobierno, en respuesta a la creciente llegada de ciudadanos rusos tras el decreto de movilización para luchar en la guerra de Ucrania.

Publicidad

"Se bloqueará el cruce de todos los turistas a través de la frontera. Esto se aplica tanto a los que viajan con visados Schengen previamente expedidos por Finlandia como a los que viajan con visados Schengen expedidos por otros países", dijo en rueda de prensa el ministro de Exteriores finlandés, Pekka Haavisto.

Las protestas en Rusia contra Putin dejan más de 1,000 detenidos

Según Haavisto, las nuevas restricciones empezarán a aplicarse probablemente a partir de la semana próxima, una vez culmine la preparación técnica y jurídica de la medida.

El jefe de la diplomacia finlandesa aclaró que el veto no afectará a aquellos ciudadanos rusos que lleguen al país nórdico por motivos familiares, laborales, de estudios o por razones humanitarias.

Finlandia se suma así a las tres repúblicas bálticas (Estonia, Letonia y Lituania) y a Polonia, que desde el lunes pasado aplicaron medidas similares, alegando que la entrada de turistas rusos en sus respectivos países puede poner en peligro la seguridad nacional.

A día de hoy, Finlandia, que comparte con Rusia la frontera más larga de la Unión Europea (UE) —1.340 kilómetros—, es el único país comunitario limítrofe con Rusia que acepta la entrada de ciudadanos rusos con un visado expedido por sus propios servicios consulares o por los de cualquier otro país del espacio Schengen.

Las autoridades finlandesas habían intentado sin éxito que la UE acordara prohibir la concesión de visados por turismo a los ciudadanos rusos, pero la falta de acuerdo terminó convirtiendo al país nórdico en la puerta de entrada de los rusos a la Europa comunitaria.

 

Las autoridades finlandesas habían intentado sin éxito que la UE acordara prohibir la concesión de visados por turismo a los ciudadanos rusos, pero la falta de acuerdo terminó convirtiendo al país nórdico en la puerta de entrada de los rusos a la Europa comunitaria.

Con las conexiones aéreas y ferroviarias cortadas por las sanciones europeas contra Moscú, miles de rusos siguen llegando diariamente a Finlandia por carretera, la mayoría cruzando los cuatro puestos fronterizos del sureste de Finlandia (Vaalimaa, Nuijamaa, Imatra y Niirala).

El anuncio del presidente ruso, Vladímir Putin, de que se iban a movilizar a 300,000 reservistas para luchar en Ucrania provocó un aumento inmediato del tráfico fronterizo con dirección a Finlandia.

Ese mismo día cruzaron la frontera sureste, habitualmente la más concurrida debido a su proximidad con San Petersburgo, un total de 4,403 ciudadanos rusos, un 57% más que el mismo día de la semana anterior, y el jueves lo hicieron 5,559 personas, un 107% más.

"Esta mañana sigue habiendo mucha gente, (...) quizá haya aumentado un poco con respecto a ayer", dijo un portavoz de la guardia fronteriza.

Max, un estudiante ruso de 21 años que no quiso dar su apellido, dijo que iba a Finlandia para tomar un vuelo a Alemania con el fin de visitar a sus familiares.

Tres personas habían solicitado asilo el jueves. Ninguna lo había hecho la semana anterior, dijo.

 

Una pareja rusa, Slava, de 29 años, y Evgeniy, de 35, también se marchó ante la incertidumbre de ser llamados a filas en algún momento.

Habían decidido marcharse en el momento en que Putin anunció la movilización parcial el miércoles, dijeron. Dejaron a su perro Moby con unos amigos. Sus familias lloraron cuando se fueron, dijeron.

"En la etapa actual, no nos han llamado, pero no sabemos lo que va a pasar mañana", dijo Slava a Reuters. "No apoyamos lo que está ocurriendo ahora. No queremos formar parte de ello”.

"Fue una decisión difícil (irse). Tenemos planes, tenemos carreras. El mejor escenario es volver. Por otro lado, (salvar nuestra) vida es esencial”.

Los pasos fronterizos terrestres finlandeses han permanecido entre los pocos puntos de entrada a Europa para los rusos después que una serie de países cerraran tanto las fronteras físicas como su espacio aéreo a los aviones rusos en respuesta a la invasión rusa de Ucrania.

"Técnicamente, soy un estudiante, así que no debería temer ser reclutado, pero hemos visto que las cosas están cambiando muy rápidamente, así que asumo que hay una posibilidad", dijo a Reuters tras cruzar la frontera en Vaalimaa.

"Sólo quiero estar a salvo", dijo.

Publicidad
Publicidad