Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Qué sabemos del "viernes sangriento" en una ciudad de Irán?

Varias ONG denuncian que las fuerzas de seguridad dispararon contra manifestantes y mataron a por lo menos 66 personas en una protesta en Zahedán, en el sureste del país.
vie 07 octubre 2022 05:04 AM
viernes-sangriento-zahedan-iran
Irán se ve sacudido durante más de dos semanas por una ola de protestas en todo el país tras la muerte de Mahsa Amini.

Las fuerzas de seguridad iraníes dispararon contra los manifestantes y mataron a decenas de personas la semana pasada en Zahedán, ciudad de la provincia de Sistán Baluchistán, en el sureste de Irán, en momentos en que el país está siendo sacudido por una ola de protestas, acusan varias organizaciones.

Por su parte, los medios de comunicación cercanos al poder iraní describieron los enfrentamientos de Zahedá —que comenzaron el 30 de septiembre después de la oración del viernes— como un "incidente terrorista" dirigido contra una comisaría de policía y que condujo a la muerte de cinco miembros de la Guardia Revolucionaria, el ejército ideológico del régimen.

Publicidad

Durante el "viernes sangriento de Zahedán", las fuerzas de seguridad "reprimieron con sangre" una manifestación que estalló después de las oraciones, afirman varias ONG, según las cuales las imágenes de heridos de bala, la política de discriminación y represión de Teherán en la región es reveladora.

¿Dónde tuvieron lugar los enfrentamientos?

Los enfrentamientos tuvieron lugar en Zahedán, principal ciudad de la provincia de Sistán Baluchistán, en el sudeste y cerca de las fronteras con Afganistán y Pakistán.

Sistán Baluchistán es una de las regiones más pobres y hogar de la minoría baluchi, en la que casi todos se adhieren al islam sunita y no al chiísmo dominante en Irán.

Militantes y ONG lamentan desde hace tiempo que la región sea víctima de discriminación por parte del poder religioso chiíta, con un número desproporcionado de baluchis muertos en enfrentamientos con las fuerzas del orden cada año o condenados y ejecutados.

Amnistía Internacional estima que, en 2021, al menos 19% de todos los condenados a muerte eran miembros de la "minoría étnica baluchi, que representa 5% de la población iraní en su conjunto".

¿Cuál es el origen de las manifestaciones?

Irán se ve sacudido durante más de dos semanas por una ola de protestas en todo el país tras la muerte de Mahsa Amini, una mujer iraní de 22 años de origen kurdo, que falleció tres días después de su detención por violar el estricto código de vestimenta de la República Islámica, que obliga a las mujeres a llevar el velo.

 

Según la ONG Iran Human Rights, las manifestaciones de Zahedán se desencadenaron por acusaciones de que un jefe de policía de la ciudad portuaria de Chabahar —también en la provincia de Sistán Baluchistán— violó a una adolescente de 15 años perteneciente a la minoría sunita baluchi.

La acusación fue hecha pública el mes pasado por el responsable de la oración del viernes en la ciudad de Rask, al sur de Zahedán, provocando protestas que luego se extendieron a la principal ciudad de la región.

¿Cómo fueron los acontecimientos?

Una manifestación tuvo lugar en Zahedán el 30 de septiembre, después de la oración del viernes, informó a AFP Abdolá Aref, director de la ONG Baluch Activists Campaign (BAC).

Los manifestantes se dirigieron luego a la comisaría para protestar por la violación y gritaron consignas contra el líder supremo iraní, el ayatolá Ali Jamenei.

Algunos lanzaron piedras y las fuerzas de seguridad respondieron abriendo fuego, destacó Aref, señalando que "muchas personas fueron abatidas por francotiradores, incluidas personas que no habían participado en las manifestaciones".

Las manifestaciones se extendieron por toda la ciudad y se dirigieron contra otras comisarías.

Según la agencia iraní Tasnim, el grupo rebelde sunita Jaish al-Adl, activo en la región, reivindicó un ataque contra un comisariado.

 

Por su parte, la Campaña de Activistas Baluch (BAC) afirmó en Telegram que se había confirmado la muerte de 88 personas.

¿Cuál es la situación actual?

Según Aref, la situación en Zahedán regresó a la calma, aunque es posible que se celebren nuevas manifestaciones después de la oración de este viernes.

Sin embargo, numerosas personas fueron detenidas durante las operaciones de represión contra las personas que participaron en las manifestaciones, añadió Aref, aunque precisó que el número exacto de esas detenciones aún no fue aclarado.

El presidente iraní Ebrahim Raissi ordenó el jueves la apertura de una investigación sobre estos hechos.

"Tras los recientes acontecimientos de Zahedan, capital de la provincia de Sistan Balushistán, el ministro del Interior Ahmad Vahidi acudió al lugar este jueves por orden del presidente, para hacer una investigación profunda sobre los orígenes y las causas" de la violencia del 30 de septiembre, indicó el sitio de la presidencia en un comunicado.

Newsletter
Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Ve a tu email y consulta tu suscripción

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad
Publicidad