Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Maduro y la oposición venezolana vuelven a la mesa, ¿qué negocian?

El gobierno de facto del país sudamericano y representantes de distintas facciones opositoras llegan mañana a México para reanudar su diálogo interrumpido hace un año.
jue 24 noviembre 2022 07:37 PM
nicolas-maduro-oposicion-dialogo-venezuela
El contexto internacional y el debilitamiento de la oposición, han quitado "incentivos" para que Nicolás Maduro ceda en las negociaciones.

La oposición venezolana agrupada en la Plataforma Unitaria confirmó este jueves la reanudación del proceso de diálogo con el Gobierno de Nicolás Maduro, suspendido en octubre del año pasado, en un comunicado donde no detalló la fecha del reinicio, que Noruega —país mediador— fijó para el sábado 26 de noviembre.

Las conversaciones, que allanan el camino para aliviar las sanciones petroleras de Washington a la nación miembro de la OPEP y buscar soluciones a la crisis política, fueron suspendidas en octubre del 2021 por el gobierno del presidente Nicolás Maduro, molesto por la extradición de Cabo Verde a Estados Unidos de Alex Saab, un empresario de origen colombiano muy cercano a su administración.

Publicidad

Las conversaciones, que allanan el camino para aliviar las sanciones petroleras de Washington a la nación miembro de la OPEP y buscar soluciones a la crisis política, fueron suspendidas en octubre del 2021 por el gobierno del presidente Nicolás Maduro, molesto por la extradición de Cabo Verde a Estados Unidos de Alex Saab, un empresario de origen colombiano muy cercano a su administración.

¿Sobre qué temas discutirán?

La agenda sigue sin cambios: los opositores insisten en un cronograma rumbo a elecciones presidenciales "libres", previstas para 2024, tras acusar a Maduro de reelegirse fraudulentamente en 2018, mientras el gobernante exige levantar sanciones que Estados Unidos impuso a la otrora potencia petrolera.

No obstante, las partes firmarán un acuerdo para liberar recursos venezolanos bloqueados en el extranjero, informó el gobierno en un comunicado. Los fondos servirían para aliviar el colapso de servicios básicos.

El acuerdo asistirá a por lo menos 50% de la población venezolana, de 28 millones de habitantes, que viven en pobreza, según datos revelados este mes por el estudio ENCOVI, el más importante que mide las condiciones de vida de la población.

Una fuente vinculada al proceso dijo a la AFP que las delegaciones sostendrán una primera "jornada de trabajo" el viernes por la tarde y que aún no hay consenso sobre los próximos comicios y sus condiciones.

 

Jorge Rodríguez, presidente de la Asamblea Nacional dominada por el oficialismo venezolano y a la vez jefe de la delegación del Gobierno en la mesa de diálogos, dijo en un comunicado que al grupo oficialista se sumó Camila Fabri, la esposa de Saab, y que en México firmarán un "acuerdo social”.

El acuerdo, agregó Rodríguez, crea "un mecanismo práctico para abordar necesidades sociales vitales" y atender problemas en la prestación de servicios públicos como la electricidad, y los de salud y escuelas, usando dineros que esperan descongelar en el sistema financiero internacional, pero no dio detalles sobre montos o plazos.

Rodríguez, que reiteró el viejo reclamo gubernamental de que Saab sea excarcelado, dijo que el acuerdo social "expresa así el derecho de nuestro pueblo al disfrute de sus activos y recursos, ilegal e injustamente bloqueados".

¿Cómo llegan la oposición y el chavismo?

El grupo antichavista aseguró que acude al diálogo "con la urgencia y la voluntad de encontrar, de una vez por todas, acuerdos tangibles y reales que se traduzcan en soluciones para la crisis humanitaria (...) y, especialmente, la construcción de condiciones e instituciones que garanticen, entre otras cosas, elecciones libres y observables”.

"Agradecemos el interés y apoyo que han mantenido diferentes gobiernos de países amigos para que sea posible este reinicio. Contamos con que ese apoyo de la comunidad internacional continúe y se intensifique a lo largo del proceso", agregó la plataforma.

 

Analistas como el consultor político Pablo Andrés Quintero consideran que el contexto internacional, además de un debilitamiento de la oposición, han quitado "incentivos" para que Maduro ceda.

La crisis energética que desató la guerra en Ucrania elevó el atractivo del crudo venezolano para Washington, que mantiene un embargo petrolero sobre Caracas, en tanto la región experimenta un viraje político a la izquierda.

El dirigente opositor Juan Guaidó ha perdido aliados clave desde que en 2019 se autoproclamó presidente encargado invocando su condición de líder del Parlamento, con respaldo de medio centenar de países encabezados por Estados Unidos.

Los partidos opositores también perdieron las elecciones regionales del año pasado, en las que participaron tras boicotear por denuncias de fraude las presidenciales de 2018 y las legislativas de 2020, y su poder para convocar protestas se desplomó.

Maduro, en tanto, busca contactos directos con la administración del presidente estadounidense Joe Biden, que envió delegados a Caracas en mayo y junio.

Washington sigue desconociendo a Maduro y considera a Guaidó el líder "legítimo" de Venezuela, pero expresó disposición a revisar sus sanciones, en medio de la crisis energética provocada por la invasión rusa de Ucrania.

Europa también busca salidas y Maduro dice estar "listo" para proveerle petróleo y gas.

 

Estados Unidos además prepara una licencia ampliada para las operaciones de la petrolera Chevron en Venezuela si se realiza el encuentro entre el Gobierno venezolano y la oposición, según tres de las fuentes citadas por la agencia Reuters.

Se espera que Chevron, la compañía petrolera más grande de Estados Unidos, obtenga tan pronto como el sábado la aprobación de Washington para expandir sus operaciones en Venezuela. La aprobación le permitiría producir y exportar crudo, agregó una fuente.

Una economía en crisis

Maduro, cuya reelección en 2018 fue desconocido por Estados Unidos y algunos países occidentales por considerarla una fraude, sostiene que las sanciones son las responsables de los problemas sociales y económicos del país porque le impide mover sus recursos en el exterior o debe pagar sobrecostos al importar productos, entre otros.

Pero economistas dicen que ya la economía del país sufría desde el 2014, cuando aún no existían las sanciones.

La llegada de la hiperinflación a fines del 2017, una caída de la producción petrolera y la contracción del PIB, ha llevado desde entonces al menos siete millones de venezolanos a migrar hacia otros países.

Desde finales del pasado año la economía ha repuntado luego de que el Gobierno flexibilizó en 2019 los controles a la economía y permitió transacciones en divisas, dando oxígeno a varios sectores.

La vicepresidenta Delcy Rodríguez, hermana del negociador oficialista, dijo el jueves que con "el reinicio del diálogo de México se abre camino a la normalización de aspectos económicos. Se inicia una nueva etapa". No ofreció detalles.

Impulso internacional

Promotor de este regreso a la mesa, el presidente francés, Emmanuel Macron, consideró este hecho como una "excelente noticia" y garantizó su respaldo para el logro de "resultados concretos”.

El reinicio del diálogo fue anunciado el miércoles por el presidente colombiano, Gustavo Petro, indicando que la ronda se extenderá hasta el sábado.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, confió en "que haya acuerdos" de esta nueva tentativa, en la que Petro, primer mandatario izquierdista de Colombia, desempeña un rol clave.

Tras asumir el poder el 7 de agosto, Petro restableció relaciones diplomáticas con Caracas, rotas en 2019 por diferencias entre su antecesor, Iván Duque (2018-2022), y Maduro.

Venezuela, en tanto, acoge los diálogos de paz entre el gobierno colombiano y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN). El mandatario colombiano realizará una visita oficial a México este viernes.

La reunión consolida el impulso dado el pasado 11 de noviembre en París cuando Petro, Macron, el presidente de Argentina, Alberto Fernández, y la canciller noruega, Anniken Huitfeldt, se reunieron con los principales negociadores venezolanos.

Tras el encuentro, realizado durante la quinta edición del Foro de París sobre la Paz, los dignatarios llamaron a las partes a retomar el diálogo y consideraron la negociación como "única vía" para superar la crisis que ha forzado unos siete millones de venezolanos, según Naciones Unidas.

Con información de AFP y EFE

Publicidad
Publicidad