Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

estilos qatar

markup

Publicidad

¿Por qué Bangladesh le da todo su apoyo a la selección de Argentina?

Desde México 86, cuando el equipo albiceleste venció a Inglaterra con una gran actuación de Diego Armando Maradona, este país del sureste asiático celebra los triunfos argentinos como propios.
lun 28 noviembre 2022 07:02 PM
Fans de Argentina en Daka, Bangladesh, reaccionan durante el juego de Argentina contra Arabia Saudita.
Los juegos de Argentina se viven como los partidos locales.

La victoria de Argentina contra México en el mundial Qatar 2022 fue festejada en Buenos Aires y otras ciudades del país sudamericano, pero también en un país tan distante como Bangladesh, en el sureste asiático.

Grandes banderas de Argentina fueron desplegadas en los edificios de Daca, la capital de Bangladesh, en la previa al partido con la selección mexicana y una presentadora de televisión bangladesí vestía la camiseta de argentina durante un noticiero. En la madrugada del domingo, después de que la victoria se concretara, miles de aficionados salieron a las calles para celebrar el triunfo de Lionel Messi y compañía.

Publicidad

Reino Unido, un enemigo en común

Bangladesh se encuentra a 17,000 kilómetros de Argentina. A pesar de que su territorio es de 148,460 kilómetros cuadrados —mucho más chico que los 2.78 millones de kilómetros cuadrados de Argentina— su población es de 165 millones de personas, más del triple de la del país sudamericano.

Aunque son muy lejanos, los dos países tienen un enemigo común: Reino Unido.

Al igual que otros países del sureste asiático —como India, Nepal y Pakistán—, Bangladesh fue dominado por varios siglos por el Imperio Británico. Además de la imposición de su cultura, los británicos también provocaron varias hambrunas en el país.

La peor hambruna sucedió durante la Segunda Guerra Mundial. En 1942, el primer ministro británico Winston Churchill ordenó cortar los suministros a Bangladesh —que entonces formaba parte de Pakistán—, pues creía que los bangladesíes podían llegar a colaborar con Japón, que ya había invadido Birmania (la actual Myanmar), de acuerdo con información del diario argentino Clarín.

Este bloqueo, combinado con la hiperinflación y la exportación de alimentos al frente, provocó la hambruna de Bengala en 1943. Se estima que murieron entre 1.5 millones y 3 millones de bengalíes —el principal grupo étnico de la actual Bangladesh— fallecieron de desnutrición y sus causas derivadas durante ese periodo.

 

Bangladesh se independizó en 1971 después de una guerra sangrienta entre India y Pakistán. El país vivió más hambrunas, pobreza e inestabilidad política. Apenas hasta 1991 recuperó su democracia, indica un reporte de la DW.

Para Argentina, los británicos ocupan ilegalmente desde 1833 las Islas Malvinas (Falkland para Reino Unido), territorio por el que ambos países fueron a la guerra en 1982. En menos de dos meses, Reino Unido venció a los argentinos.

A pesar de haber restablecido relaciones, el país sudamericano aún se sostiene que las Malvinas le pertenecen y se conserva un resentimiento hacia la corona británica.

Maradona, el origen de una pasión

Argentina, que había salido campeón en el mundial celebrado en su país en 1978, no interrumpió su preparación para el mundial España 82 a pesar del conflicto con Reino Unido. "Desde nuestro humilde puesto debemos intentar darle al mundo, a través del fútbol, una imagen cabal de lo que somos”, decía el entonces técnico argentino, César Luis Menotti.

Argentina debutó en ese mundial con una derrota ante Bulgaria el 13 de junio de 1982. Solo un día después, se anunció la rendición argentina en las Malvinas. El representativo argentino se fue en segunda ronda, luego de ser derrotado por Italia y su archirrival, Brasil.

Aunque había posibilidades de un enfrentamiento entre Argentina y alguno de los conjuntos de Reino Unido —Inglaterra, Escocia e Irlanda del Norte— este no sucedió.

 

El 22 de junio de 1986, Argentina se enfrentó a Inglaterra en el Estadio Azteca en Ciudad de México, en un duelo de cuartos de final. Diego Armando Maradona forjó su leyenda en ese encuentro con dos de los goles más recordados de la historia: la “mano de Dios” y otro calificado como el “gol del siglo” por la manera en la que Maradona eludió a toda la defensa inglesa desde media cancha.

Ese partido no solo se sintió como una revancha para los argentinos por la derrota en las Malvinas, sino también una venganza para los bangladesíes, pakistaníes e indios.

"Es por Maradona y aquellos goles que le metió a Inglaterra en el Mundial de 1986. Mucha gente por rechazo al colonialismo británico y por esa historia del pequeño que gana al grande enloqueció con Argentina. Desde entonces, la gente se hizo fanática de ellos", dijo el periodista británico-bengalí Misha al periódico El Confidencial.

La locura por la selección argentina no se limita a Bangladesh, pues también cuenta con un importante apoyo en India, Nepal y Pakistán.

“Muchos de nosotros hemos crecido escuchando hablar de Diego Maradona. Nos enamoramos de él. Es un ídolo para todos los que apoyamos a la selección argentina y su muerte fue un shock para todos. Espero que el equipo de ahora pueda levantar el trofeo, eso sería el mayor tributo para Diego”, dijo a la agencia AFP Mohammed Suhail Ali, uno de los fundadores de la Argentina Fans Qatar, una brigada internacional que apoya a la albiceleste, conformada principalmente por indios residentes en Qatar.

Las selecciones de India o Bangladesh nunca han disputado un Mundial. Aunque el futbol es bastante popular en estos países, el verdadero deporte nacional es el críquet.

Newsletter
Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Ve a tu email y consulta tu suscripción

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad

Qatar Widget Scripts

Publicidad