Publicidad
Publicidad

La extradición del 'Chapo' puede fortalecer la relación en seguridad México-EU

La acción traerá beneficios en materia de seguridad, según funcionarios de seguridad de ambas naciones.
En manos de EU
En manos de EU El capo es dejado en manos de agentes de la DEA y del Departamento de Seguridad Nacional a su llegada a Nueva York. (Foto: HO/AFP)

Independientemente de que la decisión de extraditar al narcotraficante Joaquín 'el Chapo' Guzmán haya sido tomada para honrar al expresidente de Estados Unidos, Barack Obama, o para calmar al presidente actual, Donald Trump, funcionarios de seguridad de ambas naciones dicen que es algo que tendrá beneficios en materia de seguridad.

Guzmán, el temido dirigente del cártel de Sinaloa que saltó a la fama a nivel internacional luego de dos fugas de la cárcel, fue extraditado de una prisión en el norte de México hacia Nueva York el jueves, en la víspera de la ceremonia de asunción de Trump.

Aunque algunos funcionarios mexicanos consideraban que su extradición sirve como un reconocimiento para la independencia de Obama, otros lo vieron como una táctica de apertura ante lo que con seguridad serán tensas relaciones comerciales con un al parecer nada amistoso gobierno de Trump.

Publicidad

Pero funcionarios y exfuncionarios de seguridad en ambos lados de la frontera consideran que la acción mejoraría la cooperación en seguridad e incluso las relaciones bilaterales.

null"Lo que pasó hoy es algo que representa una victoria tanto para México como para Estados Unidos", dijo Leo Silva, quien trabajó para la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) en Monterrey hasta 2015. "Esto obviamente va a mejorar las cosas".

De acuerdo con un funcionario de seguridad estadounidense en México, tanto las fuerzas de Estados Unidos como las mexicanas están "muy avanzadas" en el proceso para identificar a quien sería el próximo "Chapo".

Publicidad

Lee: ¿Qué tanto impactará la extradición del 'Chapo' al cártel de Sinaloa?

"Desde el lado mexicano, ellos trabajan mucho con nosotros, mucho más de lo que la gente cree", dijo el funcionario, quien no está autorizado para hablar con la prensa. "Ellos piensan que van a recibir más apoyo de nuestra parte, están haciendo fila (pero) realmente no veo un gran cambio. Quizás, una mejora".

Una relación con altibajos

Publicidad

La cooperación en seguridad no siempre ha sido buena, y México, con sus orgullosas tendencias nacionalistas, muchas veces ha rechazado lo que considera como la intervención estadounidense en sus asuntos.

nullSilva expresó que luego de que Vicente Fox se convirtió en presidente en 2000, México tuvo un menor acceso a las agencias de seguridad estadounidenses. Sin embargo, el sucesor de Fox. Felipe Calderón, estuvo más dispuesto a recibir ayuda de Estados Unidos y Silva expresó que él podía toma el teléfono y comunicarse directamente con la entonces titular de la Procuraduría General de la República, Marisela Morales.

Publicidad

La elección como presidente de Enrique Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional, representó en 2012 un retroceso, alejando a los funcionarios estadounidenses y un nuevo procurador, Jesús Murillo Karam, a quien Silva calificó como "distante".

Sin embargo, luego de un inicio complicado, las relaciones pronto mejoraron y la inteligencia estadounidense, particularmente los alguaciles encargados de buscar a fugitivos, se convirtieron en un componente clave de muchos arrestos de alto nivel que han ocurrido durante el gobierno de Peña Nieto.

"Es parecido a lo que estábamos haciendo y recibiendo con Calderón, salvo que este gobierno actual no habla sobre ello o le da publicidad al hecho de que están trabajando juntos", dijo un ex agente de la DEA que trabajó en casos mexicanos.

Publicidad

nullLuego de la victoria de Trump, quien ha amenazado con abandonar el Tratado de Libre Comercio para América del Norte, imponer tarifas contra las empresas estadounidenses que fabrican sus productos en México y deportar a millones de inmigrantes ilegales, algunos especularon que los años de cooperación en seguridad se desvanecerían conforme México trataba de demostrar que no sería arrollado por el rudo magnate neoyorquino.

Lee: 'El Chapo' Guzmán se declara inocente en Estados Unidos

Pero más allá de todo fanfarroneo, fuentes policiales de ambas naciones dijeron que era poco probable que eso ocurra y que las cosas incluso mejorarán si Trump, un republicano que promueve la ley y el orden y que ha reiterado su apoyo a la policía y los soldados, se concentraba más en el combate contra los carteles mexicanos.

Publicidad

"El crimen y las pandillas y las drogas que han robado tantas vidas y hurtado a nuestro país de tanto potencial no consumado", dijo Trump en su discurso de asunción el viernes. "Esta carnicería estadounidense termina aquí mismo y en ese momento".

Las cosas mejorarán entre ambos países

Publicidad

Un funcionario mexicano anticorrupción rechazó de plano la idea de que México podría excluir a Estados Unidos de las cuestiones de seguridad.

"El gobierno va a hacer lo necesario para continuar con la política que siempre ha tenido de combatir al crimen organizado", dijo.

Lee: 'El Chapo' Guzmán librará la pena de muerte en EU

Publicidad

Vito Guardino, quien trabajó para la DEA durante 30 años, dijo que el gobierno estadounidense usa la extradición como una medida para determinar la disposición a cooperar de otros países.

Pero si Estados Unidos no obtenía lo que quería, dijo, encontró formas de obligar a otros países a cooperar, una realidad de la que difícilmente no estaría consciente México, que depende mucho del comercio con Estados Unidos.

Por ejemplo, Guardino dijo que cuando Colombia dejó de extraditar a narcotraficantes a Estados Unidos a fines de la década de 1980, el gobierno estadounidense usó un esquema de recompensas y castigos, amenazando con sanciones al tiempo de preparar el multimillonario Plan Colombia.

Publicidad

De esa forma, la extradición de el Chapo representa una muestra calculada de fe de parte de México, que también ha indicado al equipo de Trump que está dispuesto a reforzar la frontera norte y reducir tanto el contrabando de drogas como la inmigración ilegal.

Las tensiones políticas con mucho en juego fueron, sin embargo, solamente una forma de ver las cosas, dijo Guardino al igual que varios otros. Las relaciones con funcionarios de seguridad de otros países muchas veces tardan años en ser construidas y dependen de la confianza en situaciones peligrosas.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad