Publicidad
Publicidad

OPINIÓN: La verdadera amenaza china

La realidad es que los vecinos de China comprenden mucho mejor la amenaza china real que los estadounidenses promedio, opina Minxin Pei.
¿Peligro?
¿Peligro? Aunque China es grande, sigue siendo un país relativamente pobre. (Foto: pengpeng/Getty Images)

Nota del editor: Minxin Pei es profesor de Gobierno en la Universidad Claremont McKenna y escribió el libro China's Crony Capitalism. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de su autor.

(CNN) — En la muy difundida entrevista que Steve Bannon , exjefe de estrategas de Donald Trump, dio a la revista American Prospect, se ofreció un panorama apocalíptico respecto a China. "Estamos en una guerra económica con China", advirtió Bannon, según el reportaje. "Uno de nosotros tendrá la hegemonía en 25 o 30 años y serán ellos si seguimos por este rumbo", predijo el máximo defensor del nacionalismo económico estadounidense.

Aunque parezca que Bannon exagera, su pesimismo respecto a China refleja un temor generalizado en Estados Unidos. De hecho, según la más reciente encuesta mundial del Pew Research Center sobre percepción de amenazas , China es la quinta amenaza más grave para Estados Unidos, superada solamente por ISIS, los ciberataques, el cambio climático y Rusia. Por otro lado, de los 37 países que Pew analizó, solo seis incluyeron a China en las cinco amenazas más importantes. Es notable que esos países (India, Japón, Vietnam, Australia, Corea del Sur y Filipinas) se sitúen en las cercanías de China y que cuatro tengan disputas territoriales o marítimas con China.

Esto podría servir para que pienses que los temores relacionados con el poderío militar de China (fuente de nerviosismo entre los vecinos de China) también son la causa de que los estadounidenses lo perciban como amenaza.

Publicidad

Sin embargo, a los estadounidenses les preocupa mucho más la amenaza económica de China que el poderío militar de ese país, cuestión que se destacó en otra encuesta que Pew llevó a cabo en abril . En ese estudio, la mayoría de los estadounidenses encuestados (el 52%) dijo que les preocupaba el poderío económico de China, mientras que solo el 36% dijo que le preocupaba su poderío militar. De las cinco inquietudes principales, tres fueron económicas: la primera era "la gran cantidad de deuda estadounidense en manos de China", mientras que la cuarta y la quinta fueron, respectivamente, "la pérdida de empleos estadounidenses" y "el déficit comercial de Estados Unidos con China". (La segunda y la tercera fueron "los ciberataques procedentes de China" y "el impacto de China en el medioambiente").

Lee: Trump prepara un movimiento agresivo contra China en comercio

Estas posturas contradictorias suscitan una pregunta obvia: ¿la verdadera amenaza china es el creciente poderío económico o sus capacidades militares?

La realidad es que los vecinos de China comprenden mucho mejor la amenaza china real que los estadounidenses promedio. La mayor amenaza china es su posible dominio en la región Asia-Pacífico… si Trump cumple su promesa de seguir una política exterior en la que "Estados Unidos es primero".

Publicidad

Es fácil entender por qué la opinión pública estadounidense considera que China es, principalmente, una amenaza económica. Si para algo sirvió la campaña presidencial de 2016 fue para ahondar la confusión popular respecto al comercio y a las finanzas internacionales. Cuando era candidato, Donald Trump pregonó que el comercio internacional es un juego en el que solo hay un ganador; convenció a muchos estadounidenses de que el déficit comercial es síntoma de debilidad nacional y que el libre comercio, particularmente con China, está acabando con el empleo. Pero si haces unos cálculos sencillos, notarás que la competencia económica de China difícilmente es una amenaza existencial a la prosperidad estadounidense.

Aunque China es grande, sigue siendo un país relativamente pobre: tiene un ingreso per cápita de alrededor de 15,000 dólares al año (alrededor de 270,000 pesos) en poder adquisitivo , lo que representa una cuarta parte del ingreso per cápita en Estados Unidos. Es probable que China tarde décadas en ser tan rico como Estados Unidos. Gracias a sus exportaciones (que fueron de 2,100 billones de dólares en 2016 ), China es el mayor exportador por volumen. Sin embargo, una tercera parte de esta cifra representa al "comercio de procesos" (China ensambla partes de alta tecnología importadas y luego exporta el producto terminado). En otras palabras, la sofisticación tecnológica de China está muy rezagada respecto a la estadounidense.

Lee: La economía de China crece 6.9% en el segundo trimestre

El único aspecto en el que China parece representar una amenaza para Estados Unidos es el manufacturero porque la mayor parte del comercio entre Estados Unidos y China consiste en bienes manufacturados. Sin embargo, la economía estadounidense es predominantemente de servicios; la manufactura representa solamente 12 millones de los 140 millones de empleos no agrícolas de Estados Unidos (en 2014) y alrededor del 12% del PIB actual (medido en términos de valor agregado). Como China no envía a sus abogados, a sus contadores ni a sus plomeros a Estados Unidos, la mayoría de los estadounidenses están aislados de la competencia económica de China.

Publicidad

Si comparamos todo esto con la situación de los vecinos de China (quienes hacen la mayor parte de sus operaciones comerciales con China), vemos que la amenaza es casi exclusivamente militar y regional. La mayoría de los estadounidenses están protegidos por las fuerzas armadas más poderosas del mundo y tienen al océano Pacífico como amortiguador, así que no pierden el sueño por la amenaza militar china.

Pero si vives al lado del titán de Asia, entonces es mucho más probable que tengas miedo… y tal vez con razón. El ocupante actual de la Casa Blanca, incitado por el recién "desaparecido" sr. Bannon, es partidario del "Estados Unidos es primero". Eso usualmente significa, entre otras cosas, que considera que los compromisos de seguridad de Estados Unidos en Asia son cargas costosas e innecesarias. Si eso es lo que Donald Trump cree realmente, entonces podría demostrarse que los temores de los vecinos de China (aún más que los de los estadounidenses) están justificados.

A principios de agosto, el Pew Research Center publicó los resultados de una encuesta en la que pidieron a ciudadanos de 38 países que mencionaran una amenaza importante para su país. Este es el primero de una serie especial de editoriales que también se publicaron en Fareed's Global Briefing (de Fareed Zakaria, de CNN), en el que se analizan las cuestiones que los estadounidenses perciben como amenazas. Puedes suscribirte al boletín de Global Briefing aquí .

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad